publicidad

Autoridades descubren brutal asesinato de ocho niños en Australia

Autoridades descubren brutal asesinato de ocho niños en Australia

Los menores de entre 18 meses y 15 años fueron apuñalados, según informes de la policía de Queensland.

La Gran Barrera de Coral y un clima tropical envidiable han hecho de la localidad australiana de Cairns un concurrido destino turístico. Hoy sin embargo, la localidad, ubicada en el estado de Queensland, ha saltado a los diarios internacionales por una horrible razón: el asesinato a puñaladas de ocho niños de entre 18 meses y 15 años.

Australia, que apenas se repone de una toma de rehenes en Sídney que la semana pasada dejó 3 muertos, ahora enfrenta consternada un nuevo episodio violento.

La policía del estado de Queensland recibió una llamada de alerta y al arribar a la vivienda señalada se encontró con una mujer, de 34 años, con heridas de arma blanca en el pecho.

La mujer, de nacionalidad australiana y de la que la Policía cree que era madre de siete de los niños, se encuentra en estado estable en el Hospital de Cairns y colabora con las autoridades para esclarecer el suceso.

Larry Woosup declaró a la cadena de televisión local ABC que en la casa vivían una sobrina y un sobrino suyo, y añadió que algunos de los menores eran hijos de su hermana.

Según el diario The Australian, que cita fuentes policiales, la mujer herida habría matado a los menores y luego habría intentado suicidarse.

Angustia y terror en una cafetería de Sidney, Australia /Univision

La casa, que ha sido acordonada por la Policía, está situada en el barrio de Manoora, una zona pobre donde se concentran residentes que dependen de la asistencia social y las peleas y delincuencia son frecuentes.

El inspector Bruno Asnicar dijo que la situación se encuentra bajo control, y descartó cualquier peligro para la población.

"Éste ha sido un incidente trágico, pero no hay ninguna razón para que la población esté preocupada por su seguridad", declaró.

El agente indicó que la escena del crimen permanecerá cerrada varios días para que los equipos forenses completen su trabajo.

En el exterior de la vivienda, familiares de las víctimas y vecinos expresaban con lágrimas y palabras de dolor lo que había supuesto para ellos esta tragedia.

publicidad

"Estoy conmocionada. La acababa de ver esta mañana con sus hijos", manifestó Bessie Mareko, una vecina.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, calificó de "descorazonador" el suceso, que ha conmovido al país en la misma semana del secuestro en una cafetería de Sídney que acabó con la muerte de dos rehenes y el asaltante.

"A todos los padres se nos remueven las tripas de tristeza por lo sucedido. Este es un crimen horrible. Estos son días difíciles para nuestro país", expresó Abbott en un comunicado.

Con información de Efe y AP.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad