publicidad
El último balance indica que 85 de los fallecidos se registraron en choques el viernes y sábado entre manifestantes y fuerzas de la policía. Los anifestantes exigen la salida del gobierno de Hosni Mubarak.

El caos se apodera de Egipto

El caos se apodera de Egipto

Al menos 92 personas han muerto y miles resultaron heridas en Egipto desde el inicio, el martes, de las protestas contra el presidente Hosni Mubarak, seg’un fuentes médicas y los servicios de seguridad.

El último balance indica que 85 de los fallecidos se registraron en choq...
El último balance indica que 85 de los fallecidos se registraron en choques el viernes y sábado entre manifestantes y fuerzas de la policía. Los anifestantes exigen la salida del gobierno de Hosni Mubarak.

Casi 100 muertos en protestas contra el gobierno de Mubarak

EL CAIRO - Al menos 92 personas han muerto y miles resultaron heridas en Egipto desde el inicio, el martes, de las protestas contra el presidente Hosni Mubarak, seg’un fuentes médicas y los servicios de seguridad.

El balance indica que 85 de los fallecidos se registraron en choques el viernes y sábado entre manifestantes y la policía.

El sábado, se registraron 23 muertos -12 en Beni Sueif, tres en El Cairo, tres en Rafah y cinco en Ismailiya- durante enfrentamientos entre la policía y los manifestantes, según las mismas fuentes.

Los manifestantes de Beni Sueif, localidad situada a unos 140 km al sur de El Cairo, habían intentado atacar un puesto de policía, precisó una fuente de la seguridad.

publicidad

El viernes, los choques dejaron 62 muertos, 35 de ellos en El Cairo, según informaciones obtenidas de los hospitales.

Estos 85 muertos se suman a los siete registrados en los tres primeros días de protestas, llevando el total de muertos a 92 desde el 25 de enero.

Freno a la represión

La comunidad internacional multiplicó sus llamamientos para que el presidente egipcio Hosni Mubarak emprenda reformas políticas y refrene la represión de las manifestaciones que este sábado prosiguieron por quinto día, pese a que el mandatario disolvió su gobierno.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió no usar la violencia contra los manifestantes y subrayó, tras hablar media hora por teléfono con Mubarak el viernes por la noche, que los egipcios tienen un legítimo anhelo de gozar de derechos universales.

"Quiero ser muy claro al llamar a las autoridades egipcias a contenerse de ejercer cualquier violencia contra manifestantes pacíficos", dijo. "Le dije (a Mubarak) que tiene la responsabilidad de llevar a los hechos" sus promesas de reformas democráticas y económicas, agregó.

La Unión Europea (UE) también urgió a "frenar la violencia para detener el derramamiento de sangre" en el país árabe.

El presidente de la UE, Herman Van Rompuy, pidió además "la liberación de todos los detenidos (...) por motivos políticos" y el lanzamiento del "necesario proceso de reformas".

publicidad

Crece la preocupación

Nicolas Sarkozy (Francia), Angela Merkel (Alemania) y David Cameron (Gran Bretaña) pidieron por su parte al presidente Mubarak "iniciar un proceso de cambio" frente a las "reivindicaciones legítimas" de su pueblo y a "evitar a toda costa el uso de la violencia contra los civiles", el sábado en una declaración conjunta.

"Estamos muy preocupados por los acontecimientos que observamos en Egipto. Reconocemos el papel moderador que el presidente Mubarak desempeñó durante muchos años en Oriente Medio. Le pedimos ahora hacer prueba de la misma moderación para tratar la situación actual en Egipto", declararon el presidente francés, la canciller alemana y el primer ministro británico en un comunicado difundido por el Elíseo.

"Llamamos al presidente Mubarak a evitar a toda costa el uso de la violencia contra civiles sin armas y a los manifestantes a ejercer su derecho pacíficamente", añadieron.

Situación crítica

El presidente de la Unión Africana (UA), Jean Ping, expresó la "preocupación" de la organización continental.

"Egipto vive una situación preocupante, que tenemos que observar", dijo Ping. "Después de lo ocurrido en Túnez (donde una rebelión popular derrocó este mes al presidente Ben Alí - NDLR), observamos todo lo que ocurre en todas partes y estamos preocupados", agregó.

publicidad

También Irán llamó a las autoridades egipcias a atender las reivindicaciones de la calle.

"Las manifestaciones de los egipcios son un movimiento en busca de justicia", declaró el portavoz de la cancillería de la República Islámica de Irán, Ramin Mehmanparast.

Irán "espera que los dirigentes del país escuchen la voz de la nación musulmana y se sometan a sus legítimas exigencias", proclamó.

El rey Abdalá de Arabia Saudita consideró en cambio que las protestas representan "ataques contra la seguridad y la estabilidad" de Egipto, llevados a cabo por "infiltrados" en nombre de la "libertad de expresión".

El monarca llamó por teléfono a Mubarak para expresarle su solidaridad, informó la agencia oficial saudita SPA.

Aumenta la inquietud

También el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, le expresó su solidaridad al mandatario egipcio.

Abas "llamó al presidente egipcio Hosni Mubarak y afirmó su solidaridad con Egipto y su compromiso con la seguridad y la estabilidad" de ese país, indicó la oficina del dirigente palestino en un comunicado.

Un alto responsable israelí, que pidió el anonimato, expresó su inquietud por un posible derrumbe del régimen de Mubarak, quien está en el poder desde 1981.

"Lo más inquietante, es el clima de incertidumbre que reina en el país con mayor influencia en Medio Oriente", dijo a la AFP ese responsable.

publicidad

Egipto es uno de los dos únicos países árabes (el otro es Jordania) que firmaron tratados de paz con Israel, y el primero en haber reconocido al Estado hebreo, en 1979.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) pidió a todas las partes "respetar la vida" y al personal que atiende a los heridos.

Como en Irán

Uno de los líderes de la oposición iraní, Mir Hosein Musavi, comparó el sábado la ola de manifestaciones en Túnez y en Egipto a las vividas por Irán luego de las cuestionadas elecciones de 2009, y consideró que pueden influir el futuro de Oriente Medio.

"Sin ninguna duda, el origen de lo que hemos visto en las calles de Túnez, Saná, El Cairo, Alejandría y Suez estaba en el centro mismo de la protesta de millones" de personas en junio de 2009 en Irán, declaró Musavi en su sitio Kaleme.com.

El resultado de las elecciones presidenciales en Irán, que según la oposición reformista estuvo marcada por los fraudes, provocó manifestaciones en todo el país, reprimidas violentamente por el poder, que detuvo a miles de personas y condenó a centenares.

Presagian cambios

"Oriente Medio está en el umbral de grandes acontecimientos en estos días, que pueden tener una incidencia en el destino de la región y del mundo", dijo Musavi.

También comparó las restricciones de acceso a internet, cortado el viernes en Egipto para contrarrestar las manifestaciones hostiles al régimen, con las practicadas en Irán en los primeros días de las manifestaciones poselectorales.

publicidad

"La red social, la prensa, internet (...) son cortados de la misma manera (que en Irán), y los manifestantes encarcelados", como ocurrió en Irán en 2009, dijo.

Candidato sin éxito en la elección presidencial de junio de 2009, Musavi, primer ministro de 1980 a 1988, denunció un fraude masivo y no reconoce la victoria de Mahmud Ahmadinejad.

Jefe de inteligencia

Mubarak, acosado por las manifestaciones, creó este sábado el cargo de vicepresidente y se lo confió a Omar Suleiman, el jefe de sus servicios de inteligencia que tuvo a cargo numerosos expedientes diplomáticos, como el de las relaciones con Israel.

Suleiman, de 77 años, sale así de su tradicional papel entre bambalina, que le permitió mediar con los dirigentes israelíes y con los del movimiento islamista palestino Hamas para acabar con la guerra desencadenada en Gaza a fines de 2008.

Gracias a sus mediaciones obtuvo un récord de treguas israelo-palestinas, muchas de ellas efímeras, desde el inicio de la segunda Intifada palestina en el año 2000.

El influyente dirigente nació en 1934 en una familia adinerada de Qena, en el Alto Egipto. El hombre, de mediana estatura, con bigotes y una calvicie pronunciada, se orientó inicialmente hacia la carrera militar, pero luego cambió el uniforme por los trajes.

Y se convirtió en la insoslayable figura de las "misiones especiales", con mayores atribuciones sobre los estratégicos temas "Israel" y "Palestinos" que el propio canciller, Ahmed Abul Gheit.

publicidad

Tablero de ajedrez

El general Suleiman compara su "oficio" con el ajedrez o con los naipes, y sabe que no siempre se gana. Eso lo comprobó en la franja de Gaza, donde sus hombres no pudieron impedir que el movimiento islamista Hamas expulsara del poder en junio de 2007 al Fatah del presidente palestino Mahmud Abas.

En 1991, fue nombrado jefe del Mujbarat, la temible y tentacular oficina de informaciones interiores.

Omar Suleiman forma parte del "primer círculo" de colaboradores de Mubarak, quien llegó al poder en 1981.

El mandatario siguió su consejo de llevar en junio de 1994 un coche blindado a Addis Abeba, para participar en una cumbre de la Unión Africana, gracias al cual ambos conservaron la vida cuando un comando islamista los atacó a balazos. El conductor, sin embargo, murió en el atentado.

En los años 90, Mubarak reprimió con firmeza a grupos islamistas radicales como la Gamaa Islamiya y el Yihad, autores de sangrientos atentados.

"Suleiman es alguien claro, estructurado, sutil, creíble y por lo tanto respetado por todos", dijo a la AFP el ex jefe de informaciones de un gran país europeo, que tuvo a menudo trato con él.

"Formado con un molde militar, es los ojos y las orejas del presidente, con un sentido agudo de los intereses de Egipto", agrega su ex "colega" europeo y fino conocedor del mundo árabe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad