publicidad

Bombardeos en Siria provocaron la muerte de 40 personas

Bombardeos en Siria provocaron la muerte de 40 personas

Al menos cuarenta personas murieron en Siria por los bombardeos y disparos de las fuerzas leales al régimen sirio de Bachar al Asad.

Ejército utilizó tanques y misiles

Al menos cuarenta personas murieron este martes en Siria, la mayoría en los bastiones opositores de Idlib (norte) y Homs (centro), por los bombardeos y disparos de las fuerzas leales al régimen sirio de Bachar al Asad, según un grupo opositor.

Los Comités de Coordinación Local (CCL) informaron en un comunicado de que estas provincias fueron blanco de nuevos bombardeos que causaron la muerte de nueve personas en Idleb y de ocho en Homs, el mismo día en que Damasco rechazó las acusaciones de la ONU de cometer "crímenes contra la humanidad".

El ejército sirio bombardeó de modo indiscriminado la ciudad de Idleb con tanques y misiles, y se escucharon ráfagas de disparos y explosiones que afectaron a numerosas viviendas.

Continúan restricciones a periodistas

En cuanto a Homs, los CCL calificaron el bombardeo contra esta ciudad de "brutal" y destacaron que por décimo día consecutivo continúan los ataques contra el barrio de Bab Amro, el más castigado por la represión del régimen, entre otros distritos.

Varios helicópteros sobrevolaron esta mañana la ciudad a baja altura y el sonido de disparos fue constante en algunos barrios.

Además, el grupo opositor documentó el fallecimiento de seis personas en los alrededores de Damasco, tres de ellas soldados desertores.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por el régimen sirio a los periodistas para trabajar.

publicidad

Suman seis mil muertes desde marzo

En los últimos días, se han intensificado los movimientos diplomáticos para presionar al Gobierno de Damasco, que acusó este martes a la ONU de falta de neutralidad y objetividad.

Por su parte, la ONU alertó que Siria se sumirá "pronto" en una guerra civil si continúan los "ataques indiscriminados" contra la población civil a manos de las fuerzas gubernamentales, por lo que pidió "acción" a la comunidad internacional para que se logre el fin de la violencia.

Desde el inicio de las protestas a mediados de marzo pasado, más de cinco mil 400 personas, entre ellos 400 niños, han muerto, según los datos de la ONU ofrecidos en enero pasado, aunque desde entonces el organismo no puede calcular una cifra fiable.

La oposición siria estima que las víctimas civiles superan las seis mil e incluso hay países, como Arabia Saudí, que hablan de más de siete mil muertos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad