publicidad

El Papa examinará casos de pederastia entre obispos irlandeses

El Papa examinará casos de pederastia entre obispos irlandeses

El episcopado irlandés fue convocado los próximos 15 y 16 de febrero para tratar los casos de abusos sexuales.

Encubrieron abusos

DUBLIN - El papa Benedicto XVI convocó al Vaticano al episcopado irlandés los próximos 15 y 16 de febrero, para examinar los casos de pederastia que han sacudido a la iglesia católica en ese país.El vocero vaticano, Ciro Benedettini, confirmó que el Papa escribió a los ordinarios irlandeses convocándoles en el Vaticano el 16 y el 16 de febrero, aunque no quiso dar más detalles.

El episcopado irlandés es acusado de haber encubierto los abusos sexuales a niños por parte de curas católicos durante décadas.

Dos funcionarios eclesiásticos irlandeses dijeron que el Papa hablará en grupo e individualmente con los 27 obispos irlandeses, tres arzobispos y al cardenal Sean Brady.

Carta pastoral

Agregaron que esas conversaciones influirán en la carta pastoral de Benedicto XVI a los cuatro millones de católicos irlandeses tras la difusión de las noticias sobre abusos generalizados de menores en el seno de la iglesia irlandesa.

Ambos funcionarios hablaron con The Associated Press a condición de guardar el anonimato porque El Vaticano debe hacer todos los anuncios relativos al encuentro.

Normalmente, los obispos tienen una audiencia papal una vez cada cinco años. El precedente de dicho encuentro fue el mantenido por su predecesor Juan Pablo II con los cardenales estadounidenses en 2002, tras los escándalos de pederastia en algunos sectores sacerdotales norteamericanos.

publicidad

Protegieron abusos

Un informe elaborado por una comisión presidida por la juez Yvonne Murphy concluyó en noviembre pasado, luego de tres años de investigaciones, que los responsables de la arquidiócesis de Dublín protegieron a los autores de los abusos y no los señalaron a la policía durante más de tres décadas.

El informe de Dublín, publicado en noviembre, examinó los casos de 46 sacerdotes que magrearon o violaron a menores -y por qué los obispos nada dijeron a la Policía hasta 1995, cuando las primeras víctimas iniciaron demandas civiles.

El pasado 11 de diciembre, el Papa se reunió por primera vez con las mayores autoridades de la iglesia Católica irlandesa así como con autoridades de la Curia romana para evaluar el caso.

Crímenes abominables

Al término de la reunión, el Papa condenó tales "crímenes abominables" y prometió indagar y tomar medidas por el encubrimiento acordado por las autoridades eclesiásticas.

Los obispos irlandeses pidieron públicamente "perdón" a las víctimas y lamentaron los errores cometidos al encubrir los hechos.

Varios obispos han dimitido tras haber sido mencionados negativamente en el informe.

El informe documentó además cómo la Policía y otros funcionarios estatales de bienestar social trataron con deferencia a los sacerdotes, lo que permitió la protección de los pederastas en el seno de la Iglesia.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad