publicidad

Días cruciales contra aftosa

Días cruciales contra aftosa

Experta advirtió que es necesario mantener la vigilancia y elaborar plan "con urgencia" para volver a la normalidad.

Mantienen vigilancia

LONDRES - La veterinaria asesora del Gobierno británico, Debby Reynolds, afirmó hoy que esta semana será "crucial" en la lucha contra el virus de la fiebre aftosa, que ha afectado hasta la fecha a dos granjas del sur de Inglaterra.

La enfermedad se declaró hace diez días en una granja de Surrey y se detectó posteriormente en otra explotación ganadera cercana.

Aunque las autoridades británicas analizaron otro posible brote de ese mal en la misma zona del país y fuera del área de vigilancia impuesta por el Gobierno tras declararse el primer foco del virus, las pruebas realizadas dieron negativo.

En declaraciones al canal público británico BBC, Reynolds advirtió hoy de que aún es necesario mantener la vigilancia y señaló que hay que elaborar planes "con urgencia" para devolver la normalidad a la industria ganadera.

"Se trata de una semana crucial por la combinación de vigilancia y de planificación que hay por delante", dijo Reynolds.

Subrayó la relevancia de que las personas cercanas a animales se mantengan vigilantes "para detectar signos tempranos de infección, en caso de que aún haya algún virus de fiebre aftosa", e insistió en la necesidad de "planificación con anticipación" y con urgencia.

Transportistas perjudicados

Los sindicatos de los granjeros en el Reino Unido aseguran que las restricciones impuestas en el transporte de animales ante la aparición del virus están perjudicándoles.

publicidad

Por su parte, el Gobierno aguarda los resultados de unos análisis independientes para determinar el origen del foco de la enfermedad en Surrey.

El pasado viernes, la Comisión de Salud y Seguridad (HSE)indicó que había recibido los resultados de los análisis realizados en el laboratorio de Pirbright, que comparten el Instituto de Salud Animal (IAH), un centro público de investigación y diagnóstico, con la farmacéutica Merial Animal Health, fabricante de vacunas para animales, y que los haría públicos tras analizar la información.

El Gobierno estableció una zona de control temporal cerca de las dos granjas de Surrey en las que se han encontrado animales con fiebre aftosa, una enfermedad que causa ulceraciones en los morros y las pezuñas del ganado y es altamente contagiosa.

Esos dos lugares se hallan en el pueblo de Normandy, próximo al laboratorio animal de Pirbright, sospechoso de ser el origen del brote del mal.

Tras detectarse el primer caso hace diez días, el Ejecutivo dispuso una zona de protección de tres kilómetros en torno a la explotación agrícola afectada y otra de vigilancia de diez kilómetros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad