publicidad

Cataluña dice "sí" a la independencia en una consulta simbólica

Cataluña dice "sí" a la independencia en una consulta simbólica

En una consulta simbólica a la que acudieron más de 2 millones de personas, el 80% votaron por la autonomía.

Más de 2 millones votaron en Cataluña en la consulta independentista Univision

La consulta alternativa sobre la independencia en Cataluña, noreste de España, habría registrado el domingo unos 2,250,000 mil votantes, de los que un 80.72% apoyaron la independencia con un 88.4% de los votos escrutados, según fuentes oficiales.

En rueda de prensa para ofrecer datos de participación y resultados preliminares, la vicepresidenta del gobierno catalán, Joana Ortega, expuso la madrugada de esta lunes que con 84.44% de las mesas electorales contabilizadas suman 2,430,226 personas las que acudieron a votar, que subiría a 2,250,000 con el total.

La consulta, que fue suspendida por el Tribunal Constitucional de España, carece de validez oficial, pero para el gobierno catalán tiene valor político para negociar un referéndum sobre la independencia con reconocimiento legal.

A pesar de su falta de validez legal, en la consulta del domingo, a la que estaban convocados unos 5.4 millones de personas, se preguntó a los ciudadanos si quieren que Cataluña sea un Estado, y si quieren que sea independiente respecto de España.

Con ese porcentaje de casillas computadas, Ortega dijo que la opción del “Sí-sí” obtiene 80.72 por ciento; el “Sí-no” 10.11 por ciento, y el “No-no” 4.55 por ciento.

El gobierno español buscará responsabilidades penales por la votación

Antes, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, aseguró que la consulta “es un éxito total, una muestra de democracia en mayúsculas”, y que deja algunos mensajes al Estado español.

publicidad

El gobierno del presidente Mariano Rajoy, a través del ministro de Justicia español, Rafael Catalá, había afirmado pocas horas antes que la votación del 9N (por la fecha del domingo) era un "acto de propaganda política sin validez democrática; un acto estéril e inútil".

Además, remarcó que el presidente catalán (Artur Mas) renunció a "cualquier apariencia de neutralidad", al convertirse en "juez y parte del proceso". En ese sentido, restó valor a cualquier recuento de votos, porque "no se puede comprobar".

Rafael Catalá, advirtió que la Fiscalía del Estado investiga la consulta alternativa realizada el domingo en Cataluña para “valorar la existencia de responsabilidades penales”.

Las declaraciones de Catalá se suman a las actuaciones iniciadas el sábado por la Fiscalía para indagar el uso de colegios educativos en la consulta, identificación de los responsables de esas actuaciones.

Ante ello, Más declaró este domingo que si se buscaba a responsables de ello se mirará a él y a su gobierno.

Para la consulta, se establecieron 6,695 urnas en 1,317 locales electorales, y participaron como integrantes de mesa y en el escrutinio del voto unos 40,000 voluntarios.

El desafío soberanista

El líder catalán anunció hace unos días que, una vez celebrado el 9N, enviaría una carta al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (PP, conservador) para abordar mejoras en el autogobierno de Cataluña y le plantearía que se puede hacer un referéndum soberanista "definitivo" y "acordado" con el Estado al "estilo británico".

publicidad

Rajoy ha mostrado en numerosas intervenciones públicas su disposición al diálogo con Artur Mas, pero siempre desde la premisa del respeto a la ley y la Constitución.

España es uno de los estados más descentralizados de la Unión Europea y en él goza Cataluña de una amplia autonomía, con gobierno, parlamento y policía propios.

La reciente crisis económica y la negativa de las autoridades centrales a otorgar un régimen fiscal especial a Cataluña están en la raíz del auge del independentismo en esta región, que produce aproximadamente el 20% del PIB español.

El desafío soberanista coincide con una serie de escándalos que han afectado a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el partido de Mas que ha ejercido el gobierno en la comunidad autónoma durante más de 30 años.

Su líder histórico, Jordi Pujol, que fue presidente de Cataluña entre 1980 y 2003, está siendo investigado junto con su familia por presunto fraude fiscal y blanqueo de dinero.

Con información de Efe y Notimex.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad