publicidad
El Gobierno cambiaría las leyes del país para facilitar la detención de personas que puedan estar "radicalizadas".

Canadá estudia endurecer leyes contra "radicales" tras ataque al Parlamento

Canadá estudia endurecer leyes contra "radicales" tras ataque al Parlamento

El Gobierno cambiaría las leyes del país para facilitar la detención de personas que puedan estar "radicalizadas".

El Gobierno cambiaría las leyes del país para facilitar la detención de...
El Gobierno cambiaría las leyes del país para facilitar la detención de personas que puedan estar "radicalizadas".

El ministro de Seguridad Pública de Canadá, Steven Blaney, dijo que el Gobierno está estudiando cambios en las leyes del país para facilitar la detención de personas que puedan estar "radicalizadas" y ser propensas a cometer ataques como el que se registro el miércoles en el Parlamento.

publicidad

En una entrevista con la emisora pública Radio-Canada, Blaney señaló que el ejecutivo está considerando una serie de cambios para alcanzar los "umbrales" necesarios que permitan efectuar detenciones.

"Lo que el primer ministro (Stephen Harper) nos ha pedido es que revisemos de forma acelerada los diferentes mecanismos que se ofrecen a la Policía para asegurar la seguridad de todos", afirmó.

Por su parte, el ministro de Justicia, Peter MacKey, declaró durante una rueda de prensa que está revisando "aquellos elementos del código criminal que permitan una acción preventiva, específicamente en el área de terrorismo".

Los posibles cambios son consecuencia directa de los dos ataques ocurridos esta semana en Canadá.

 

Terror en Canadá, un hombre abrió fuego matando un soldado Univision

Dos ataques en una semana

El lunes, un joven "radicalizado" atropelló en las cercanías de Montreal a dos soldados, de los cuales uno murió, y el miércoles, otro individuo, que el Gobierno ha calificado de "radicalizado", pero que familiares y amigos han señalado era un drogadicto con problemas mentales, mató a un soldado en Ottawa antes de atacar el edificio del Parlamento.

Los dos atacantes, Martin Couture-Roleau, de 25 años, y Michael Zehaf-Bibeau, de 32, resultaron muertos por disparos de las fuerzas de seguridad.

Ambos habían solicitado pasaportes para poder abandonar el país y viajar a Siria, según las autoridades canadienses, pero en ambos casos no se les había concedido.

La Policía también ha confirmado que Martin Couture-Roleau era una de las 93 personas en Canadá que estaba siendo vigilada por su radicalización.

publicidad

Las fuerzas de seguridad han indicado en numerosas ocasiones que las actuales leyes les impiden detener y mantener en prisión a aquellos individuos que tienen planeado viajar al extranjero para unirse a fuerzas extremistas como el Estado Islámico.

El director de la Policía Montada canadiense, Bob Paulson, indicó el jueves que Zehaf-Bibeau no estaba en la lista de 93 "radicales".

Pero Paulson añadió que su petición de pasaporte estaba siendo retenida por las autoridades, lo que pudo provocar los ataques del miércoles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad