publicidad

El pánico se apodera de la zona de Gaza

El pánico se apodera de la zona de Gaza

Los habitantes de Gaza no salen de sus casas desde el miércoles, cuando el jefe de las operaciones militares de Hamas murió en un ataque israelí.

Continúan los ataques aéreos

Los habitantes de Gaza no salen de sus casas desde el pasado miércoles, cuando el jefe de las operaciones militares del movimiento palestino Hamas murió en un ataque israelí.

Los únicos que se atreven a salir a las calles en Gaza son las personas de luto, reunidas cerca de las mezquitas, o quienes hacen fila en las panaderías para abastecerse.

Las calles están casi vacías; un extraño silencio pesa sobre la ciudad, desgarrado únicamente por las sirenas de las ambulancias que transportan a los heridos al hospital más cercano, y por el ruido de los ataques aéreos israelíes.

¿Podría haber una invasión por parte de Israel?

No hay vehículos que circulen por las calles, las escuelas están cerradas y los grupos de niños han desaparecido.

A un joven se le ve esperando ante una panadería. "Desde hace dos horas estaba dando vuelta para encontrar una donde no hubiera tanta gente", señaló a la agencia AFP.

"Para ser honestos, no hay escasez de alimentos, pero pensamos que es mejor no correr riesgos", explicó.

En tanto, otros habitantes se preocupan por una posible penuria de gasolina.

Mientras el joven espera, se oye el ruido de un nuevo ataque aéreo, seguido por el silbido de un disparo de cohete.

Bombardeos dejan varios civiles heridos

A cientos de metros de allí, en el hospital Al Chifa de Gaza, comienzan a llegar los heridos tras una serie de bombardeos en el barrio de Zeutun, en el este de la ciudad.

publicidad

El primero es un hombre vestido de prendas deportivas, descalzo, tirado en una camilla, que grita y llora.

El médico lo examina, pero no le encuentra heridas. "Es psicológico. Simplemente está traumatizado", declara Ihab Chirir, el médico.

Luego un hombre trae a su sobrina de ocho años, con unas vendas en la cabeza. Sus sandalias están llenas de sangre.

"¿Qué ocurrió, mi niña, dónde te duele?", le pregunta el doctor Chirir.

La menor duda, pero al final responde: "Hubo un ataque. La casa se derrumbó. Las paredes. Una piedra me cayó en la cabeza", indica mostrando las vendas que cubren una profunda herida en la frente.

Temen que lo peor está por venir

Otra niña de seis años no cesa de llorar. Tiene una herida que le produjo una esquirla en uno de los tobillos. Ante la afluencia de heridos el doctor Chirir permanece en calma, pragmático.

"La situación está mala, pero no tanto como en la época de la operación Plomo endurecido", de diciembre 2008 y enero 2009 en Gaza, cuando murieron mil 400 palestinos, en su mayoría civiles, así como 13 israelíes, entre ellos 10 soldados.

"Pero tememos y creemos que lo peor está por venir", afirma.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Como muchos niños en este país, Arlette Espaillat lucha para mejorar su nivel de comprensión de lectura. Esto es particularmente difícil para Arlette, ya que se mudó a Estados Unidos de la República Dominicana hace dos años, y todavía no puede leer al nivel que los expertos recomiendan para su grado. Esta es su historia.
publicidad