publicidad

Austria no está lista para recibir refugiados

Austria no está lista para recibir refugiados

El gobierno austríano duda que los refugios que construye para recibir a los migrantes estén listos antes de fin de año. Rumania teme brote racista

El canciller austriaco, Werner Faymann, expresó este jueves sus dudas de que los centros de registro destinados a controlar la llegada de refugiados a Grecia y a Italia estén operativos antes de la fecha prevista, a finales de noviembre, por la falta de movilización de los países europeos.

Faymann descartó incluso que estén listos antes de finales de año, sin una coordinación centralizada y más medios y personal, declaró a la radio pública austriaca Ö1. 

"Con menos de 1,000 o 1,500 personas desplegadas para la protección de las fronteras y los procedimientos administrativos, esto no puede funcionar correctamente", añadió dos días después de viajar a Lesbos, la isla griega convertida en una de las mayores puertas de entrada de los refugiados a Europa. 

Austria es uno de los pocos países europeos que se comprometieron a aportar personal para los futuros 'hotspots', centros de registro, que deberán distinguir a los demandantes de asilo de los migrantes económicos. Viena anunció que pondrá a disposición a 100 expertos para llevar a cabo esa labor. 

La creación de varios 'hotspots' en Grecia y en Italia, así como el despliegue de guardias fronterizos europeos, fueron dos de las principales medidas acordadas por la Unión Europea, a finales de septiembre, para afrontar la actual crisis migratoria. 

publicidad

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aseguró que esos centros estarán operativos "de aquí a finales de noviembre", pero su puesta en marcha ya lleva un retraso considerable, dijo Faymann. 

"Basta con viajar al terreno para comprobar que falta de todo y que las cosas no se hacen realidad sólo porque se haya tomado una decisión", declaró el canciller, que puso el ejemplo de Lesbos donde, según él, los principales centros de acogida ni siquiera tienen suficiente material informático. 

"Hay que hacer mucho más" si no queremos "llegar a la primavera con 'hotspots' preparados en un 50% y una vigilancia fronteriza del 25%", añadió Faymann.


Rumania teme reacción racista


El presidente de Rumanía dice que la llegada de refugiados podría provocar una reaparición del racismo en Europea que, según sostiene, los países tienen el deber de rechazar.

Klaus Iohannis habló el jueves en un acto para conmemorar el Holocausto. Entre 1940 y 1944, unos 280.000 judíos y 11.000 romaníes, o gitanos, fueron asesinados por el régimen profascista del dictador rumano Marshal Ion Antonescu.

Rumanía fue uno de los cuatro países del este de Europa que en un primer momento se opusieron al plan de la Unión Europea para reubicar a 120.000 solicitantes de asilo, pero desde entonces ha modificado su postura.

publicidad

Iohannis reafirmó que Rumanía podría superar "esta complicada situación" con los refugiados "y llevarla fácilmente".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad