publicidad

Bombardeo en hospital afgano de Médicos Sin Fronteras dejó al menos nueve muertos

Bombardeo en hospital afgano de Médicos Sin Fronteras dejó al menos nueve muertos

Nueve empleados de MSF murieron en un hospital de la ciudad afgana de Kunduz en bombardeo atribuido a Estados Unidos.

Médicos sin fronteras y pacientes mueren tras bombardeo /Univision

Médicos Sin Fronteras (MSF) informó que un total de 19 personas murieron en la ciudad afgana de Kunduz en un bombardeo que atribuyen a fuerzas estadounidenses que, según la ONG, continuó "30 minutos" después que informara de ello a Washington.

Ante ello, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que esperará los resultados de la investigación dirigida sobre el Pentágono antes de emitir juicios sobre lo ocurrido.

"En nombre del pueblo estadounidense, extiendo mis más profundas condolencias a los profesionales  médicos y otros civiles muertos y heridos en el trágico incidente en un hospital de  Médicos sin Fronteras en Kunduz", agregó el mandatario, quien dijo haber solicitado al Departamento de Defensa que lo mantenga informado sobre el asunto.

"Vamos a seguir trabajando en estrecha colaboración con el presidente (Ashraf) Ghani, el Gobierno afgano, y nuestros socios internacionales para apoyar a las fuerzas de Afganistán a medida que trabajan para garantizar la defensa y seguridad nacional de su país", concluyó Obama.

El jefe del Pentágono, Ashton Carter, aseguró previamente no poder confirmar los detalles del suceso, pero indicó que se llevará a cabo "una investigación completa" en colaboración con las autoridades afganas para averiguar lo ocurrido en el incidente.

publicidad

Se trata de 12 trabajadores muertos y siete pacientes fallecidos, según el balance de MSF, todavía provisional y comunicado a través de la red social Twitter, tres de los pacientes eran niños.

UPDATE: 12 staff members and at least 7 patients were killed; 37 people were injured including 19 staff members. #Kunduz #Afghanistan " MSF International (@MSF) octubre 3, 2015

Además, 37 personas se encuentran heridas de gravedad, la mayor parte de las cuales fueron trasladadas al centro de Puli Khumri, situado a dos horas de ruta de Kunduz.

Diecinueve de los heridos son miembros de MSF y cinco de ellos se encuentran en estado crítico, mientras que 16 son pacientes que estaban siendo tratados en el hospital.

MSF considera el bombardeo a su hospital como "una violación de las leyes humanitarias internacionales" y pide que la coalición internacional tenga "total transparencia" en la investigación del mismo.

The Kunduz attack constitutes a grave violation of International Humanitarian Law.We demand a full & transparent account from the Coalition " MSF International (@MSF) octubre 3, 2015

El Pentágono investiga

En tanto, el jefe del Pentágono, Ashton Carter, dijo que está en marcha una "investigación exhaustiva" del bombardeo del hospital en Kunduz, aunque sin confirmar si el ataque había sido llevado a cabo por las fuerzas estadounidenses.

publicidad

El secretario de Defensa señaló que "las fuerzas estadounidenses en apoyo a las fuerzas de seguridad afganas operaban cerca, así como los talibanes".

"Una investigación completa sobre el trágico incidente está en marcha en coordinación con el Gobierno afgano", informó Carter en un escueto comunicado.

El establecimiento de MSF en Kunduz es un centro sanitario clave en la región que ha funcionado "más allá de su capacidad" durante los recientes combates entre el ejército y los talibanes, que tomaron el control de la ciudad durante varios días.

"A los 02:10, el centro de traumatología de MSF en Kunduz fue alcanzado varias veces durante un bombardeo prolongado y resultó muy dañado", informó la ONG en un comunicado.

El bombardeo siguió

MSF condenó "en los términos más enérgicos" el ataque al hospital, que quedó "parcialmente destruido" y remarcó que habían dado las coordenadas específicas del centro sanitario a todas las partes en conflicto, incluidos los talibanes y las tropas afganas y estadounidenses.

Según MSF, el bombardeo sobre el hospital siguió "durante más de 30 minutos" después de que la ONG avisara a los ejércitos estadounidense y afgano de que había sido alcanzado por proyectiles.

MSF exige "que se esclarezcan rápidamente" las circunstancias del ataque, que podría ser obra de las fuerzas estadounidenses.

publicidad

Kunduz ha sido escenario en la última semana de fuertes combates desde la irrupción el lunes de insurgentes talibanes, convirtiéndose en la primera gran ciudad afgana en caer en manos de los insurgentes desde 2001.

En el momento del bombardeo, 105 pacientes y personal sanitario y más de 80 empleados internacionales y locales de MSF estaban en el hospital, precisó la ONG.

La organización había informado el viernes que 59 niños estaban siendo atendidos en el centro.

Según la OTAN, las fuerzas estadounidenses podrían estar detrás de este ataque aéreo.

" Las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo un ataque aéreo en Kunduz a las 02:15 contra personas que amenazaban a las fuerzas de la coalición", dijo la OTAN en un comunicado.

"El ataque podría haber provocado daños colaterales a un centro médico cercano. Este incidente está bajo investigación", añadió.

Un residente local contó que intentaba desesperadamente contactar con seis de sus amigos, todos médicos y enfermeras de MSF, pero no ha logrado hablar con ellos.

"No tengo ninguna noticia de ellos, podrían estar muertos", dijo. Afirmó además que muchos residentes con familiares ingresados en el hospital tienen miedo de salir de sus casas en busca de noticias debido a los disparos entre el ejército y talibanes.

El centro de traumatología de MSF en Kunduz es la única instalación médica en la región que puede tratar lesiones graves.

publicidad

"Estamos profundamente consternados por el ataque, por la muerte de nuestros empleados y el alto precio infligido a un centro de salud en Kunduz", declaró en un comunicado el director de operaciones de MSF Bart Janssens.

"Nuestro equipo médico está proporcionando primeros auxilios y tratamiento a los pacientes lesionados. Instamos a todas las partes a respetar la seguridad de las instalaciones de salud y de su personal", agregó.

Crisis humanitaria

Kunduz está sumida en una crisis humanitaria, con miles de civiles atrapados en el fuego cruzado de dos fuerzas: las tropas del gobierno y los insurgentes talibanes.

Por el momento no se conoce con exactitud el número de víctimas de los combates que se libran en esta localidad, pero las autoridades dijeron el viernes que al menos 60 personas han muerto y 400 resultado heridas.

Tropas de EEUU

El portavoz de las tropas estadounidenses en Afganistán, el coronel Brian Tribus, ha reconocido que un bombardeo de EEUU en Kunduz podía "haber producido daño colateral a una instalación médica cercana", aunque no entró en detalles al añadir que el "incidente" está "bajo investigación".

Sin embargo, el Gobierno afgano, a través de su Ministerio de Salud, confirmó horas después la autoría estadounidense en el bombardeo contra el hospital de MSF en Kunduz.

En un comunicado, los talibanes acusaron a las "fuerzas estadounidenses bárbaras" de llevar a cabo el ataque del sábado de forma deliberada, "matando e hiriendo a decenas de doctores, enfermeras y pacientes".

publicidad

Estados Unidos mantiene una misión de combate en el país con una dotación de 9,800 soldados que tiene previsto permanecer en Afganistán hasta final del año.

Gobierno afgano culpa a talibanes

El Gobierno afgano culpó a los talibanes del bombardeo por decidir ocultarse en el hospital durante los choques con las tropas afganas, que contaban con apoyo aéreo estadounidense.

"Fue terrible ver la pérdida de vidas de médicos de MSF, pero lamentablemente los terroristas decidieron ocultarse en el hospital", afirmó el portavoz del Ministerio del Interior, Seddiq Seddiqi, en una rueda de prensa en Kabul.

Según el portavoz, "entre 10 y 15 terroristas se ocultaban en el hospital" esta madrugada cuando se optó por bombardear el centro, lo que causó "la muerte de todos los terroristas" y de al menos "tres médicos afganos".

"Creemos rotundamente que los terroristas entraron en el complejo del hospital para ocultarse de las fuerzas de seguridad", insistió Seddiqi durante su comparecencia, y señaló que todavía hay insurgentes ocultos en algunos edificios colindantes.

Desde que fueron expulsados del poder en 2001 por una coalición liderada por Estados Unidos, los talibanes concentran sus ataques en sus bastiones del sur. Pero en los últimos meses reforzaron sus posiciones en la zona de Kunduz, una ciudad estratégica en la ruta hacia Tayikistán.

publicidad

Condenas internacionales

Por su parte, la Comisión Europea (CE) condenó el ataque y pidió "a todas las partes" que aseguren la protección de centros de salud y humanitarios.

"Estoy profundamente consternado tras conocer la muerte de al menos nueve miembros del personal de MSF en el bombardeo de un hospital gestionado por la organización en la ciudad afgana de Kunduz", dijo el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides.

Stylianides expresó, en un comunicado, sus condolencias a las familias y los colegas de las víctimas y señaló que se mantiene atento a la información sobre posibles víctimas adicionales "con preocupación".

" Niños afganos, las mujeres y los hombres sufren las consecuencias humanitarias devastadoras de más de tres décadas de guerra y el conflicto. MSF y otras organizaciones humanitarias están llevando a cabo trabajos de salvamento esencial en Afganistán en condiciones muy difíciles", destacó Stylianides.

Asimismo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó el ataque que sufrió un hospital en la localidad afgana de Kunduz y pidió una "investigación imparcial" de los hechos.

Ban, en una declaración difundida por su oficina de prensa, expresó su "firme condena" de este ataque, sin especificar responsabilidades.

publicidad

"El secretario general recuerda que los hospitales y el personal médico están protegidos explícitamente por las leyes humanitarias", agrega la declaración.

La nota hace un llamamiento para "una investigación imparcial y rigurosa" del ataque a fin de garantizar que los responsables rindan cuentas por los hechos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Juan García del ACT, uno de los dos exámenes estandarizados, nos habla de las cosas que se deben evitar a la hora de llenar la admisión universitaria.
publicidad