publicidad

Caos en Europa por intensa ola de frío siberiano

Caos en Europa por intensa ola de frío siberiano

La ola de frío siberiano que castiga gran parte de Europa bajó el termómetro a niveles récord. Noruega registró -40º Celsius.

Frío polar

LONDRES - La ola de frío siberiano que castiga particularmente al Reino Unido perturbó fuertemente el tráfico en calles, avenidas y carreteras este jueves, cuando la nieve dio paso al hielo, pero sus efectos se hacían sentir en toda Europa, donde algunos países se preparaban para más nevadas.

Las temperaturas bajaron hasta los 18 grados bajo cero en Benson, en el condado de Oxford (centro de Inglaterra), y en Woodford, cerca de Manchester (noroeste), según el servicio meteorológico, que prevé que el invierno más crudo y prolongado en décadas continúe por lo menos hasta la próxima semana.

Miles de escuelas en todo el país permanecían cerradas, para alegría de los niños que gozan de una extensión inesperada de sus vacaciones navideñas.

Tras el caos que se registró el miércoles debido a las intensas nevadas, los principales aeropuertos estaban todos abiertos el jueves, pero las compañías British Airways y EasyJet anularon decenas de vuelos con origen o destino a los dos principales, Heathrow y Gatwick.

"Las dos pistas están abiertas y el aeropuerto está funcionando", dijo una portavoz de Heathrow, señalando sin embargo que podrían producirse "algunas alteraciones".

Trenes detenidos

También se registraban dificultades en la red de trenes. Un Eurostar Bruselas-Londres con 260 personas a bordo estuvo dos horas bloqueado durante la mañana en el túnel que une Francia al Reino Unido por debajo del canal de la Mancha debido a una avería sobre la que la compañía no dio detalles, antes de ser remolcado hasta territorio británico.

publicidad

Este incidente, tres semanas después de una interrupción total del tráfico durante varios días al iniciarse las fiestas navideñas, debería provocar retrasos en momentos en que los trenes están obligados a reducir también la velocidad debido al frío.

En las carreteras heladas, varios accidentes complicaban todavía más la tarea de los conductores para llegar a sus destinos. La policía del condado de Sussex (sur) advirtió a los ciudadanos que sólo debían aventurarse en las carreteras si era "absolutamente necesario".

Miles sin electricidad

Mientras tanto, los electricistas trabajaban para restablecer el suministro en los 5,000 hogares del sur de Inglaterra se quedaron sin electricidad -y muchos también sin calefacción- durante la noche después de que las fuertes nevadas dañaran líneas de alta tensión.

El servicio meteorológico británico advirtió que la peor ola de frío desde diciembre de 1981 se prolongará hasta la próxima semana.

"Está previsto que las temperaturas bajo cero continúen hasta mediados de mes con más nevadas previstas, especialmente en el sur y el este" del país, indicó la Oficina Meteorológica nacional.

Aunque se ha ensañado especialmente con el Reino Unido, un país poco acostumbrado a este clima gélido, la ola de frío procedente de Siberia afectaba a todo el resto de Europa, y algunos países se preparaban para un nuevo azote durante el fin de semana.

publicidad

40ºC bajo cero

La palma del frío se la llevó Noruega, donde en varios lugares el mercurio bajó hasta los 40 bajo cero.

En Oslo, con -15, los autobuses dejaron de circular porque el frío helaba el combustible de sus motores, y varios transbordadores estaban bloqueados en los muelles del puerto por el hielo.

La nieve dificultaba también la circulación en las carreteras de Francia, especialmente en París, Grenoble (centro) y Burdeos (suroeste), y se señalaban retrasos y anulaciones de vuelos en el segundo aeropuerto de la capital, Orly.

Más al sur, la ola de frío debía empezar a barrer también este jueves España y Portugal, mientras que en Alemania y en Austria, las autoridades estaban en alerta porque las previsiones anuncian la llegada de una violenta tormenta de nieve durante el fin de semana.

¿Calentamiento global?

Beijing tuvo su mañana más fría en casi 40 años y su nevada más copiosa desde 1951. Gran Bretaña está sufriendo su racha más larga de heladas desde 1981. Y un clima invernal se ha apoderado del sur de Estados Unidos, incluyendo los huertos y las playas de la Florida.

¿No existe entonces el calentamiento global?

Ese tipo de clima no parece encajar con las advertencias de los científicos de que la Tierra se está calentando a consecuencia de la emisión de los llamados gases de efecto invernadero. Pero los expertos dicen que la racha fría no desmiente en nada el alza en las temperaturas globales, sino que sólo es un parpadeo en la tendencia de calentamiento a largo plazo.

publicidad

"Forma parte de la variabilidad natural", dijo Gerald Meehl, científico del Centro Nacional de Investigación Atmosférica en Boulder, Colorado. Con el calentamiento global, dijo, "aún tenemos temperaturas frías récord. Sólo que tendremos menos".

Situaciones extremas

Deke Arndt del Centro Nacional de Información Climática en Asheville, Carolina del Norte, hizo notar que el 2009 quedará clasificado entre los 10 años más cálidos de la Tierra desde 1880.

Los científicos dicen que el cambio climático generado por el hombre tiene el potencial de provocar situaciones extremas en el clima con mayor frecuencia e intensidad, tales como oleadas de calor, tormentas, inundaciones, sequías e incluso períodos de frío.

Pero expertos entrevistados por The Associated Press no vincularon las actuales heladas con el cambio climático.

Entonces, ¿qué está pasando?

"Básicamente sólo hemos visto un gran brote de aire del Ártico" sobre áreas pobladas del hemisferio norte, dijo Arndt. "El aire del Ártico realmente se ha soltado sobre nosotros".

Cambio de corrientes

En la atmósfera, grandes corrientes de aire suelen viajar del occidente al oriente alrededor del mundo entre el Ártico y los trópicos. Este flujo de aire actúa como una cerca para mantener confinado al aire del polo norte.

publicidad

Pero recientemente este flujo ha modificado su curso hasta generar un patrón pronunciado en zigzag, serpenteando hacia el norte y el sur. Si una persona vive en un lugar que recibe aire desde el sur, obtiene clima cálido. De hecho, esta semana se reportaron temperaturas elevadas récord en los estados de Washington y Alaska.

Pero en el este de los Estados Unidos, así como en otras partes del planeta, el aire del Ártico está llegando desde el norte. Y así es como se registran temperaturas de -16 grados centígrados (tres Fahrenheit) en Beijing, -41 Celsius (-42 Fahrenheit) en Noruega, y 45 centímetros (18 pulgadas) de nieve en partes de Gran Bretaña.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad