publicidad

El Papa Benedicto XVI visitará el santuario de Fátima

El Papa Benedicto XVI visitará el santuario de Fátima

Benedicto XVI realizará del 11 al 14 de mayo su primer viaje a Portugal durante el cual cumplirá un peregrinaje a Fátima.

El Papa Benedicto XVI visitará el santuario de Fátima b5b70e95c46b4e9290...

Lugar de aparición

CIUDAD DEL VATICANO - El Papa Benedicto XVI realizará del 11 al 14 de mayo su primer viaje a Portugal durante el cual cumplirá un peregrinaje al santuario de Fátima, donde abordará los problemas del mundo moderno en un país que está a punto de legalizar el matrimonio homosexual.

Se trata del segundo viaje al exterior que realiza este año Benedicto XVI, tras el de Malta, el 17 y 18 de abril pasado, marcado por los graves escándalos por el encubrimiento de la pedofilia dentro de la Iglesia.

El Papa visitará Lisboa, Oporto y sobre todo a uno de los grandes lugares de peregrinación del catolicismo, Fátima, donde se cree que la Virgen se apareció en 1917.

"Estoy feliz de poder visitar las 'Tierras de Santa María' en el décimo aniversario de la beatificación de los pastorcitos de Fátima: Francisco y Jacinta", afirmó ante los fieles que se congregaron el miércoles en la plaza de San Pedro.

publicidad

Virgen del Rosario

La visita del Papa será dedicada sobre todo a las celebraciones por las apariciones de la Virgen en Fátima, Nuestra Señora del Rosario, aunque seguramente abordará temas de carácter social y cultural en un país profundamente católico, pero que en los últimos años aprobó el aborto, el divorcio y sobre todo está a punto de legalizar el matrimonio homosexual.

El encuentro con el mundo de la cultura, así como con los sacerdotes y operadores sociales será la ocasión para reiterar la posición de la Iglesia, y no se excluye que aborde el espinoso tema de la pedofilia de los curas, pese a que ese país no ha sido salpicado hasta ahora por los escándalos, así como la crisis financiera que afecta al viejo continente, en particular Portugal.

"El Papa tendrá varias ocasiones para dar sus orientaciones", adelantó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

Baño de multitudes

La Iglesia católica portuguesa prepara un verdadero baño de multitudes para el Papa durante los cuatro días de su permanencia en Portugal y hasta programó una serenata nocturna frente a sus ventanas de la nunciatura apostólica de Lisboa.

"Queremos que sea un momento de alegría", aseguró el coordinador de la visita papal, monseñor Carlos Azevedo, Arzobispo auxiliar de Lisboa.

Se espera que unas 500,000 personas asistan el 13 de mayo a las celebraciones de Fátima y entre 150,000 y 200,000 a las otras dos misas solemnes al aire libre programadas en la plaza del Comercio de Lisboa, el 11 de mayo, y en la Avenida de los Aliados de Oporto, el 14.

publicidad

Santuarios marianos

Benedicto XVI quiere seguir su recorrido por los mayores santuarios del mundo, tras haber visitado entre otros los de Aparecida (Brasil), Lourdes (Francia), San Giovanni Rotondo (Italia) y Czestochowa (Polonia).

El Papa tiene programado además viajar este año en noviembre a España, para visitar el de Santiago de Compostela.

Benedicto XVI es uno de los principales conocedores de la llamada "tradición fatimista". Fue, como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (ex Santo Oficio), quien explicó a nivel teológico el significado y el alcance del tercer secreto de Fátima y de su anuncio, 60 años antes, del atentado que sufriría en 1981 Juan Pablo II, precisamente un día 13 de mayo, el mismo día de la primera de las apariciones marianas.

El tercer secreto

El tercer secreto de Fátima fue revelado en el año 2000 por deseo del fallecido Juan Pablo II, quien fijó entonces en la corona de la Virgen la bala que le extrajeron tras salvarse del atentado en la plaza de San Pedro a manos del terrorista turco Ali Agca.

El Papa será recibido oficialmente en Lisboa por el presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva (centro-derecha), tras lo cual se trasladarán al Monasterio de los Jerónimos para un acto oficial y luego al Palacio de Belén, sede de la presidencia. Se reunirá también con el primer ministro socialista José Socrates.

publicidad

Será la quinta visita de un Papa a Fátima tras la celebrada por Pablo VI en 1967 y las tres de Juan Pablo II en 1982, 1991 y 2000.

Experto en Fátima

El papa Benedicto XVI conocido como brillante teólogo y profesor universitario, fue el encargado de explicar teológicamente el tercer secreto de Fátima, revelado por deseo de su predecesor Juan Pablo II exactamente hace diez años, en el año 2000.

El Papa alemán concede notable importancia al culto "mariano", es decir a la veneración popular de la Virgen María, por lo que programó una visita a uno de los santuarios más emblemáticos, el de Fátima, en Portugal, el próximo 13 de mayo.

En esa fecha la Iglesia católica celebra la primera aparición en 1917 de la Virgen a tres niños pastores: Jacinto, Francisco y Lucía en la localidad de Fátima, a unos 100 kilómetros de la capital, Lisboa.

Seis apariciones

Según la creencia, la Virgen apareció otras cinco veces a lo largo del año 1917 y durante esas apariciones realizó varias profecías, recomendaciones y entregó tres mensajes conocidos como "Los tres secretos de Fátima".

Sor Lucía, la única que sobrevivió de los tres pastorcitos y que murió en 2005 pocos meses antes de Juan Pablo II, reveló decenios atrás los dos primeros secretos: en el primero se daba una visión del infierno, de las guerras que azotaron a Europa, mientras que el segundo hablaba de cómo reconvertir el mundo a la cristiandad.

publicidad

El texto del tercer misterio se mantuvo en secreto por muchos años y sólo fue revelado en el 2000, precisamente en Fátima.

Versión oficial

Según el Vaticano, se refería al atentado que sufrió Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981 en la plaza de San Pedro, 64° aniversario de la primera aparición de Fátima, y a la lucha entre el comunismo ateo y la iglesia en el siglo XX.

Las interpretaciones del entonces cardenal Joseph Ratzinger y actual Papa, quien ejercía como prefecto para la Doctrina de la Fe, fueron publicadas en junio del 2000, y excluyen que se trate de revelaciones apocalípticas.

"Quien había esperado en impresionantes revelaciones apocalípticas sobre el fin del mundo o sobre el curso futuro de la historia debe quedar desilusionado. Fátima no nos ofrece este tipo de satisfacción de nuestra curiosidad", escribió.

Para el pontífice el tercer secreto es ante todo un llamamiento a la conversión, a la oración y la penitencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad