publicidad

Corea del Norte y reactor

Corea del Norte y reactor

Corea del Norte comenzó a inhabilitar sus instalaciones nucleares, proceso que no implica su salidad de la lista de terroristas.

Las negociaciones

TOKIO - Corea del Norte empezará a inhabilitar sus instalaciones nucleares el próximo lunes, un proceso que abre la puerta a la normalización diplomática de Pyongyang pero no implica su retirada de la lista de países terroristas, según aseguró el negociador estadounidense, Christopher Hill.

Un grupo de técnicos de Estados Unidos, que ya se encuentra en la capital norcoreana, iniciará el lunes 5 de noviembre los trabajos de inhabilitación de la central nuclear de Yongbyon en coordinación con los expertos del país comunista.

"La idea es incapacitar estas instalaciones para que, en el caso de que Corea quisiese retomar el programa, lo que sería un día muy malo para todos nosotros, les lleve más de un año revertir el proceso, además de caro y difícil", explicó Hill.

El negociador estadounidense en las conversaciones a seis bandas para la desnuclearización norcoreana, en las que participa EU, Japón, Rusia, China y las dos Coreas, llegó a Tokio y compareció ante la prensa después de reunirse en la tarde del viernes con su homólogo nipón, Kenichiro Sasae.

La primera tarea de los técnicos consistirá en limpiar el depósito de desechos nucleares antes de extraer por completo el combustible del reactor.

Inhabilitar Yongbyon

Según el objetivo fijado el 3 de octubre, Corea del Norte tendrá que incapacitar el complejo de Yongbyon, que incluye el reactor nuclear de 5 megavatios, la planta de producción de plutonio y la de reciclaje de combustible, antes de final de año.

publicidad

"La inhabilitación es un proceso intermedio, una vez conseguida tendremos que dar el siguiente paso hacia el desmantelamiento, que haría irreversible la inutilización de las instalaciones", señaló Hill, que espera finalizar la desnuclearización norcoreana bajo la actual Administración de EU.

El enviado estadounidense reiteró su optimismo de cara al cumplimiento de los plazos, que implican que para el 31 de diciembre se habrá verificado la suspensión de la producción de plutonio así como el enriquecimiento de uranio, se conocerá la lista completa del programa nuclear norcoreano y Yongbyon no podrá operar.

Hill afirmó que espera conocer el listado inicial del programa atómico de Pyongyang muy pronto, "en un plazo de una o dos semanas", y confía en que incluya todo el material nuclear para saber cuál es la situación real del proceso.

Reanudar relaciones

Los progresos realizados en las conversaciones con Corea del Norte durante los últimos meses han abierto la puerta hacia la normalización de las relaciones diplomáticas entre Washington y Pyongyang, tal y como ha reconocido Hill, que afirmó que "EU está listo para iniciar ese camino".

El acercamiento estadounidense dependerá de que se complete la desnuclearización, que es el principal obstáculo también para que EU impulse el proceso de paz en la península coreana y para que se promueva un foro de diálogo permanente sobre seguridad en el noreste de Asia, heredero de las reuniones a seis bandas.

publicidad

En la lista negra

Sin embargo, el fin del programa nuclear norcoreano no supondrá directamente la exclusión del régimen de Kim Jong-il de la lista de países terroristas.

"Que Corea del Norte salga de la lista no solo depende de la desnuclearización, hay otros requisitos que figuran en esta ley estadounidense. No se saca a un país porque hagan algo en otras áreas", indicó Hill, quien aseguró que Pyongyang debería hacer algún tipo de declaración de rechazo al terrorismo.

"Cuando un país está en la lista es porque ha estado apoyando el terrorismo, pero estamos trabajando con Corea del Norte para que conozcan los requisitos que tienen que cumplir para abandonarla", explicó Hill.

En opinión del negociador estadounidense, muchos norcoreanos ven en el progreso de China un incentivo y entienden que necesitan abrirse al exterior, algo que están empezando a hacer con cuidado ya que existen posiciones contrarias dentro del país.

"Va a ser un proceso lento pero necesario. Se han dado cuenta de que el aislamiento del siglo XX no es un billete para el futuro", dijo Hill, que señaló que en 2006 los únicos países que tuvieron crecimientos negativos en Lejano Oriente fueron Birmania y Corea del Norte, que son los más cerrados al exterior.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad