publicidad
Con el objetivo de reorganizar el despliegue de sus fuerzas, el CNT pidió a los combatientes de provincias presentes en la capital que vuelvan a casa porque "Trípoli es libre" desde el 23 de agosto.

El nuevo régimen libio prevé elecciones generales para dentro de 20 meses

El nuevo régimen libio prevé elecciones generales para dentro de 20 meses

Las nuevas autoridades libias que derrocaron a Muamar Gadafi anunciaron este viernes elecciones generales para dentro de 20 meses, pese a no controlar aún la totalidad del territorio.

Con el objetivo de reorganizar el despliegue de sus fuerzas, el CNT pidi...
Con el objetivo de reorganizar el despliegue de sus fuerzas, el CNT pidió a los combatientes de provincias presentes en la capital que vuelvan a casa porque "Trípoli es libre" desde el 23 de agosto.

Consejo Nacional de Transición pide dejar las armas y volver a casa

TRIPOLI - Las nuevas autoridades libias que derrocaron a Muamar Gadafi anunciaron este viernes elecciones generales para dentro de 20 meses, pese a no controlar aún la totalidad del territorio.

En Gran Bretaña, el representante del Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano ejecutivo del nuevo régimen, Guma Al Gamaty, señaló que se ha "establecido una hoja de ruta precisa con un periodo de transición de 20 meses", un día después de que la ONU y las grandes potencias decidieran desbloquear $15 mil millones para ayudar al nuevo poder libio a reconstruir el país.

"Durante seis meses, el CNT dirigirá Libia antes de que una asamblea elegida por el pueblo" asuma el poder en el país para redactar una Constitución, y "al cabo de un año (...) se celebrarán elecciones", precisó el representante a la BBC.

publicidad

Gadafi aislado

En cuanto al paradero de Gadafi, Al Gamaty dijo que éste "se esconde, está aislado. Es sólo cuestión de tiempo antes de que sea detenido, a no ser que lo maten si se resiste".

El ex hombre fuerte de Libia manifestó su intención de seguir combatiendo. En dos mensajes sonoros difundidos por la cadena ARRAI, afirmó querer lanzar una "guerrilla" y excluyó totalmente rendirse.

"Preparaos para una guerra de bandas y de guerrillas, para la guerra urbana, y para una resistencia popular en cada ciudad (...) para vencer al enemigo en todas partes", dijo en el mensaje difundido el jueves en la noche.

Que vuelvan a casa

Con el objetivo de reorganizar el despliegue de sus fuerzas, el CNT pidió a los combatientes de provincias presentes en la capital que vuelvan a casa porque "Trípoli es libre" desde el 23 de agosto, cuando lograron tomar su control.

De todas maneras, el CNT mantiene sus tropas en algunas regiones del país, en particular en Sirte, uno de los grandes bastiones de los leales a Gadafi y ciudad natal del depuesto líder, a 360 kilómetros al este de Trípoli, y uno de los objetivos estratégicos de los partidarios del nuevo régimen.

Pero para dar una posibilidad a las negociaciones con los jefes tribales para una rendición de la ciudad el CNT prolongó una semana el ultimátum, dando de plazo hasta el 10 de septiembre a los partidarios de Gadafi para que se rindan.

publicidad

Fin del Ramadán

Tanto en el frente como en las aldeas vecinas que ocupan, los combatientes aprovechan la semana de pausa y los tres días de celebración del Eid al Fitr, la fiesta que marca el fin del ayuno musulmán del Ramadán.

Gadafi acusa a los países participantes en las operaciones de la OTAN de "querer colonizar Libia y apropiarse de sus recursos petroleros".

París, Londres y la OTAN afirmaron que las operaciones militares internacionales proseguirían en tanto Gadafi siga siendo una amenaza.

Hoja de Ruta

Durante una conferencia el jueves en París, la ONU y las grandes potencias establecieron una hoja de ruta para el CNT, liberando inmediatamente los 15.000 millones de dólares contra la promesa de democracia y reconciliación.

De su lado, la Unión Europea suspendió las sanciones contra 28 "entidades económicas" libias para ayudar al repunte de la economía.

Según un diplomático, la semana próxima, el Consejo de Seguridad de la ONU podría adoptar una resolución levantando ciertas sanciones contra Libia.

No obstante, la ayuda financiera y el apoyo político tienen su contrapartida. La secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton pidió a los dirigentes de la "nueva Libia" "combatir el extremismo", luego de que surgieran dudas sobre ciertos miembros del CNT considerados allegados a los islamistas de Al Qaida.

publicidad

"Decir que hay extremistas armados en Libia es repetir lo que decía Gadafi", replicó el "ministro" del Interior del CNT, Ahmed Darrat.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad