publicidad
Cientos de inmigrantes procedentes de Túnez, Libia y Egipto están huyendo hacia Europa, principalmente Italia, en busca de oportunidades de trabajo y subsistencia.

Berlusconi teme tsunami migratorio en Europa

Berlusconi teme tsunami migratorio en Europa

Europa no podrá "eludir" sus responsabilidades con el flujo de inmigrantes procedentes de Túnez y Libia, afirmó el sábado el jefe del gobierno italiano Silvio Berlusconi, de visita en la pequeña isla de Lampedusa.

Cientos de inmigrantes procedentes de Túnez, Libia y Egipto están huyend...
Cientos de inmigrantes procedentes de Túnez, Libia y Egipto están huyendo hacia Europa, principalmente Italia, en busca de oportunidades de trabajo y subsistencia.

Revueltas en Túnez y Libia empujan a miles en busca de un mejor futuro

LAMPEDUSA - Europa no podrá "eludir" sus responsabilidades con el flujo de inmigrantes procedentes de Túnez y Libia, afirmó el sábado el jefe del gobierno italiano Silvio Berlusconi, de visita en la pequeña isla de Lampedusa.

"No es un problema italiano, sino un problema europeo", reafirmó el presidente del Consejo en una rueda de prensa en la isla adonde han llegado en los últimos meses miles de inmigrantes ilegales tunecinos, así como refugiados africanos procedentes de Libia.

Berlusconi anunció que de ahora en más habrá dos vuelos diarios desde Lampedusa para repatriar a los inmigrantes ilegales procedentes de Túnez.

publicidad

"Contamos con la disuasión sicológica. Cuando sepan que todos los ciudadanos tunecinos son repatriados inmediatamente, los que tienen la intención de venir se preguntarán si vale la pena", dijo Berlusconi.

"Maremoto humano"

Berlusconi consideró que "no puede haber una respuesta egoísta" ante lo que calificó como "un tsunami humano".

El mandatario italiano recordó que los países del sur de Europa habían solicitado la ayuda de la Unión Europea para acoger a los inmigrantes.

"Esperamos una respuesta de la Unión Europea, que no podrá eludir" el problema, dijo.

Italia decidió el jueves otorgar a los inmigrantes tunecinos un permiso se residencia temporal de seis meses que, según ella, les permitirá circular libremente por el espacio europeo Schengen. Una interpretación criticada por París y Berlín.

Interrogado al respecto, Berlusconi afirmó que "el buen sentido requeriría que se llegue rápidamente a un acuerdo" con París, que "debe darse cuenta que 80% (de los inmigrantes tunecinos) declaran que quieren viajar a Francia para reunirse con amigos y familiares".

"Si no hay acuerdo nos veremos obligados a ubicarlos en centros de acogida donde solo podemos recibirlos seis meses y después, serán libres de viajar a Francia", aseguró.

Respuesta europea

publicidad

Al referirse a Alemania, dijo que la canciller Angela Merkel "no podrá más que convenir que es necesario definir una respuesta común de Europa", aunque dijo comprender "algunos comportamientos (...) en un momento difícil en el que todos los gobiernos sufren de impopularidad".

Berlusconi llegó el sábado a la isla de Lampedusa, vaciada rápidamente de los refugiados africanos presentes en las últimas semanas, pero a la cual siguen llegando centenas de migrantes provenientes de los países del Magreb.

"¿Han visto? hemos cumplido la palabra. Todo está bajo control", dijo Berlusconi mientras era aplaudido por habitantes que vinieron a recibirlo al puerto.

El presidente del consejo, recibido a su llegada al puerto de Lampedusa por el alcalde Dino de Rubeis, vino para comprobar como la isla había sido "vaciada" de sus inmigrantes conforme a su promesa.

Siguen llegando

Mientras Berlusconi visitaba Lampedusa 244 migrantes provenientes de Libia desembarcaban en la isla mientras otra embarcación, que venía al parecer de Túnez con unas cincuenta personas, entre ellas una mujer, fue auxiliada en altamar, antes de que el barco tocara la costa.

Cuando Berlusconi visitaba "la colina de la vergüenza", cubierta de inmundicias hace unos días, pero perfectamente limpiada después, un tercer barco llegó a la playa de Cala Madonna, en otro puerto de la isla, donde según la prensa, los pasajeros fueron bloqueados en tierra por las fuerzas del orden.

publicidad

El viernes por la noche, unos 530 refugiados africanos provenientes de Libia desembarcaron en la isla.

"Centenares de somalíes, nigerianos y eritreos llegaron en el barco de 30 metros de largo. Estaban agotados, algunos se desmayaron cuando salieron del barco", dijo a la AFP Vittorio Alessandro, portavoz de los guardacostas de Lampedusa.

"Había madres, bebés de diez días y personas de edad que caminaban con bastones", dijo Barbara Molinario, del Alto comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR).

El sábado por la mañana, centenares de ellos fueron evacuados hacia la península, a bordo de un barco militar, San Giorgio, y por avión.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad