publicidad
Robert Edwards fue el precursor de los bebés de probeta.

El Nobel de Medicina fue para el pionero de los bebés de probeta

El Nobel de Medicina fue para el pionero de los bebés de probeta

El Nobel de Medicina fue para el pionero de los bebés de probeta

Robert Edwards fue el precursor de los bebés de probeta.
Robert Edwards fue el precursor de los bebés de probeta.

Fecundación in vitro

ESTOCOLMO, Suecia -  El premio Nobel de Medicina 2010 fue otorgado al pionero de la fecundación in vitro, el británico Robert Edwards, más de 30 años después del nacimiento del primer bebé probeta, anunció el comité Nobel del Instituto Karolinska en Estocolmo.

Louise Joy Brown nació el 25 de julio de 1978. Aquella niña fue el resultado concreto de las investigaciones del profesor Edwards, que con su colega ginecólogo Patrick Steptoe -fallecido en 1988 y que por tanto no podía ser premiado--pudo llevar a cabo la fecundación en laboratorio de una célula.

"Es una noticia fantástica, yo y mi madre estamos encantadas de que uno de los pioneros de la fecundación in vitro reciba el reconocimiento que merece", afirmó Louise Brown, en un comunicado publicado conjuntamente con su progenitora, Lesley Brown. En total, cerca de cuatro millones de niños nacieron gracias a la fecundación in vitro.

publicidad

El profesor Edwards, de 85 años, fue recompensado "por el desarrollo del tratamiento de la fecundación in vitro. Sus descubrimientos hicieron posible el tratamiento de la esterilidad que afecta a una gran proporción de la humanidad y a más de 10% de las parejas en el mundo", explicó el Comité Nobel.

El laureado, muy cansado, no estuvo en condiciones de comentar la distinción, indicó el premio Nobel. Hace algunos años relató que había sido "tratado de loco".

"Nadie quería tomar riesgos éticos. Me dijeron que los niños no serían normales", había declarado a la agencia sueca TT.

Su esposa, Ruth Edwards, dijo que la familia estaba "emocionada" por el premio. "El éxito de esta investigación afectó las vidas de millones de personas en el mundo", agregó en un comunicado.

Hoy, el jurado del Nobel saludó en esta terapia una "etapa importante en el desarrollo de la medicina moderna".

El Vaticano, por intermendio del presidente de la Pontificia Academia para la Vida, monseñor Ignacio Carrasco de Paula, criticó la atribución del premio Nobel de Medicina al pionero de la fecundación in vitro.

"Sin Edwards no existirían congeladores en todo el mundo llenos de embriones que en el mejor de los casos van a ser trasladados a úteros pero lo más probable es que sean abandonados u olvidadados por todos", señaló el religioso español en una declaración escrita.

publicidad

El proceso aplicado por el profesor Edwards consiste en fertilizar un óvulo en laboratorio, y dejar que el embrión empiece a desarrollarse antes de implantarlo en el útero de una madre portadora, donde se desarrollará normalmente.

"En mi opinión es un Nobel ampliamente merecido. Estoy sorprendido de que se lo den tan tarde", declaró a la AFP el profesor Martin Johnson, de la Universidad de Cambridge, que trabajó con el profesor Edwards en los años 60 y considera "extraordinario, siempre optimista" a su antiguo mentor.

"Perseveró pese a varios años de críticas. Supo llevar la obstetricia y la ginecología a la edad moderna", afirmó.

Trigésimo británico en recibir un Nobel de Medicina, el profesor Edwards nació en 1925 en Manchester.

Tras haber efectuado su servicio militar en la Segunda Guerra Mundial, estudió biología en la Universidad de Gales, en Bangor, y luego en la universidad de Edimburgo (Escocia) donde obtuvo su profesorado en 1955 con una tesis sobre el desarrollo embrionario en los ratones.

Después, en Cambridge, fundó con el profesor Steptoe el primer centro mundial de fecundación in vitro, el Bourn Hall Clinic, y hoy es profesor emérito en la Universidad de Cambridge.

"Bob Edwards es uno de nuestros más grandes científicos. Su trabajo inspirador al principio de los años 60 llevó a un gran avance que ha mejorado las vidas de millones de personas en todo el mundo", declaró Mike Macnamee, director de Bourn Hall.

publicidad

"Toda la gente que trabajó con él y fue tratado por él le tiene un gran afecto. Estoy muy contento de que mi gran mentor, compañero de trabajo y amigo haya sido reconocido de esta manera", agregó Macnamee.

La temporada de los Nobel prosigue el martes con la atribución del premio de Física a las 09h30 (GMT).

Los premios -un diploma, una medalla y un cheque de 10 millones de coronas suecas ($1.09 millones de euros)- serán entregados en Estocolmo y Oslo el 10 de diciembre, fecha de la muerte de su fundador, el inventor sueco Alfred Nobel.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad