publicidad
Todos los detenidos son varones, cinco de nacionalidad brasileña, tres de la República Dominicana y el resto españoles.

Capturan a 13 personas en España por explotación sexual

Capturan a 13 personas en España por explotación sexual

Las mujeres, según ha informado la Guardia Civil, eran captadas en zonas pobres de Brasil y la República Dominicana con falsas promesas laborales.

Todos los detenidos son varones, cinco de nacionalidad brasileña, tres d...
Todos los detenidos son varones, cinco de nacionalidad brasileña, tres de la República Dominicana y el resto españoles.

Cinco de los detenidos son brasileños

Trece personas fueron detenidas y otras seis han sido imputadas por su presunta integración en una trama internacional dedicada a la explotación sexual de mujeres en locales de Navarra, en los que también se favorecía el consumo de cocaína.

Todos los detenidos son varones, cinco de nacionalidad brasileña, tres de la República Dominicana y el resto españoles, con edades comprendidas entre los 23 y los 59 años, según fuentes de la Guardia Civil.

La mayoría de las detenciones se realizaron en la localidad de Tafalla (Navarra), nueve en total, donde también han sido imputadas otras tres personas por su relación con esta red internacional que, además de la prostitución, se dedicaba al tráfico de drogas y a la formalización de matrimonios de conveniencia.

publicidad

En los registros se descubrió "un auténtico laboratorio clandestino" para adulterar y distribuir la droga en el domicilio de uno de los detenidos, en el que se incautaron más de 250 gramos de cocaína, 1.5 kilos de sustancias para su corte, molinillos, pesos de precisión y más de cinco mil euros en efectivo.

Eran atraídas con falsas promesas

Las mujeres, según ha informado la Guardia Civil, eran captadas en zonas pobres de Brasil y la República Dominicana con falsas promesas laborales en España, a donde llegaban en avión como turistas tras realizar escalas en varios aeropuertos internacionales.

Su destino inicial era Zaragoza, ciudad en la que eran alojadas y donde les comunicaban que habían contraído una deuda que debían pagar ejerciendo la prostitución y las trasladaban a clubes de alterne de Navarra, en los que residían.

La investigación policial se llevó a cabo después de que una de estas mujeres, en una de las periódicas inspecciones que se hacen en estos locales, denunció haber sido víctima de explotación sexual y laboral desde que llegó a España en 2009.

Los integrantes de la red favorecían asimismo los matrimonios de conveniencia de las mujeres con ciudadanos españoles, a los que pagaban un mínimo de unos mil 500 euros, para evitar que fueran expulsadas por su situación irregular.

publicidad

En los clubes, las mujeres tenían que cumplir unas reglas estrictas y si no lo hacían las multaban, y trabajaban unas doce horas seguidas diarias, llegando a hacer sólo una comida al día, según informó en un comunicado el instituto armado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad