publicidad
Stephen Harper

Canadá autoriza ataques aéreos contra ISIS en Irak

Canadá autoriza ataques aéreos contra ISIS en Irak

Utilizará aviones de combate CF-18 para bombardear zonas controladas por el grupo militante Estado Islámico.

Stephen Harper
Stephen Harper

Al cabo de dos días de debate, la Cámara de los Comunes canadiense aprobó por mayoría que Canadá se sume al combate contra el grupo armado Estado Islámico (ISIS) en Irak y Siria.

Con 157 votos a favor y 134 en contra, fue aprobada la noche de este martes la moción presentada la semana pasada por el primer ministro Stephen Harper, quien argumentó que Canadá está amenazada por las fuerzas de ISIS, a las que debe combatir.

El Estado Islámico "ha apuntado a Canadá y a los canadienses diciendo: 'no crean en los canadienses de ninguna manera', con lo cual no debemos sentirnos seguros ni en nuestra casa", expresó Harper para justificar el envío de aviones de combate.

Al destacar la misión, Harper dijo en el parlamento federal que el presidente estadounidense Barack Obama, "quien retiró a las tropas estadounidenses y orgullosamente terminó la guerra en Irak", es quien está lanzando esta iniciativa para debilitar a las fuerzas de ISIS.

publicidad

En consecuencia, Canadá se unirá a Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Australia, Dinamarca, Holanda, Bélgica, Jordania, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos en el bombardeo aéreo contra las fuerzas del Estado Islámico.

Pese al desacuerdo manifestado por los legisladores opositores liberales y neodemócratas, la mayoría del gobernante Partido Conservador inclinó la balanza a favor de la propuesta de Harper.

La oposición legislativa acusó al gobierno conservador de "arrastrar al país a una dañina guerra que no tiene una salida fácil".

El gobierno canadiense enviará seis aviones de combate CF-18, dos portaviones de vigilancia CP-140, un avión de reabastecimiento de combustible y 600 elementos de la Armada Canadiense para asistir a las fuerzas de seguridad en Irak.

Fuentes oficiales informaron que en las próximas tres semanas las fuerzas militares canadienses examinarán con sus aliados dónde tendrán su base los portaviones canadienses y la forma en que se unirán a la campaña.

También se informó que la misión canadiense durará seis meses y que los aviones de combate provendrán de las bases aéreas de Alberta y Trenton.

Por ahora la misión canadiense se centrará en Irak, aunque el primer ministro adelantó que se pudiera extender a Siria si el gobierno de ese país "otorga su permiso".

publicidad

Esta será la tercera misión de combate de Canadá en menos de una década. El ejército canadiense luchó contra el gobierno del Talibán en Afganistán, de 2005 a 2011, y en la campaña de bombardeos de la OTAN contra Libia en 2011.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad