publicidad
Benedicto XVI pidió a los presentes en la tradicional ceremonia dirigirse al “niño de Belén” y pedirle, dando voz de los que no tienen voz, que salve a todos los seres humanos, especialmente a quienes padecen situaciones difíciles.

El Papa clama por la paz en Siria y a los focos violentos del mundo

El Papa clama por la paz en Siria y a los focos violentos del mundo

Benedicto XVI impartió el domingo la bendición 'Urbi et orbi' y deseó a los fieles Feliz Navidad en 65 idiomas.

Benedicto XVI pidió a los presentes en la tradicional ceremonia dirigirs...
Benedicto XVI pidió a los presentes en la tradicional ceremonia dirigirse al “niño de Belén” y pedirle, dando voz de los que no tienen voz, que salve a todos los seres humanos, especialmente a quienes padecen situaciones difíciles.

Sumo Pontífice de la Iglesia Católica deseó Feliz Navidad en 65 idiomas e impartió bendición "Urbi et orbi"

CIUDAD DEL VATICANO - El papa Benedicto XVI clamó el domingo porque el nacimiento de Jesús, que se celebra este día, lleve la paz a Siria y a los principales focos de violencia del planeta, durante su mensaje navideño “Urbi et orbi” (a la ciudad y al mundo).

El Papa deseó el domingo feliz Navidad al mundo en 65 lenguas distintas y expresó que el nacimiento de Cristo lleve paz a las familias, consuelo a los sufrientes y renueve los corazones de los creyentes.

Ante más de 50 mil personas que desde primera hora se congregaron en la Plaza de San Pedro y desde el balcón central de la Basílica del mismo nombre, su Sumo Pontífice de la Iglesia Católica anunció la Navidad y exclamó: “Cristo nos ha nacido. Gloria a Dios en el Cielo y paz a los hombres que él ama”.

publicidad

La noche anterior el Papa presidió la Misa de Gallo en la Basílica de San Pedro, que conmemora el nacimiento de Cristo.

Humanidad afligida

Benedicto XVI pidió a los presentes en la tradicional ceremonia dirigirse al “niño de Belén” y pedirle, dando voz de los que no tienen voz, que salve a todos los seres humanos, especialmente a quienes padecen situaciones difíciles.

“Que él socorra a la humanidad afligida por tantos conflictos que todavía hoy ensangrientan el planeta”, dijo. “Que haga cesar la violencia en Siria, donde ya se ha derramado tanta sangre”, agregó.

“Que favorezca la plena reconciliación y la estabilidad en Irak y Afganistán. Que dé un renovado vigor a la construcción del bien común en todos los sectores de la sociedad en los países del norte de África y Oriente Medio”, pidió el Papa.

Tierra Santa

También el Obispo de Roma (otro de los títulos que ostenta el Papa), deseó que Cristo conceda la paz y la estabilidad a la Tierra Santa, alentando a la reanudación del diálogo entre israelíes y palestinos.

Llamó a los presentes a invocar el “auxilio divino” para los pueblos del Cuerno de África, que sufren a causa del hambre y la carestía, a veces agravada por un persistente estado de inseguridad.

Luego instó a la comunidad internacional a no hacer faltar su ayuda a los prófugos de esta región, duramente probados en su dignidad.

publicidad

“Que el Señor conceda consuelo a la población del sureste asiático, especialmente de Tailandia y Filipinas, que se encuentran aún en grave situación de dificultad a causa de las recientes inundaciones”, auguró.

Confianza recíproca

El fin de semana pasado la tormenta Washi golpeó el sur de Filipinas dejando un saldo de unos 3 mil muertos y cerca de 500 mil damnificados.

“¡Feliz Navidad a los romanos y a los italianos! Que el nacimiento de Cristo salvador ayude a los habitantes del país entero a crecer en la confianza recíproca para construir juntos un futuro de esperanza, más fraterno y solidario”, dijo en italiano.

Luego de dar unos mensajes en francés, inglés y alemán, exclamó en español: “¡Feliz Navidad! Que la paz de Cristo reine en vuestros corazones, en la familias y en todos los pueblos”.

Cuando pronunció esas palabras decenas de feligreses respondieron con aplausos y gritos, mientras un grupo de mexicanos agitó una bandera de su país.

Diálogo y colaboración

El Papa pidió además que “el nacimiento del Salvador del Mundo afiance las perspectivas de diálogo y la colaboración en Myanmar, en la búsqueda de soluciones compartidas”.

También instó a asegurar la estabilidad política en los países de la región africana de los Grandes Lagos y a fortalecer el compromiso de los habitantes de Sudán del Sur para proteger los derechos de todos los ciudadanos.

publicidad

Según el líder de la Iglesia Católica, Jesucristo fue enviado para salvar a los hombres del mal arraigado en ellos, del orgullo presuntuoso de actuar por sí solos, del ponerse en concurrencia con Dios y ocupar su puesto, del decidir lo que es bueno y es malo, del ser los dueños de la vida y de la muerte.

“Este es el gran mal, el gran pecado, del cual nosotros los hombres no podemos salvarnos si no es encomendándonos a la ayuda de Dios, si no es implorándole: ven a salvarnos”, estableció.

Al finalizar su mensaje navideño “urbi et orbi” (a la ciudad y al mundo), pronunciado desde el balcón central de la Basílica de San Pedro y ante más de 50 mil personas congregadas en la plaza vaticana, el Papa saludó a quienes lo siguieron a través de la radio y la televisión.

Condena al orgullo

En otra parte de su mensaje de Navidad, el papa Benedicto XVI denunció el deseo del hombre de querer "sustituir" a Dios, de "decidir lo que está bien y lo que está mal" y de creerse "el dueño de la vida y la muerte".

Jesucristo, dijo el pontífice desde un balcón de la basílica de San Pedro ante decenas de miles de fieles, fue enviado a la tierra "para salvarnos, sobre todo del mal profundo, enraizado en el hombre y la historia", que "es la separación con Dios, el orgullo y la presunción de actuar por uno mismo".

publicidad

Este mal consiste en "competir con Dios y sustituirlo, decidir lo que está bien y lo que está mal, ser el dueño de la vida y la muerte. Es el gran mal, el gran pecado", aseguró.

El Papa ha denunciado numerosas veces la voluntad de las sociedades occidentales descristianizadas de aprobar leyes sobre temas que tocan, según el Vaticano, los valores más sagrados de la vida, como el aborto o la eutanasia.

Lamenta el consumismo

La noche antes, durante la celebración de la Misa de Gallo, Benedicto XVI lamentó la comercialización creciente de la Navidad e instó a los fieles a mirar más allá de las "luces destellantes y superficiales" para descubrir el significado auténtico de esta celebración.

El Papa ofició la misa en la repleta Basílica de San Pedro, con lo que dio inicio a dos semanas de actividades intensas relacionadas con la temporada navideña, las cuales pondrán a prueba la energía del pontífice de 84 años, en medio de algunas señales recientes de fatiga.

La misa de gallo se adelantó, de la medianoche a las 22:00 horas, desde hace varios años, a fin de evitar que el Papa se desvele antes de su importante discurso de Navidad del domingo.

En una nueva concesión, Benedicto recorrió este año el pasillo central de la Basílica en una plataforma móvil, para no realizar la larga caminata.

publicidad

Hacia el final de la misa, Benedicto lució cansado, y una tos seca interrumpió su homilía.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad