publicidad
La última serie de análisis de restos y polvo muestra que el suelo lunar contiene no sólo agua, sino además monóxido de carbono, dióxido de carbono (CO2), amoníaco, sodio, plata, hidrógeno y mercurio.

Científicos asombrados por el suelo lunar

Científicos asombrados por el suelo lunar

El suelo lunar contiene una gran variedad de elementos químicos y metales, como la plata, según resultados de análisis de una estela de material que siguió al impacto de un proyectil de la NASA en 2009.

La última serie de análisis de restos y polvo muestra que el suelo lunar...
La última serie de análisis de restos y polvo muestra que el suelo lunar contiene no sólo agua, sino además monóxido de carbono, dióxido de carbono (CO2), amoníaco, sodio, plata, hidrógeno y mercurio.

Aseguran que es más complejo y rico de lo que se creía

WASHINGTON - El suelo lunar contiene una gran variedad de elementos químicos y metales, como la plata, según resultados de análisis de una estela de material que siguió al impacto de un proyectil de la NASA en octubre de 2009, revelaron trabajos publicados el jueves.

La agencia espacial estadounidense precipitó una unidad de 2,3 toneladas sobre el cráter Cabeus, en el polo sur de la Luna, seguido de cerca por la sonda LCROSS, cuyos instrumentos pudieron analizar los materiales que se proyectaron por el choque que cavó un agujero de 20 a 30 metros de diámetro.

La NASA había ya anunciado en noviembre de 2009 que había detectado cantidades importantes de agua congelada en esta estela.

publicidad

Resultados sorprendentes

La última serie de análisis de restos y polvo muestra que el suelo lunar contiene no sólo agua, sino además monóxido de carbono, dióxido de carbono (CO2), amoníaco, sodio, plata, hidrógeno y mercurio, señaló el geólogo Peter Schultz de la Universidad Brown (Rhode Island, noreste de Estados Unidos), principal autor del trabajo publicado en la revista Science de fecha 22 de octubre.

"Este cráter parece ser un tesoro de elementos químicos que están en este lugar en una permanente oscuridad", señala el investigador. Según él, gran cantidad de estos elementos provienen del bombardeo incesante de la Luna por parte de cometas y meteoritos desde hace miles de millones de años.

El geólogo piensa que un grupo de átomos y partículas de estos elementos depositados en la superficie de la Luna podrían haber sido liberados por otros impactos de meteoritos el calor del Sol, que los cargó de energía.

Una vez liberados del fino polvo que forma el suelo lunar, estos elementos químicos acabaron en los polos, atrapados en los fríos cráteres donde no entran nunca los rayos del Sol.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad