publicidad

Dos tripulantes del Atlantis comienzan segunda caminata espacial de la misión

Dos tripulantes del Atlantis comienzan segunda caminata espacial de la misión

Este sábado tuvo lugar la segunda caminata espacial por parte de dos astronautas del Atlantis, en su misión a la Estación Espacial Internacional.

Una falsa alarma

WASHINGTON - Los astronautas Mike Foreman y Randy Bresnik iniciaron este sábado la segunda caminata espacial para instalar un adaptador al laboratorio europeo "Columbus" de la Estación Espacial Internacional (EEI) y una antena adicional para radioaficionados.

Esta es la segunda de tres caminatas espaciales de la misión a bordo del Atlantis de once días de la nave estadounidense que se acopló el miércoles a la Estación Espacial Internacional.

Tras pasar la noche en la esclusa de aire "Quest", que prepara su sistema sanguíneo para prevenir problemas de descompresión, los astronautas abrieron la escotilla a las 14.31 GMT para iniciar una jornada de trabajo de seis horas.

Para Bresnik será la primera salida al exterior, mientras que para Foreman será la segunda en esta misión y la quinta en su carrera profesional, ya que también participó en la misión STS del Endeavour en 2008.

Foreman lleva en su traje espacial unas franjas de color rojo para diferenciarse de Bresnik. Mientras, en la estación espacial el especialista de misión Robert Satcher es el encargado de coordinar las actividades y las comunicaciones entre los astronautas y el Centro de control en Houston.

La NASA retrasó una hora la excursión extravehicular (EVA) debido a una falsa alarma de despresurización durante la noche, que se originó en el nuevo módulo de investigación "Poisk" durante la noche.

publicidad

Tareas a tiempo

La falsa alarma sonó a las 2:53 GMT del sábado, cuando la tripulación del Atlantis llevaba más de dos horas durmiendo. El centro de control en Houston (Texas) logró determinar con bastante rapidez que se trataba de una falsa advertencia, pero los procedimientos de emergencia se aplicaron de todas maneras.

Entre estas medidas se incluye la evacuación de los astronautas que están en la cámara de descompresión de la estación orbital, durante todo el tiempo que la estación de control en Houston demore para hacer todas las verificaciones.

A pesar del retraso, la NASA prevé que los astronautas completen todas las tareas que tenían en el plan inicial, aunque no les quedará tiempo extra para adelantar trabajo de cara a la llegada del módulo estadounidense Tranquility que llegará en febrero del próximo año a bordo del transbordador Endeavour.

Foreman y Bresnik también instalarán otra antena sobre la viga principal para mejorar la transmisión de las cámaras de vídeo que llevan los astronautas sobre el casco.

Nueva era de la NASA

Asimismo, reubicaran un dispositivo que registra el potencial eléctrico entorno a la estación y pondrán un gancho para adherir carga a la viga principal.

Randolph Bresnik, aguardaba también para saber sobre el nacimiento de su hija. Su esposa Rebecca estaba a punto de dar a luz el viernes. Las autoridades de la NASA dijeron que si la bebé nacía durante la caminata espacial del sábado esperarían para darle las noticias al astronauta pues quieren que Bresnik esté concentrado en su trabajo.

publicidad

El Atlantis partió el pasado lunes del Centro Espacial Kennedy, en Florida, en una misión de 11 días para llevar 2,371 kilos de suministros a la Estación Espacial Internacional, antes de que la NASA retire su flota de transbordadores en 2010.

La agencia espacial estadounidense está tratando de almacenar en la EEI la máxima cantidad de repuestos posible para que tenga autonomía cuando los transbordadores dejen de funcionar.

La NASA tiene previsto sustituir estos aparatos en 2015 por las naves Orion, con mayor capacidad y diseñadas para viajar a la Luna y a otros puntos del sistema solar.

Labores especiales

Mientras se produce la transición, los intercambios de tripulación de la EEI se realizarán en las naves rusas Soyuz.

Éste es el último viaje que tiene programado la NASA a la EEI en 2009 y será el penúltimo viaje que haga el Atlantis, antes de retirarse junto con sus hermanos Endeavour y Discovery.

La misión STS-129 realizará en su calendario de vuelo tres caminatas espaciales.

En la primera de ellas Foreman y el especialista Robert Satcher, colocaron una antena y nuevos cables de conexión permitirán a la Estación Alfa mejorar las comunicaciones del complejo espacial con el control de Tierra.

También realizaron los preparativos en algunos segmentos externos de la EEI para recibir el módulo Tranquility que llegará en febrero del próximo año a bordo del Endeavour en el marco de la misión STS-130.

publicidad

La tercera y última será el próximo lunes 23 y participarán Satcher y Bresnik.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad