publicidad

Denuncian que 71 civiles murieron en Pakistán durante un ataque aéreo

Denuncian que 71 civiles murieron en Pakistán durante un ataque aéreo

Unos 71 civiles murieron en un ataque aéreo lanzado por Pakistán el fin de semana cerca de la frontera con Afganistán.

Denuncian que 71 civiles murieron en Pakistán durante un ataque aéreo 5a...

Datos confusos

PESHAWAR - Al menos 71 civiles murieron en un ataque aéreo lanzado por Pakistán el fin de semana cerca de la frontera con Afganistán, dijeron el martes sobrevivientes y un funcionario, en una extraña confirmación de muertes civiles que compromete el respaldo popular en la lucha contra los extremistas.

El funcionario, quien habló a condición de anonimato debido a la sensibilidad del tema, dijo que las autoridades habían entregado ya el equivalente a $125 mil en compensación a las familias de las víctimas en un remoto pueblo en el área tribal de Khyber en el noroeste afgano.

También el martes, un anciano de una aldea afirmó que 13 civiles fueron muertos la noche del lunes en otra zona noroccidental en un ataque con misiles estadounidenses en el noroeste del país, en una declaración a contrapelo de las versiones de agentes de seguridad paquistaníes quienes dijeron que habían muerto cuatro rebeldes.

publicidad

El vocero del ejército, el mayor general Athar Abbas, negó el lunes que hayan muerto civiles en el ataque aéreo y afirmó que la Fuerza Aérea tuvo información de inteligencia indicando que había una reunión de rebeldes en el lugar del ataque, el cual se realizó el sábado.

Originalmente se reportó que las víctimas eran presuntos insurgentes.

Relato de testigos

Dos sobrevivientes entrevistados el martes en un hospital de la ciudad de Peshawar, la principal del noroeste, ofrecieron un relato detallado del ataque.

Dijeron que la mayoría de las víctimas murieron cuando intentaban rescatar a personas atrapadas por un ataque previo en la casa de un anciano de la aldea.

"Esta casa fue bombardeada con base en información absolutamente errónea", dijo Khanan Gul Khan, un residente del pueblo quien visitaba a un familiar en el hospital de Peshawar. "Esta área no tiene nada qué ver con extremistas".

Miles de refugiados

Más de 200,000 civiles han huido de sus hogares en medio de la ofensiva militar más reciente contra el Talibán en el noroeste de Pakistán, informó el lunes Naciones Unidas, mientras los enfrentamientos en la región remota mataron a 41 insurgentes y a dos soldados.

El ejército comenzó su avance por la región tribal de Orakzai con ataques aéreos y artillería en un intento por retirar a los insurgentes de la zona montañosa cerca de la frontera con Afganistán.

publicidad

Muchos combatientes talibanes llegaron a Orakzai el año pasado para escapar de otra ofensiva militar en el cercano bastión tribal de Waziristán del Sur.

Cifra en aumento

El éxodo de la población en Orakzai se suma a los más de 1,3 millones de personas que han abandonado sus hogares por los choques en el noroeste, sin poder volver a ellos. Además de la cantidad de afectados, Naciones Unidas advirtió el lunes que enfrenta una grave falta de fondos para ayudar a los desplazados en Pakistán.

El enfrentamiento más reciente ocurrió en Orakzai el lunes, cuando decenas de milicianos armados con cohetes y armas automáticas atacaron dos puestos de seguridad en las poblaciones de Shireen Dara y Sangrana, dijo el funcionario local Samiulá Khan.

Las fuerzas de seguridad lograron rechazar el ataque, pero dos soldados murieron y tres más resultaron heridos, agregó Khan.

"Más de 100 milicianos atacaron el puesto de seguridad en Shireen Dara", dijo Khan. "Libraron un tiroteo durante dos horas y dispararon varios cohetes".

Informe oficial

Luego de que terminara el ataque las autoridades encontraron 15 cadáveres de rebeldes, dijeron dos funcionarios de inteligencia. Los insurgentes se llevaron los cadáveres de al menos otros 26, agregaron los funcionarios que hicieron estas declaraciones de forma anónima porque carecían de permiso para hablar con periodistas.

publicidad

Al menos 300 presuntos rebeldes han muerto en tres semanas de constantes ataques aéreos y ocasionales combates terrestres.

Por su parte, la Policía enfrentó con gas lacrimógeno a manifestantes armados en Abbottabad, luego que estos atacaran dos estaciones policiales e incendiaran varios vehículos, matando a siete personas e hiriendo a más de 100, informó el policía local Asif Gohar Khan.

La manifestación se realizó para apoyar la propuesta del Partido Nacional Awami sobre cambiar el nombre de la Provincia Fronteriza del Noroeste.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
La Conferencia de Acción Política Conservadora desconvocó a Milo Yiannopoulos, quien era editor de Breitbart News, a un acto este viernes al que tiene previsto asistir y hablar el presidente Donald Trump. Tras la polémica Yiannopoulos anunció su dimisión.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
publicidad