publicidad

Cautelosas reacciones por votos en Irán

Cautelosas reacciones por votos en Irán

El mundo reaccionó cautelosamente y expectante ante la reelección del presidente iraní Mahmud Ahmadinejad.

Irán es una potencia económica clave en esa región del Medio Oriente, una amenaza potencial para la seguridad de Israel, así como una fuente de temores y preocupaciones para Estados Unidos y sus aliados, temerosos de que el régimen teocrático de Teherán intente obtener un arsenal bélico nuclear.

El presidente venezolano Hugo Chávez, detractor de la política exterior de Washington, se apresuró a respaldar al líder iraní. "El presidente Mahmoud Ahmadinejad es uno de los mejores aliados en este mundo", dijo Chávez en una reunión de Petrocaribe.

La aplastante victoria anunciada por Ahmadinejad frente a su oponente reformista Mir Hossein Mousavi "aumentará la presión estadounidense" para tratar diplomáticamente con Irán, dijo el analista Eyal Zisser, del Centro Moshe Dayan con sede en Tel Aviv.

El presidente Barack Obama ofreció hablar con Irán tras casi 30 años sin contactos diplomáticos oficiales. Irán insiste que su programa nuclear persigue fines pacíficos y está destinado solamente a la generación de electricidad, mientras que Estados Unidos sostiene que el enriquecimiento de uranio busca la construcción de ojivas atómicas.

En privado, muchos diplomáticos de la Agencia Internacional de Energía Atómica_ el organismo de la ONU con sede en Viena _ no ven grandes cambios sin importar quién esté al frente del gobierno iraní.

publicidad

Ello es debido a que las decisiones importantes, como el posible diálogo con Washington o la política nuclear, dependen del clero gobernante que encabeza sin elección alguna el ayatola Alí Jamenei.

"Respecto al tema nuclear, está claro que la decisión postrera es del ayatola Jamenei", dijo el profesor Mohsen Milani, un especialista en temas iraníes de la Universidad del Sur de la Florida. En el mejor de los casos, Ahmadinejad desempeña un cometido sutil y molesto.

"El tema central de seguridad o guerra y paz no es uno de sus puntos fuertes. Eso depende sin lugar alguno del líder supremo", dijo Milani.

El mandatario Mahmoud Ahmadinejad es el virtual ganador de las elecciones presidenciales en Irán, en un proceso electoral que registró una participación sin precedentes en la historia del país.Según el Ministerio del Interior del país árabe, encargado de las elecciones celebradas el viernes, 30 millones 506 mil votos han sido contados hasta el momento, que representan al 81 por ciento del total de votantes, informó la agencia de noticias Mehr News.La información oficial da al ultraconservador Ahmadinejad el 65.78 por ciento de los sufragios (19 millones 761 mil votos), frente a el 32.26 por ciento (nueve millones 841 mil votos) de su más cercano oponente, el reformista Mir Hossein Mousav.El tercer lugar lo ocupa Mohsen Rezaii con 2.08 por ciento (633 mil 48 votos), y en último lugar está Mahdi Karroubi con 0.89 por ciento (270 mil 885).Por su parte el portavoz del Consejo de Guardianes (CG), Abbasali Kadkhodaie, dijo que el 82 por ciento de los iraníes con derecho a voto acudió a las urnas en la décima elección presidencial, informó la agencia de noticias oficial iraní Irna.Kadkhodaie dijo que el CG había previsto inicialmente una participación del 70 por ciento de los votantes, cifra que aumentó a más del 82 por ciento, según los últimos informes.En tanto el ex primer ministro y candidato a la presidencia iraní Mirhossein Musavi manifestó a través de un comunicado su "enérgica protesta" por el resultado de las elecciones, según otros medios de prensa."Protesto enérgicamente contra las muchas y clarísimas violaciones, y advierto de que no me rendiré ante esta peligrosa charada. El resultado de la actuación de algunos oficiales pondrá en peligro los pilares de la República Islámica y establecerá la tiranía en el país".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad