publicidad

El Papa Benedicto XVI perdonó a mujer que lo empujó y lo derribó en Navidad

El Papa Benedicto XVI perdonó a mujer que lo empujó y lo derribó en Navidad

El secretario privado del sumo pontífice visitó a Susanna Maiolo, la joven de 25 años que lo empujó y lo tiró al suelo.

Benevolencia del Papa

CIUDAD DEL VATICANO - El secretario privado del Papa, Georg Gaenswein, visitó a Susanna Maiolo, la joven de 25 años que empujó y tiró al suelo al Pontífice en la Basílica de San Pedro durante la Misa del Gallo, en el centro hospitalario en el que está internada.Así lo confirmó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, a través de un comunicado de prensa, en el que explicó que el secretario de Benedicto XVI manifestó a la joven el interés del Pontífice por su "situación".

Lombardi dijo a The Associated Press que Benedicto XVI le pidió a su secretario, monseñor Georg Gaenswein, que visitara a la mujer, que es atendida por desórdenes siquiátricos, "para mostrar el interés y benevolencia del Papa".

Lombardi se negó a comentar la información aparecida el domingo en un diario italiano según el cual el ayudante papal dijo a la mujer, durante su visita del 26 de diciembre, que Benedicto XVI le "había perdonado" y tampoco precisó el día en que tuvo lugar la visita y señaló que ésta fue "en los pasados días".

Lombardi se refirió además al procedimiento iniciado por la magistratura del Estado de la Ciudad del Vaticano por el incidente y aseguró que éste "seguirá su curso hasta su cumplimiento".

publicidad

No quería hacerle daño

Maiolo, que aseguró que no quería hacer daño al Pontífice, llegó a Roma desde Suiza, donde residía, para asistir a la Misa del Gallo, y una vez dentro de la basílica de San Pedro logró saltar una de las vallas con las que se crea un pasillo en el interior del templo para que pase el Papa.

A pesar de la intervención de la seguridad vaticana logró llegar hasta Benedicto XVI, agarrarle el palio, hacerle perder el equilibrio y caer al suelo.

Desde el pasado 25 de diciembre la joven está en el hospital Angelucci de la localidad de Subiaco, cercano a Roma.

Con problemas psíquicos

Los médicos que la atendieron tras la agresión aseguraron que se trata de una persona con "problemas psíquicos" y con un "pensamiento inestable", que fue lo que la llevó a intentar en dos ocasiones (en la Nochebuena de 2008 y en la de este año) a acercarse al Pontífice.

El Papa, de 82 años, aunque dio evidentes muestras de estar asustado, resultó ileso y continuó el oficio de la Misa del Gallo, que este año fue adelantada dos horas, a las 10 de la noche en lugar de la tradicional medianoche.

Hace exactamente un año, Maiolo, vestida con la misma sudadera de color rojo y capucha, intentó alcanzar al Papa durante el servicio de Nochebuena, pero fue rápidamente neutralizada por los agentes de seguridad.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad