publicidad

El Papa Benedicto XVI está bien tras caer al piso empujado por una mujer

El Papa Benedicto XVI está bien tras caer al piso empujado por una mujer

Benedicto XVI, en buen estado de salud pero al parecer cansado y un poco inseguro en sus movimientos, bendijo al mundo.

El Papa Benedicto XVI está bien tras caer al piso empujado por una mujer...

Cardenal herido

CIUDAD DEL VATICANO - El Papa Benedicto XVI, en buen estado de salud pero al parecer cansado y un poco inseguro en sus movimientos, dio su bendición tradicional de Navidad el viernes, horas después de haber sido derribado por una mujer que por segundo año seguido saltó una valla durante la misa de Nochebuena para acercarse a él.

El Vaticano dijo que el pontífice de 82 años no sufrió lesiones y que cumpliría con su apretada agenda de Navidad.

Sin embargo, el cardenal francés Roger Etchegaray, de 87 años y larga carrera como diplomático del Vaticano, sufrió una fractura de cadera el caer durante el incidente ocurrido en la Basílica de San Pedro y deberá ser operado en el hospital Gemelli de Roma, dijo el vocero Federico Lombardi.El Papa se veía un tanto inseguro el viernes al acercarse a su silla en el balcón sobre la plaza de San Pedro para dar su bendición de Navidad. Un asistente lo ayudó a sostenerse.

publicidad

Pero luego abrió sus brazos, bendijo a la multitud y dio su discurso "Urbi et Orbi" (A la ciudad y al mundo) sin problemas. Siguió con saludos navideños en 65 idiomas que desataron ovaciones de la multitud.

Males del mundo

En su discurso, el pontífice criticó los efectos de la crisis financiera mundial, los conflictos en Tierra Santa y África y los sufrimientos del "pequeño rebaño" de cristianos en Irak.

"Por momentos sufre violencia e injusticia, pero sigue determinado a hacer su propia contribución a la construcción de una sociedad que se oponga a la lógica del conflicto y al rechazo del prójimo", dijo.

Lombardi dijo que la agresora es la suizo-italiana Susanna Maiolo, de 25 años, quien sufre problemas psiquiátricos y que protagonizó un incidente similar en la misa de Nochebuena del año pasado.

Maiolo no estaba armada y fue llevada a una clínica para ser tratada, agregó.

Incidente de 2008

La agresora del Papa es la misma mujer que al final de la misa de gallo del 2008 también saltó unas vallas, aunque esa vez fue rápidamente arrojada al suelo por guardias de seguridad, sin llegar hasta el Papa.

En ambas ocasiones, la mujer vestía un abrigo rojo.

El jueves, Maiolo saltó una valla y se lanzó hacia el Papa cuando éste caminaba por el pasillo principal para dar inicio a la misa. Los guardias de seguridad la derribaron, pero llegó a tomar la túnica del pontífice y hacerlo caer al suelo junto a ella, de acuerdo con un video de un testigo obtenido por la agencia The Associated Press.

publicidad

Al caer, Benedicto XVI perdió su mitra y su báculo. Se quedó unos segundos en el piso antes de que lo ayudaran a levantarse. En ese momento algunas personas gritaron "¡Viva el Papa!" y varios más lo animaron.

Seguridad incierta

Fue la primera vez que un posible atacante llegó a tocar al líder católico en sus cinco años de papado. Analistas de seguridad han advertido que el Sumo Pontífice suele estar desprotegido en sus apariciones públicas.

Tras ponerse en pie, Benedicto XVI, ayudado por guardias a cada lado, retomó su caminata hacia el altar para comenzar la misa. Se veía un poco perturbado y se sentó con dificultad, apoyándose en el brazo de su silla.

Benedicto XVI no hizo comentarios sobre el incidente cuando comenzó la misa ni tampoco lo hizo el viernes.

Llamado a Honduras

El papa Benedicto XVI instó a Honduras a "retomar el camino institucional" en su mensaje navideño pronunciado este viernes desde el balcón de la basílica de San Pedro.

El Papa envió un mensaje especial a Latinoamérica y en particular a Honduras, país que atraviesa una grave crisis política desde el golpe de Estado que derrocó en junio pasado al presidente Manuel Zelaya.

"Que en Honduras, se ayude a retomar el camino institucional", dijo.

Tres presidentes

El país centroamericano celebró elecciones el 29 de noviembre, en las que resultó ganador Porfirio Lobo, quien debe asumir el 27 de enero. Pero esos comicios no han sido reconocidos hasta ahora por el grueso de la comunidad internacional.

publicidad

Por ahora el país cuenta con tres presidentes: Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio y que se encuentra refugiado en la embajada de Brasil acreditada en Tegucigalpa; Roberto Micheletti, quien asumió tras el golpe de Estado del 28 de junio; y el electo Porfirio Lobo.

Unos 200 seguidores de Zelaya celebraron el jueves una vigilia en los alrededores de la embajada de Brasil, donde el mandatario depuesto está refugiado desde el 21 de septiembre.

Papel de la Iglesia

El Papa también destacó en su mensaje de Navidad el papel de la Iglesia en América Latina.

"En toda Latinoamérica, el "nosotros" de la Iglesia es factor de identidad, plenitud de verdad y caridad que no puede ser reemplazado por ninguna ideología", subrayó el jefe de la Iglesia católica.

Benedicto XVI lanzó luego "un llamamiento al respeto de los derechos inalienables de cada persona y a su desarrollo integral, al anuncio de justicia y hermandad, fuente de unidad", agregó.

En su mensaje, el Papa reconoció que "la familia humana está profundamente marcada por la grave crisis económica, pero antes de nada de carácter moral y por las dolorosas heridas de guerras y conflictos".

Benedicto XVI impartió luego la bendición navideña desde el balcón de la basílica de San Pedro y aparentemente estaba en buena salud y sereno pese a la agresión que sufrió el jueves en la noche durante la celebración de la Misa de Gallo por parte de una mujer con trastornos mentales que lo hizo caer.

publicidad

Protección falible

La seguridad papal fue reforzada tras el atentado contra Juan Pablo II, el 13 de mayo de 1981 en la Plaza de San Pedro, pero este dispositivo no es infalible, como lo demostró el ataque del jueves contra Benedicto XVI, quien ya fue víctima en varias ocasiones de tentativas de agresiones.

Según los escasos datos hechos públicos por los servicios de seguridad de los papas, alrededor de 350 personas trabajan en esta labor: 110 miembros de la Guardia Suiza, el ejército personal de los sumos pontífices, un centenar de miembros de la Gendarmería del Vaticano y 140 oficiales, suboficiales y agentes de la policía italiana.

La agresión a Benedicto XVI en plena Basílica de San Pedro al comienzo de la Misa de Gallo este jueves demuestra los límites de la seguridad del Vaticano, pese a la rápida intervención de la escolta del Papa.

Otros ataques

Además del ataque registrado este jueves durante la Misa de Gallo, el Papa ha sido víctima de otros hechos similares. En junio de 2007, un alemán de 27 años, también desequilibrado, saltó la barrera que le separaba de la avenida en la que avanzaba el Papamóvil, al principio de la audiencia general en la Plaza de San Pedro. Fue controlado en unos segundos por varios hombres de la escolta y el Papa no parecía haberse dado cuenta del incidente.

Según la agencia de informaciones religiosas i.media, un polaco también había tratado de acercarse al Papa en diciembre de 2008 en la Basílica de San Pedro.

publicidad

Las medidas de seguridad fueron ampliamente reforzadas tras el atentado contra Juan Pablo II, que resultó gravemente herido por bala en la Plaza de San Pedro, y sobre todo en los últimos años, frente a la amenaza de atentados terroristas contra el Vaticano.

La Plaza de San Pedro está delimitada por barreras metálicas pero su acceso es libre, salvo durante las audiencias generales: entonces los fieles tienen que pasar por unos pórticos de seguridad. Para acceder a la Basílica de San Pedro es obligatorio pasar por un detector de metales.

Ataques a Juan Pablo II

La agresión espectacular contra el Papa Benedicto XVI la noche del jueves se inscribe en una serie de incidentes de los cuales el más dramático sigue siendo el atentado fallido contra su predecesor, Juan Pablo II en 1981.

El 13 de mayo de 1981, días antes de cumplir 61 años, Juan Pablo II estaba atravesando en vehículo descubierto la plaza San Pedro, donde se habían concentrado 20,000 fieles, para ir a oficiar la audiencia general del miércoles, cuando fue alcanzado por tres balas, una de las cuales le atravesó el abdomen.

Al Papa polaco, inmediatamente trasladado a la policlínica Gemelli de Roma, se le practicó una intervención quirúrgica que pudo superar gracias a su robusta constitución.

El autor del atentado era un turco musulmán de 23 años, Mehmet Ali Agca, antiguo militante de extrema derecha, fugitivo de su país, donde ya había sido condenado por la muerte de un periodista y dos atracos.

publicidad

Detenido y condenado a perpetuidad en Italia, fue indultado en el 2000 y expulsado a Turquía, donde volvió a ser encarcelado para purgar las penas anteriores. Será liberado el 18 de enero de 2010.

La identidad de los posibles autores intelectuales, la presencia de eventuales cómplices en la plaza de San Pedro, alimentaron las hipótesis más diversas. Se habló mucho de la "pista búlgara", pero jamás fue probada.

Juan Pablo II nunca dijo si Ali Agca, al que visitó en la cárcel en 1983, le había hecho revelaciones. Sin embargo, el pontífice dijo, en su último libro "Memoria e identidad" publicado en 2005, que este atentado "fue uno de los últimos sobresaltos de las ideologías de la supremacía que se desencadenaron durante el siglo XX".

Después de este de la plaza San Pedro, fueron abortados dos proyectos de atentado contra el Papa polaco durante sus visitas a su país natal, en 1983 y 1987, según el padre Zdzislaw Krol, antiguo canciller del arzobispado de Varsovia que en aquel entonces era uno de los principales organizadores de las visitas papales.

En noviembre de 2002, el diario británico The Times afirmó que Al Qaeda había proyectado asesinar al papa en Filipinas en 1999, durante una visita que fue anulada en último minuto por razones de salud.

Además, el 25 de enero de 1989, un joven inglés de 23 años, Josep Mc Govern, intentó acercarse a Juan Pablo II gritando que era "El hijo de Dios".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad