publicidad
El Papa Benedicto XVI estará en México del 23 al 26 de marzo de 2012.

Benedicto XVI crea oficina para combatir lavado de dinero

Benedicto XVI crea oficina para combatir lavado de dinero

El papa Benedicto XVI creó la Autoridad para la Información Financiera, un organismo especial para combatir el lavado de dinero sucio y vigilar las operaciones financieras de la Santa Sede, anunció El Vaticano.

El Papa Benedicto XVI estará en México del 23 al 26 de marzo de 2012.
El Papa Benedicto XVI estará en México del 23 al 26 de marzo de 2012.

Santa Sede adopta estrictas normas para regular finanzas

CIUDAD DEL VATICANO - El papa Benedicto XVI creó este jueves la Autoridad para la Información Financiera, un organismo especial para combatir el lavado de dinero sucio y vigilar las operaciones financieras de la Santa Sede, anunció el Vaticano.

La creación de la autoridad de control fue promulgada a través de un decreto o "motu proprio" de Benedicto XVI.

"La Santa Sede aprueba el compromiso de la comunidad internacional" y "quiere hacer suyas las reglas de las que se ha dotado para prevenir y combatir" esos terribles fenómenos, escribió el Papa.

De qué se trata

El decreto tiene como objetivo "prevenir y luchar contra el blanqueo de dinero proveniente de actividades criminales y para la financiación de terrorismo", indica la norma.

publicidad

La promulgación de las nuevas leyes "reviste un significado moral y pastoral de largo alcance", afirmó el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi, quien resumió la medida con tres palabras: "transparencia, honestidad y responsabilidad".

La autoridad de control vigilará las operaciones financieras de todas las entidades del Vaticano así como la aplicación de las recientes normas europeas antifraude.

Exigen transparencia

Con esa decisión, el Vaticano cumple un paso decisivo para la transparencia de sus transacciones económicas, objeto de graves acusaciones y sospechas durante décadas.

Las nuevas leyes prevén penas que van de cuatro a doce años de cárcel y multas de hasta 15.000 euros para quienes laven dinero.

La autoridad del Vaticano mantendrá contactos con autoridades de otros países y goza de "total independencia", explicó Lombardi.

"Se trata de una realidad nueva" recalcó el vocero del Papa, a través de la cual los organismos del Vaticano "serán menos vulnerables al riesgo constante que, inevitablemente, se corre cuando se maneja dinero", dijo.

"Se evitarán en futuro aquellos errores que tan fácilmente se convierten en motivo de escándalo para la opinión pública y para los fieles", agregó al recordar uno de los mayores casos político-financieros de la posguerra tras la quiebra en 1982 del otrora mayor banco de Italia, el Banco Ambrosiano, del que el Vaticano era un accionista importante.

publicidad

Dinero de la mafia

La investigación judicial demostró que el Banco Vaticano lavaba dinero de la mafia siciliana y mantenía conexiones con la logia masónica Propaganda 2 y agentes secretos de la CIA estadounidense.

Las nuevas medidas contra el lavado de dinero además han sido adoptadas tres meses después del inicio de una investigación judicial en Italia contra dos dirigentes del Instituto Vaticano para las Obras Religiosas (IOR), mejor conocido como el banco del Vaticano.

Los jueces italianos dispusieron también la incautación de 23 millones de euros ($30 millones) depositados en una cuenta del banco Crédito Artigiano, por omisión por parte del llamado Banco del Vaticano de las normas contra el lavado de dinero.

Italia acusaba al banco del Vaticano de administrar a través de cuentas anónimas, identificadas sólo con la sigla IOR, importantes sumas de dinero de oscura procedencia.

Detalles del decreto

Las nuevas normas contra el reciclaje entrarán en vigor a partir de abril del 2011 y cobijan todas las actividades económicas de la Santa Sede en el mundo, incluso los Museos Vaticanos y la entidad que administra su enorme patrimonio inmobiliario de Roma.

El llamado Banco del Vaticano administra las cuentas de varias órdenes religiosas así como de asociaciones católicas en el mundo.

La medida permitirá al Vaticano entrar en la lista blanca de Estados que respetan las normas para la lucha contra el lavado de dinero de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) y el Grupo de Acción Financiera (GAFI).

publicidad

"Creo que estamos al inicio del camino, serán consideradas una norma adecuada" para cumplir ese requisito, subrayó Lombardi.

Con las disposiciones, el Vaticano podrá acuñar un mayor número de monedas en euros con la cara del Papa, hasta ahora destinados a los coleccionistas, los cuales a partir del 2011 podrán ser intercambiados en las tiendas europeas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad