publicidad
Es la primera ocasión en la que el papa Bergoglio se refiere al caso.

El Papa estudia la presunta malversación de fondos atribuida a Bertone

El Papa estudia la presunta malversación de fondos atribuida a Bertone

El Sumo Pontífice hizo esta declaración a la prensa durante el vuelo de regreso a Roma desde Israel.

Es la primera ocasión en la que el papa Bergoglio se refiere al caso.
Es la primera ocasión en la que el papa Bergoglio se refiere al caso.

El papa Francisco dijo este lunes que se está estudiando "la cuestión de los quince millones" de euros, como denominó la presunta malversación de fondos atribuida al cardenal Tarsicio Bertone y aseguró que "no está claro" qué pasó.

El pontífice hizo esta declaración a la prensa en el vuelo de regreso a Roma desde Israel y que recogieron varios medios, como el diario "La Stampa".

"Somos pecadores, somos débiles. La Secretaría de Economía ayudará a evitar escándalos y problemas", declaró el papa argentino en alusión a la admnistración de los asuntos económicos en el Vaticano.

Es la primera ocasión en la que el papa Bergoglio se refiere al caso atribuido en la prensa al exsecretario de Estado vaticano, Bertone.

publicidad

Hace unos días la Santa Sede desmintió las informaciones que mantenían que el cardenal está siendo investigado por malversación de fondos.

Habría desviado 15 millones de euros

El diario alemán "Bild" aseguró que Bertone está siendo investigado por la Autoridad de Información Financiera (AIF) por desvío de capitales.

En concreto, el rotativo señaló que Bertone, supuestamente, desvió 15 millones de euros a la productora italiana Lux Vide, vinculada a su íntimo amigo y productor Ettore Bernabei.

El propio Bertone negó dicha información y puntualizó que el acuerdo entre el Instituto para Obras de Religión (IOR), conocido como "banco vaticano", y la productora fue "discutido y aprobado" por organismos de la Santa Sede el pasado diciembre.

La última polémica en la que se vio envuelto el purpurado fue la relativa a la supuesta opulencia del ático en el que vivirá, que, según publicaron los medios el pasado abril, provocó el enfado del papa Francisco.

El cardenal desmintió el supuesto malestar del pontífice y destacó que recibió una llamada telefónica del papa para mostrarle "su solidaridad y su pesar por los ataques" sufridos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad