publicidad

Descarriló tren en Rusia

Descarriló tren en Rusia

Sesenta heridos en el "Nevski Express", uno de los trenes rápidos que circulan entre Moscú y San Petersburgo.

"Esto es terrorismo"

MOSCÚ, Rusia - La explosión de una bomba casera de una potencia equivalente a dos kilogramos de trilita hizo descarrilar la noche del lunes al martes el "Nevski Express", uno de los trenes rápidos que circulan entre Moscú y San Petersburgo, y causó 60 heridos, tres de ellos graves, informó la Fiscalía General de Rusia.El atentado terrorista, cuya autoría de momento nadie se ha atribuido, es el de mayor envergadura cometido contra los ferrocarriles rusos desde el 5 diciembre de 2003, cuando murieron 46 personas debido a la explosión de una bomba en un tren de cercanías en el Cáucaso Norte.

publicidad

"Hemos incoado un proceso penal por el artículo 205 parte tercera. Esto es terrorismo", dijo Serguéi Bednichenko, jefe de Departamento de la Fiscalía General, citado por la agencia Interfax.

Bednichenko agregó que "el descarrilamiento del tren se produjo a consecuencia de la explosión de una bomba casera", de una potencia equivalente a dos kilogramos de trilita,

El alto cargo de la Fiscalía indicó que un total de 24 investigadores y 60 agentes trabajan en el caso.

Más de 250 personas a bordo

El tren número 166, el "Nevski Express", en el que viajaban 231 pasajeros y 20 miembros de personal de a bordo, descarriló a las 17.38 GMT del lunes en la región de Nóvgorod cuando le faltaba una hora de recorrido para llegar a su estación de destino, San Petersburgo.

Un funcionario de Ferrocarriles de Rusia (RZD) dijo a la televisión que el maquinista y personal de a bordo del "Nevski Express" escucharon una detonación momentos antes del accidente.

La explosión se produjo cuando faltaban cien pies (treinta metros) para que el tren, que circulaba con una velocidad de cerca de 118 millas por hora (190 kilómetros por hora), entrase en el puente sobre el río Bugra.

"Nos salvamos debido a que íbamos muy rápido. Si el tren hubiera ido con una velocidad menor, las consecuencias hubieran sido terribles", señaló al Canal 1 de televisión una azafata del ferrocarril siniestrado, en alusión a que el descarrilamiento pudo haberse producido sobre el puente, de 40 pies (12 metros) de altura.

publicidad

Voló sobre el puente

El Canal 1 citó testigos del descarrilamiento, que aseguraron que el tren prácticamente voló sobre el puente y sólo después se salió de la vía.

Un fuente de la investigación citada por la agencia Interfax indicó que los artificieros "ya establecieron el tipo de explosivo que emplearon los terroristas y cómo fue accionada la bomba", pero agregó que esa información de momento no se hará pública para no entorpecer las pesquisas.

"Por lo visto, los terroristas calculaban que tras la explosión el tren caería del puente, con lo que causarían el mayor daño posible", dijo.

La profesionalidad del maquinista

Tanto la Fiscalía General como el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB; antiguo KGB) destacaron la profesionalidad del maquinista del tren, que evitó una tragedia mayor al aplicar el frenado de emergencia y avisar oportunamente del descarrilamiento al tren que le seguía.

Según RZD, a consecuencia de la explosión de la bomba descarrilaron la locomotora y los doce vagones del tren, tres de los cuales volcaron.

Media milla de vía quedó destrozada, cuya reparación comenzó esta madrugada y se espera que concluya en el curso del día.

Zona de alto tráfico de trenes

El atentado alteró el intenso tráfico ferroviario entre Moscú y San Petersburgo con uso de vías alternativas, que suponen retrasos de seis hasta 18 horas.

publicidad

"Esperamos restablecer el tráfico por una de las vías para las 15.00 horas (11.00 GMT)", dijo Alexandr Pirkov, representante oficial de RZD, a la cadena de televisión NTV.

Pirkov destacó el buen trabajo del personal del tren y la serenidad manifestada por los pasajeros, que impidieron que las consecuencias del descarrilamiento hubieran sido peores.

Según datos proporcionados por RZD, 25 de las 60 personas que recibieron atención médica permanecen hospitalizadas, tres de ellas en estado grave.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, quien se encuentra en la república de Tuvá, en la frontera con Mongolia, con el príncipe Alberto de Mónaco, pidió al director del FSB, Nikolái Pátrushev, que le mantenga informado sobre los últimos datos del atentado contra el "Nevski Express". 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad