publicidad

El Papa aceptó visitar México, afirmó Peña Nieto tras su encuentro

El Papa aceptó visitar México, afirmó Peña Nieto tras su encuentro

En un encuentro privado de 25 minutos, el Pontífice y el mandatario mexicano intercambiaron regalos.

El Papa Francisco visitará México /Univision

El mandatario le regaló la camiseta de la Selección Nacional

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, informó que el Papa Francisco aceptó su invitación para visitar México sin precisar fecha, por lo que dejó a su consideración, dijo, el momento oportuno para ello.

En un mensaje a los medios de comunicación, luego de su encuentro privado con el obispo de Roma, el mandatario mexicano le refirió que esto es motivo de gran alegría, porque el pueblo de México en su gran mayoría es católico, informa Notimex.

Imágenes: el encuentro entre Peña Nieto y el Papa

"A lo que ha respondido que es católico, pero es especialmente Guadalupano. Y que él -el Papa- tiene un especial cariño al pueblo mexicano".

Encuentro de 25 minutos

Peña Nieto regaló al papa Francisco la camiseta de la Selección Mexicana de fútbol durante la audiencia privada que sostuvieron en el Palacio Apostólico del Vaticano.

“Ahora que está de moda, le queremos obsequiar la casaca de la selección para que sepa que en México nos ponemos la camiseta”, dijo el mandatario mientras le mostraba la playera color verde firmada por los jugadores del equipo tricolor. El Papa agradeció con una sonrisa.

Procedente de Portugal

Efe recuerda que Peña Nieto llegó este sábado al Vaticano procedente de Portugal, en el marco de su gira por Europa, y la del sábado fue la primera reunión a solas con el pontífice argentino ya que el 19 de noviembre de 2013 el mandatario asistió a la misa de inicio de pontificado del papa, pero en esa ocasión sólo le saludó como el resto de Jefes de Estado y de Gobierno tras la ceremonia.

El "Tri' abanderados por EPN /Univision

El presidente mexicano fue recibido por Francisco en la sala del Tronetto, y allí le expresó que era "un placer verle en este momento tan especial".

Después ya sentados en la biblioteca del palacio pontificio, Peña Nieto confesó al pontífice que se trataba "de una visita especial con algunos propósitos", entre ellos invitarlo a México.

Tras el encuentro privado y en un clima cordial en el que no faltaron las risas, Peña Nieto fue presentando a su delegación formada por 17 personas y entre estas su mujer Angélica Rivera de Peña, y los tres hijos de su anterior matrimonio; su hermano y la hija de éste.

Otros miembros de la delegación eran el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña; el jefe del Estado Mayor Presidencial, Roberto Miranda Moreno; el coordinador de asesores, Francisco Guzmán Ortiz; el coordinador de Comunicación Social, David López Gutiérrez, y el embajador ante la Santa Sede, Mariano Palacios Alcocer.

publicidad

Un medallón para Peña Nieto

Por su parte, el papa le entregó un medallón en bronce que representaba uno de los proyectos de la basílica de San Pedro y su exhortación apostólica "Evangelii Gaudium" (la alegría del evangelio).

Al entregar el documento, el papa indicó a Peña Nieto las páginas donde se tratan "las partes más sociales".

Imágenes: los regalos que le han hecho a Peña Nieto

"En México se le quiere y se le respeta, su santidad muchas gracias", se despidió el mandatario, mientras el papa pidió que rezaran por él.

Peña Nieto después mantuvo un encuentro con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, y almorzará con el presidente de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, el cardenal Giuseppe Bertello, que fue nuncio en México.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad