publicidad

Consejo rechaza posponer las elecciones

Consejo rechaza posponer las elecciones

Se mantendrá el 30 de enero como fecha de celebración de las elecciones, aun cuando varios partidos pidieron postergarlas.

Lejos de haber disminuido, la violencia dejó este domingo varios heridos, entre ellos dos soldados norteamericanos cuyo convoy fue atacado con un coche bomba en la ruta al aeropuerto de Bagdad.

El Consejo Nacional, un parlamento provisorio, rechazó postergar las elecciones al igual que ya lo habían hecho antes Estados Unidos, principal potencia ocupante de Irak, las autoridades electorales y los líderes chiítas.

"Aplazar las elecciones crearía un vacío jurídico (...) violaría la ley fundamental (constitución provisoria) y dejaría sin cobertura legal al Consejo Nacional", dijo en un comunicado Jawad al-Maliki, vice-presidente del Consejo.

"La postergación perturbaría el proceso político", dijo en alusión al pasaje de un gobierno provisorio instalado por Estados Unidos a uno surgido de elecciones.

Consideró que Bagdad dispone de un tiempo razonable para sofocar los bastiones rebeldes y de ese modo mejorar la seguridad, principal preocupación de los partidos que pidieron demorar la elección.

Aplazar los comicios sería "un mensaje de aliento a los terroristas y los incitaría a cometer más actos" de violencia, aseguró.

Tres iraquíes resultaron heridos en un ataque con morteros con un puesto policial en Baaquba, una localidad al norte de Bagdad que es escenario de numerosos ataques.

El Ejército estadounidense, en tanto, dijo haber descubiero el sábado 17 cadáveres en Mosul (norte) lo que aumentó a 57 la cifra de muertos hallados en las calles de esa ciudad en los últimos 10 dias.

publicidad

Según los estadounidenses, esos asesinatos apuntan a desmoralizar a las fuerzas locales de seguridad de cuyos cuerpos ya ha pedido la baja el 80 por ciento de los 5 mil efectivos.

Al sur de Bagdad, en donde la coalición lleva cinco días de ataques contra los rebeldes, más de 40 personas fueron detenidas en la localidad de Jabella, según la Guardia Nacional iraquí.

Más de 5 mil tropas estadounidenses, británicas e iraquíes ocupan la zona para perseguir a los grupos armados que se movilizan por el llamado "triángulo de la muerte".

Los estadounidenses han detenido a unos 125 sospechosos en sus incursiones en Latifiya, Yussufiya, Mahmudiya e Iskandiriya.

En Latifiya, 40 kilómetros al sur de Bagdad, los norteamericanos se hicieron presentes este domingo, dijo un corresponsal de AFP. Los soldados neutralizaron varios artefactos explosivos mientras helicópteros y aviones vigilaban desde el aire.

Las escuelas estaban cerradas y mucha gente abandonó la ciudad. Marines de Estados Unidos la patrullan con listas de nombres de rebeldes a los que quieren capturar. Al menos 10 arrestos fueron realizados.

Más al norte, Mahmudiya y Yusufiyah estaban en calma y la ruta que las atraviesa estaba abierta a los automovilistas que se dirigían al centro chiíta de Irak.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad