publicidad
Tu Primer Clic: el Papa era vigilante de un club nocturno

El Papa dice que el defecto de la Curia es ocuparse sólo del Vaticano

El Papa dice que el defecto de la Curia es ocuparse sólo del Vaticano

Francisco calificó a la Iglesia Católica de "demasiado vaticano-céntrica" en una entrevista publicada por un diario italiano.  

Tu Primer Clic: el Papa era vigilante de un club nocturno
Tu Primer Clic: el Papa era vigilante de un club nocturno

El Sumo Pontífice calificó a la Iglesia de "demasiado vaticano-céntrica"

El Papa Francisco calificó este martes a la Iglesia Católica de "demasiado vaticano-céntrica" en una entrevista publicada por un diario italiano.

Las declaraciones del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica aparecen el mismo día en que el papa argentino inauguró el Grupo de los Ocho cardenales que lo ayudará en la reforma de la Curia y cambios en el gobierno de la Iglesia.

En una entrevista concedida al fundador del diario La Repubblica, Engenio Scalfari, Francisco dijo que la Iglesia "es demasiado vaticano-céntrica" y pidió a la Iglesia que se comprometa más con el mundo moderno.

También aseguró que "los jefes de la Iglesia a menudo han sido narcisistas, amantes de la adulación y excitados de forma negativa por sus cortesanos. La corte es la lepra del papado", subrayó.

publicidad

El Papa precisó que a pesar de que la curia (gobierno de la Iglesia) no es en sí una corte, sí que hay "cortesanos". Y explicó que tras ser elegido al frente de la Iglesia Católica el pasado mes de marzo, consideró durante breves instantes la posibilidad de rechazar el puesto. "Antes de aceptar, pregunté si podía retirarme unos minutos a una habitación contigua a la del balcón sobre la plaza... Sentí mucha ansiedad", dijo.

"Cerré los ojos y todos los pensamientos desaparecieron. Incluso el de rechazar aceptar la designación. En algún momento, una gran luz me llenó. Duró un momento, pero a mí me pareció mucho tiempo", añadió.

Iglesia moderna

En otra parte de la entrevista, Francisco dijo que "la Iglesia tiene que volver a ser una comunidad del pueblo de Dios y los presbíteros, los párrocos y los obispos deben estar al servicio del pueblo de Dios".

Para el ex Arzobispo de Buenos Aires, en el pasado "los jefes de la Iglesia han sido a menudo narcisistas, adulados por sus cortesanos" y agregó que "la Corte es la lepra del papado".

Sobre su visión de la Iglesia, explicó que no se debe basar en el "proselitismo" sino "en escuchar las necesidades, las desilusiones, la desesperación y dar esperanza a los jóvenes y ayudar a los viejos, abrir al futuro y difundir el amor. Ser pobres entre los pobres".

publicidad

El papa argentino precisó que en el Concilio Vaticano II se decidió "mirar al futuro con espíritu moderno y abrir a la cultura moderna, que significaba ecumenismo religioso y diálogo con los no creyentes".

Reconoció que "hasta ahora se ha hecho poco" y anunció que él tiene "la humildad y la ambición" de llevar a cabo ese camino de la Iglesia hacia la modernidad.

Del Grupo de los Ocho instalado hoy, el Papa dijo que "no son cortesanos sino personas sabias, animadas por mis mismos sentimientos. Esto es el inicio de una Iglesia con una organización no sólo vertical sino también horizontal".

Francisco también criticó el "liberalismo salvaje" que hace que "los fuertes se hagan más fuertes, los débiles más débiles y los excluidos más excluidos", y añadió que "se necesitan reglas de comportamiento y si fuera necesario también la intervención del Estado para corregir las desigualdades más intolerables".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad