publicidad

El mundo ofrece ayuda a una Turquía desesperada por el accidente en la mina

El mundo ofrece ayuda a una Turquía desesperada por el accidente en la mina

Instituciones de la Unión Europea aí como Bélgica y Alemania han ofrecido asistencia a Turquía tras explosión.

La UE y Bélgica ofrecen ayuda a Turquía

Las instituciones de la Unión Europea (UE) y el Gobierno de Bélgica ofrecieron su asistencia y ayuda a Turquía por el accidente ocurrido en una mina de carbón en el extremo oeste del país y en el que murieron al menos 238 personas.

La explosión de una mina de carbón en Manisa puede convertirse es el peor accidente minero ocurrido en ese país.

Hasta ahora, el mayor siniestro de este tipo registrado en Turquía sucedió el 3 de marzo de 1992 en la mina de carbón de Kozlu, en la localidad de Zonguldak, cerca del Mar Negro, donde murieron 272 trabajadores tras un incendio declarado por una explosión de gas.

Los sindicatos mineros turcos han venido denunciando que en el país se producen accidentes con más frecuencia que en Europa debido a la falta de medidas de seguridad y equipamiento.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, expresó en nombre de la UE sus "más sinceras condolencias y más profunda compasión" al Gobierno de Ankara y a todos los afectados por el "trágico" accidente en una mina en Soma.

Van Rompuy aseguró en este sentido que la "UE está preparada para asistir a Turquía de cualquier forma que pudiera requerir en este difícil momento".

Fotos: Desgarradoras imágenes de la explosión en la mina turca

Por su parte, el primer ministro belga, Elio Di Rupo, trasladó sus condolencias a las familias de las víctimas y expresó la "profunda solidaridad" de Bélgica con los ciudadanos turcos, al tiempo que afirmó que su Gobierno "está preparado para estudiar cualquier solicitud de ayuda por parte de las autoridades turcas".

publicidad

Alemania también ofrece ayuda

La canciller alemana, Angela Merkel expresó hoy sus condolencias por el accidente ocurrido en una mina de carbón en Soma (Turquía) que costó la vida al menos a 205 personas, así como manifestó la voluntad de Alemania de colaborar con Turquía.

"Con conmoción he seguido las noticias sobre el grave accidente ocurrido en el oeste de Turquía que ha costado una gran cantidad de vidas" manifestó Merkel en un comunicado dirigido al primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan.

"Quiero expresarle a usted y a sus compatriotas mis más profundas condolencias. Nuestros pensamientos están con los familiares de las víctimas. Deseamos a los heridos una rápida y completa recuperación" continuó la jefa del ejecutivo alemán.

"Alemania está en estas duras horas al lado de su país y está preparada para ofrecer su ayuda" finalizó Merkel

En el mismo sentido se expresó el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier.

"Nuestros pensamientos están junto a los trabajadores de la mina que aún están atrapados. Esperamos que puedan ser rescatados. Alemania está preparada para ayudar si Turquía así lo desea" declaró en un escrito el ministro germano.

En Alemania, donde existe una numerosa comunidad de emigrantes turcos, la noticia del accidente y del posterior rescate está siendo seguido con gran interés por todo los medios.

publicidad

El Gobierno turco comunicó anoche que en el momento del accidente 787 obreros estaban en la mina, de los que 363 se habían puesto a salvo y unos 80 estaban heridos, lo que hace temer que el número de víctimas supere ampliamente los 300.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad