publicidad

Chiítas saquean cuartel policial en Irak

Chiítas saquean cuartel policial en Irak

Milicianos chiítas leales a un religioso radical saquearon una estación de policía en la ciudad sagrada de Nayaf, cerca de las mezquitas de la urbe iraquí.

El ataque, y la cautela de las tropas de Estados Unidos, ocurren mientras el teniente general Thomas F. Metz, quien asumió el control del cuartel de los nuevos Cuerpos Multinacionales de Irak el mes pasado, dijo que el Ejército estaba cambiando su posición respecto a enfrentar a los guerrilleros, optando por mejor entrenar a los soldados iraquíes y prestar protección al frágil gobierno interino.

Sin embargo, los soldados estadounidenses se enfrentaron el jueves con otros militantes leales al religioso Muqtada al-Sadr, en el barrio marginal de Ciudad Sadr, en Bagdad.

Al menos un rebelde murió al ser atacado por un tanque estadounidense mientras se preparaba para lanzar una granada cohete contra los estadounidenses.

Los problemas en la estación de policía de Nayaf se iniciaron la noche del miércoles, cuando los agentes del orden trataron de detener a supuestos ladrones en una estación de autobuses, cerca de los cuarteles policiales.

Varios enmascarados, algunos de ellos miembros de la milicia de Al-Sadr, respondieron con ametralladoras y granadas cohete, cerca del edificio policial.

El comando estadounidense anunció el viernes que un soldado falleció a consecuencia de las heridas recibidas en una emboscada en el este de Bagdad. Cuatro otros soldados resultaron heridos en los combates ocurridos la noche del miércoles.

Más de 820 soldados norteamericanos han muerto desde el inicio del conflicto en Irak en marzo del 2003.

publicidad

Por otro lado, tres soldados estadounidenses fueron heridos este viernes al sur de Bagdad al estallar un coche bomba al paso de un convoy al sur de Bagdad, indicó un portavoz militar.

"Según nuestras informaciones, tuvimos tres heridos, dos de los cuales se reintegraron a su servicio. No hubo muertos", indicó.

"En Saydiya, un convoy pasó cerca de un coche estacionado que estalló, lo que da a pensar que la carga estaba accionada por control remoto", agregó tras precisar que el incidente tuvo lugar hacia las 12:30 p.m. (08:30 GMT).

"Un hombre estacionó un Mercedes gris al lado de la ruta y luego subió a otro coche. Poco después, estalló al paso del convoy", afirmó el teniente de policía Ahmed Mohamed que se encontraba en el lugar, en la entrada sur de la capital.

Según un testigo, Jassem Seif Jamil, "el coche estalló al paso del tercer vehículo de un convoy estadounidense que contaba cinco".

En otros incidentes, elementos armados lanzaron granadas cohete la noche del jueves contra soldados de la coalición cerca de la ciudad chiíta de Hilá, 100 kilómetros al sur de Bagdad. Funcionarios polacos dijeron que no hubo bajas y que los atacantes huyeron cuando los soldados respondieron al fuego.

El Gobierno italiano negó el viernes que se haya pagado rescate para liberar a los tres ciudadanos de este país secuestrados durante casi dos meses en Irak, tal como denunció el médico y cooperante Gino Strada.

publicidad

Este cooperante, responsable de la ONG Emergency, que goza de gran prestigio por sus iniciativas humanitarias, sostiene que la liberación de Salvatore Stefio, Umberto Cupertino y Maurizio Agliana se produjo previo pago de 9 millones de euros y simulando el asalto al lugar donde estaba retenidos.

La Presidencia del Ejecutivo italiano salió al paso de esta acusación con un comunicado en el que se señala que "la liberación de los rehenes se produjo gracias a una operación militar de las fuerzas especiales de la coalición sin pagar ningún rescate".

Esta intervención, añade la nota, se hizo "en conexión con los servicios secretos italianos y de acuerdo con el Gobierno. La operación se produjo no lejos de Bagdad, en la zona sur. El resto son fantasías o falsedades".

Surcorea instalará tropas en Irak

Mienras, las tropas surcoreanas destinadas a Irak se instalarán en dos zonas diferentes de la norteña provincia de Irbil para poder hacer frente a posibles ataques de insurgentes, según un informe del Gobierno al que tuvo el viernes acceso la agencia local Yonhap.

El Ministerio de Defensa señaló en el informe entregado al Parlamento que los 3,650 militares permanecerán separados en dos bases, una en la localidad de Rashikin y la otra en Shwarash, en el noroeste.

Según la agencia surcoreana de prensa, el gobierno comunicará la semana que viene a Estados Unidos los detalles sus planes del despliegue de 3 mil soldados, que se reunirán con los 650 militares, la mayoría médicos e ingenieros presentes en Nasiriya, al sur del país.

publicidad

Kwon An-do, asesor del viceministro de Defensa, afirmó durante una reunión parlamentaria que el envío de tropas se llevará a cabo en agosto.

Siempre según Yonhap, el ministerio de Defensa reiteró que el contingente militar realizará labores de reconstrucción, ya que de la seguridad en la zona fronteriza con Irán y Turquía se ocupan los soldados estadounidenses.

Corea del Sur lleva desde el pasado mes de abril retrasando el traslado de sus tropas debido a la inseguridad que sigue reinando en Irak y a la creciente oposición de la opinión pública al despliegue.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad