publicidad
La Cámara de los comunes en presencia del primer ministro Stephen Harper.

Canadá busca volver a la normalidad tras la reapertura de su congreso

Canadá busca volver a la normalidad tras la reapertura de su congreso

El primer ministro aseguró que Canadá “no será intimidada” y redoblará su defensa  contra terroristas.

La Cámara de los comunes en presencia del primer ministro Stephen Harper.
La Cámara de los comunes en presencia del primer ministro Stephen Harper.

Canadá sufrió un ataque por segunda vez en menos de una semana, la muerte de un soldado y el tiroteo dentro del Parlamento fueron calificadas por el primer ministro canadiense, Stephen Harper, como actos "terroristas". Es la primera vez que las autoridades tildan las agresiones de "terrorismo".

publicidad

Los legisladores canadienses rindieron homenaje este jueves a Kevin Vickers, el jefe de la seguridad del Parlamento, quien abatió en la víspera a un hombre que ingresó armado al recinto legislativo luego de asesinar a un soldado, con una ovación y aplausos al reabrirse las sesiones tras el ataque.

Reunidos en la Cámara de los comunes en presencia del primer ministro Stephen Harper y de la totalidad de los miembros de su gobierno, los legisladores guardaron un minuto de silencio y oraron antes de entonar el himno nacional.

El presidente de EEUU, Barack Obama, pidió solidaridad con Canadá y se comprometió a garantizar la coordinación entre las dos naciones para mejorar a seguridad a la luz de los ataques.

"Tenemos que permanecer vigilantes cuando se trata de este tipo de actos de violencia sin sentido o de terrorismo", dijo Obama.

Por su parte, la reina Isabel II se declaró conmocionada por el ataque al Parlamento de Ottawa. "Nuestros pensamientos y plegarias están con aquellos que resultaron afectados", afirmó la jefa de Estado del Reino Unido y de Canadá, de 88 años.

El primer ministro británico, David Cameron, señaló por su parte que los responsables de las agencias de inteligencia y seguridad del Reino Unido mantuvieron reuniones esta mañana para reafirmar la seguridad de los edificios públicos en el país.

José Miguel Insulza, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), también condenó el ataque perpetrado.

publicidad

"Una vez más, el terrorismo ha golpeado el corazón de nuestro continente, y debemos unir nuestras fuerzas para combatirlo", expresó Insulza, quien manifestó su apoyo y el de la OEA al gobierno del primer ministro Stephen Harper.

Canada "no seá intimidada"

Tras el tiroteo en el Parlamento canadiense que causó la muerte de un soldado y de su asesino, el primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo que Canadá "no será intimidada" y que redoblará sus esfuerzos para combatir el terrorismo.

En el homenaje a Vickers, Harper le agradeció su actuación y dijo que el objetivo del ataque era infundir miedo y pánico en Canadá y para irrumpir en las gestiones del gobierno.

"Por segunda vez esta semana se ha producido un ataque brutal y violento en nuestro territorio. Hoy nuestros pensamientos y oraciones están con la familia y amigos del cabo Nathan Cirillo" dijo Harper.

El primer ministro canadiense añadió que la muerte el lunes del suboficial Patrice Vincent, de 53 años, fue causada por "un terrorista inspirado en el Estado Islámico".

Terror en Canadá, un hombre abrió fuego matando un soldado /Univision

Las palabras de Harper son las primeras de un miembro del Gobierno canadiense que calificó los ataques de esta semana como "terroristas" y vinculados con el grupo extremista Estado Islámico (ISIS).

Las dos personas identificadas como los autores de los ataques del lunes, Martin Couture-Rouleau, y el miércoles, Michael Zehaf-Bibeau, son dos ciudadanos canadienses.

Tanto Couture-Rouleau como Zehaf-Bibeau fueron abatidos por las fuerzas de seguridad tras los ataques.

Sin embargo, los ataques mortales en tres días contra soldados canadienses conmocionaron a la población y avivaron el temor a que su país esté sufriendo represalias por sumarse a la campaña aérea liderada por Estados Unidos contra el grupo extremista Estado Islámico (ISIS) en Irak y Siria.

publicidad

Harper señaló que los dos incidentes son un recordatorio de que "Canadá no es inmune a los ataques terroristas que hemos visto en otras partes del mundo".

"Pero no seremos intimidados. Canadá nunca será intimidada. Esto sólo reforzará nuestra determinación y redoblará nuestros esfuerzos para tomar todas las medidas necesarias para identificar y enfrentarse a amenazas y mantener Canadá segura" declaró Harper.

Canadá se sumó esta semana a la coalición contra ISIS

El líder canadiense también señaló que los ataques reforzarán la cooperación de Canadá con sus aliados "en luchar contra las organizaciones terroristas que brutalizan a otros en el extranjero con la esperanza de traer su salvajismo aquí".

El martes, seis aviones de combate canadienses CF-18 Hornet partieron de su base en Canadá con destino al Golfo Pérsico para unirse a las fuerzas que están bombardeando las posiciones de ISIS en Irak.

La misión de combate fue rechazada por los partidos de la oposición a Harper. Pero el primer ministro canadiense justificó la semana pasada el despliegue al afirmar que el Estado Islámico representaba una amenaza a la seguridad del país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad