publicidad

El fin del secuestro de dos periodistas en Siria

El fin del secuestro de dos periodistas en Siria

Dos periodistas españoles recuperaron su libertad después de seis meses, y por fin volvieron a su país.

Periodistas españoles regresan a casa después de 6 meses secuestrados en Siria /Univision

Volvieron a España

Dos periodistas españoles recuperaron su libertad en Siria, donde un grupo escindido de al-Qaida los mantuvo secuestrados seis meses, según la edición dominical del diario español El Mundo, para el que trabaja uno de los afectados. Ambos ya llegaron a su país.

El reportero Javier Espinosa y el fotógrafo Ricardo García Vilanova se comunicaron el sábado en la noche desde Turquía y están bajo protección militar local, de acuerdo con El Mundo, precisó The Associated Press.

"A las 21:27 horas de ayer (20:27 GMT del sábado), el veterano corresponsal de El Mundo en Oriente Próximo, Javier Espinosa, llamó a la redacción del periódico" para anunciar que ambos habían sido liberados, afimó el diario en su página web, detalló por su parte la Agencia France Press.

¿Qué está propiciando esta escalada violenta contra la prensa, específicamente en Siria? Opina en nuestros Foros.

En una corta comunicación, el periodista "pudo confirmar que se encontraban los dos bien y pidió se avisara a sus familias", añadió.

El anuncio de la libertad

El reportero "llamaba desde territorio turco", explicó El Mundo, precisando que "Espinosa y García Vilanova fueron entregados a militares turcos, que posteriormente se pusieron en contacto con las autoridades españolas".

publicidad

Con la libertad de Espinosa y García, restan cuando menos nueve corresponsales extranjeros más desaparecidos en Siria así como 10 reporteros locales.

La AP señala que Espinosa es muy respetado como periodista por desempeñarse con valor como corresponsal.

Resultó herido en febrero de 2012 durante un ataque de artillería del ejército contra la ciudad de Homs, en el centro de Siria, en el que murieron el fotoperiodista francés Remi Ochlik y la reportera estadounidense Marie Colvin que trabajaba para un periódico británico.

Espinosa salvó la vida porque una pared lo protegió de las esquirlas.

Notimex acota que ambos periodistas fueron capturados el 16 de septiembre del año pasado en el checkpoint de Tal Abyad, en la provincia de Raqqa, por el Estado Islámico de Irak y de Siria (ISIS) cuando trataban de abandonar Siria tras dos semanas cubriendo el conflicto.

La noticia del secuestro no se hizo pública hasta el 10 de diciembre por expreso deseo de la familia de Javier Espinosa y de Ricardo García Vilanova.

El regreso a España

Trasladados desde Turquía en un avión oficial español, los dos periodistas fueron recibidos por sus familias y por diferentes personalidades, entre ellas la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el director de los servicios de inteligencia españoles, Félix Sanz, informó por su parte la agencia Efe.

publicidad

Los dos reporteros habían sido secuestrados a pocos kilómetros de Turquía, junto con cuatro combatientes de una de las brigadas FSA (Free Syrian Army, en sus siglas en inglés), que les ofrecían protección, y que fueron liberados doce días después.

A su llegada a la base aérea de Torrejón, a las afueras de Madrid, los dos informadores fueron recibidos con abrazos por parte de sus familiares.

Tanto Espinosa como García muestran físicamente los signos del secuestro, especialmente el fotógrafo, que luce pelo largo y barba abundante.

Un avión oficial de la Fuerza Aérea Española, detalló Efe en otro parte informativo, partió esta madrugada de Madrid con destino a Turquía para recoger a los periodistas.

En riesgo constante

La AP acota que los activistas, que proveen información desde el lugar en Siria, también están en peligro.

El grupo Reporteros sin Fronteras que defiende los derechos de los periodistas afirman que el Estado Islámico retiene a unos 20 periodistas y el gobierno a un número desconocido.

El surgimiento de grupos extremistas suníes, en especial el Estado Islámico, aumenta los peligros a los reporteros y activistas que pretenden cubrir la revuelta.

El Estado Islámico capturó a ambos españoles hace seis meses en un retén en la localidad de tal Abyad, en la provincia de Raqqa, en el este, donde es la facción dominante.

publicidad

En una página en internet que difunde comunicados de al-Qaida, un foro islamista solicitó en diciembre al Estado Islámico que dejara en libertad a Espinosa y Vilanova.

La Red Hanein describió a ambos periodistas como "hombres que arriesgaron sus vidas para informar la verdad". La Red Hanein mantuvo la petición visible en su página principal, subrayó la AP.

El país más peligroso para los periodistas

Por otro lado, Efe resaltó en otro parte informativo que más de la mitad de los 87 secuestros de periodistas registrados en el mundo en 2013 tuvieron lugar en Siria, lo que convierte a este país en el más peligroso para informadores como los españoles Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova.

Según expone Reporteros sin Fronteras (RSF) en su último informe anual, en 2013 había al menos 19 periodistas extranjeros secuestrados o en paradero desconocido en territorio sirio, donde ya han muerto casi 130 reporteros desde que comenzó el conflicto, en marzo de 2011.

La principal amenaza a los reporteros se encuentra en el norte, en las partes liberadas por los rebeldes, donde algunos grupos tienen como blanco a los periodistas y han secuestrado tanto a sirios como a extranjeros.

Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), el aumento del peligro en el último año radica en la creciente influencia de organizaciones vinculadas a Al Qaida en el norte de Siria, que han secuestrado tanto a trabajadores de medios locales como internacionales, "a los que tachan de espías".

publicidad

Los secuestros de periodistas en el mundo aumentaron "de forma alarmante" en el 2013, según denuncia el informe anual de Reporteros sin Fronteras, publicado el mes pasado.

En total, 87 informadores fueron secuestrados en distintas partes del globo, lo que supuso un incremento del 129 % respecto al año anterior.

'Escalada del horror'

La mayoría de los cautiverios fueron perpetrados por grupos radicales islamistas y más de la mitad, en concreto 49, se produjeron en Siria.

Además de los secuestrados, 75 periodistas fueron asesinados, otros 37 periodistas-ciudadanos murieron en el ejercicio de sus funciones, 177 fueron encarcelados y 2.160 recibieron amenazas o fueron agredidos físicamente por informar.

Para la ONG, Siria representa "la escalada del horror", donde "la represión sangrienta del régimen de Bashar el Asad y la presencia de grupos armados islamistas de Al Qaeda" han convertido el país en un cementerio.

Junto a Siria, Somalia, Mali y Pakistán encabezan los países más peligrosos del mundo para el ejercicio del periodismo, a los que les siguen muy de cerca China, Irán y Eritrea.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad