publicidad

ATentado terrorista en Pakistán mató a por lo menos 30 personas

ATentado terrorista en Pakistán mató a por lo menos 30 personas

Un atentado suicida con explosivos mató a por lo menos 30 personas frente a un banco cerca de la capital de Pakistán.

Ataques mortales

RAWALPINDI - Un atentado suicida con explosivos mató el lunes a por lo menos 30 personas frente a un banco cerca de la capital de Pakistán, mientras la Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció que por un aumento de la violencia se vio forzada a retirar personal y suspender su operación de desarrollo social en zonas colindantes con Afganistán.

Los insurgentes islamistas han ejecutado en las últimas semanas numerosos ataques en Pakistán que han causado al menos 250 muertos en represalia por una ofensiva militar en un bastión del grupo extremista paquistaní Talibán en la región Waziristán del Sur, también junto a la frontera afgana.

Varios empleados de la ONU están entre los muertos, y la decisión de la organización de suspender la misión de desarrollo podría comprometer el objetivo de Occidente de reducir la presencia de los extremistas mediante una mejoría de la economía en Pakistán.

El ataque del lunes en la ciudad de Rawalpindi, una guarnición a unos cuantos kilómetros (millas) de Islamabad, fue cometido en un día de paga mientras muchas personas esperaban frente al Banco Nacional para cobrar sus salarios.

Víctimas militares

El banco está cerca del cuartel del ejército, y de las personas que hacían fila frente al banco una mayoría eran miembros de las fuerzas armadas, dijo el soldado Mohammad Mushtaq, que fue herido en el atentado.

publicidad

Los extremistas atacaron el mes pasado al cuartel mediante un sitio que duró 22 horas y causó 23 muertes.

La presidencia de Pakistán, junto con el primer ministro y otros altos funcionarios, condenó la explosión y afirmó que continuará la ofensiva en Waziristán del Sur, una región tribal sumida en la pobreza y el subdesarrollo que está cerca de Afganistán donde al parecer hay escondites de la red terrorista Al Qaeda.

Datos del atentado

El atacante de este lunes llegó en una motocicleta al lugar y entre los 30 muertos hay personal militar, dijo el jefe de la policía de Rawalpindi, Rao Iqbal.

Unas 45 personas fueron heridas.

La ONU anunció en un comunicado que por motivos de seguridad pone fin a su labor de largo plazo en dos áreas en la frontera inestable con Afganistán, una decisión que podría perjudicar las acciones internacionales para enfrentar a la insurgencia en el país.

La decisión de las Naciones Unidas, que afecta a áreas tribales y la provincia de la Frontera Noroccidental. En los atentados de este año en Pakistán han fallecido 11 trabajadores de la ONU.

Revisan programas

La vocera de la ONU, Amena Kamaal, dijo que la organización todavía analiza los programas por suspenderse y el número de empleados por sacar del país. Indicó que el término de largo plazo se aplica a programas con un plazo de al menos cinco años.

publicidad

El personal que permanezca en el país será asignado a mejorar la seguridad, añadió.

El vocero de la cancillería, Abdul Basit, dijo que Pakistán comprendía la posición de la ONU, pero que esperaba la reanudación de la misión de desarrollo cuando el ejército termine su operación en Waziristán del Sur.

"Esperamos que nuestra operación acabe pronto, y ellos retomen sus operaciones normales", expresó.

Esperan victoria

El ejército paquistaní espera derrotar a los milicianos talibanes en la escabrosa región montañosa cerca de la frontera con Afganistán antes de que llegue el invierno a finales de diciembre, dijo el domingo el canciller paquistaní.

"La operación ha sido muy exitosa hasta el momento. La resistencia que esperábamos al principio no ocurrió con la misma rapidez que calculábamos", dijo Makhdoom Shah Mahmood Qureshi a los reporteros.

El canciller se encuentra en Kuala Lumpur, la capital de Malasia, para acudir a una reunión cumbre de países islámicos que empieza el lunes.

Osama Bin Laden

Pakistán inició una ofensiva a mediados de octubre en Waziristán del Sur, donde el Talibán -incluyendo milicianos de Afganistán, Pakistán, Uzbekistán, Chechenia y el mundo árabe- ha aumentado su poder en los últimos años.

publicidad

Se cree que el disidente saudita Osama Bin Laden y muchos de sus principales asesores de Al Qaeda (La Base) se esconden en la zona fronteriza con Afganistán.

Los milicianos han establecido vínculos con grupos islámicos en Pakistán acusados de cometer atentados en otras zonas del país, incluida la próspera provincia de Punjab.

"Waziristán del Sur es una zona muy importante para acabar con la actividad criminal terrorista en Pakistán. No tan sólo en Pakistán, sino más allá del país", dijo el canciller.

"Están huyendo"

Qureshi dijo que el ejército ha rodeado la zona y cortado las vías de suministro para los milicianos. En estos momentos están huyendo, dijo el canciller.

"Están en retirada y reina el caos allí", dijo.

El ministro dijo que es difícil ofrecer un plazo de tiempo durante el cual se obtenga un éxito militar total, pero agregó: "Queremos cumplir con nuestros objetivos lo máximo posible antes de que se asiente el invierno".

"De la manera en que van las cosas, parece que quizás seamos capaces de lograrlo... No puedo darles una fecha pero en esa zona hace mucho frío (a finales de diciembre). Queremos operar y establecer nuestro dominio antes de esa época", explicó.

Recompensa millonaria

Pakistán ofreció el lunes una recompensa de $5 millones por cualquier información que conduzca a la captura, vivos o muertos, del líder del grupo islamista Tehreek-e-Taliban, Hakimulá Mehsud, y 18 de sus colaboradores más cercanos.

publicidad

La recompensa fue ofrecida en un anuncio en blanco y negro del gobierno en la primera página del diario The News Daily, así como en anuncios televisivos emitidos por la noche en los principales canales del país.

"El gobierno pagará una recompensa a toda persona que capture a esa gente, viva o muerta, o suministre información concreta", señaló el anuncio.

"Los terroristas del ilegal Tehreek-e-Taliban (TTP) están involucrados diariamente en actividades sangrientas por las que mueren musulmanes inocentes", añadió.

La lista es larga

La mayor recompensa, o sea, 50 millones de rupias ($600,240) pesa sobre la cabeza del líder del TTP, Hakimulá Mehsur, y sus dos más cercanos colaboradores, Wali ur-Rehman Mehsud y Qari Hussain Mehsud, este último considerado como el responsable del entrenamiento de los kamikazes del grupo.

Se han ofrecido otros 20 millones de rupias por once comandantes y diez millones más por otros cinco responsables extremistas.

"Los actos de esos animales que no tienen ningún respeto por Dios manchan el nombre de la tribu de los Mehsud y el de Pakistán. Esa gente merece ser castigada (...). Ayuden al gobierno de Pakistán a destruirlos", finalizó el comunicado.

Cómo denunciarlos

Los posibles informadores deberán ponerse en contacto con la administración local o los servicios de seguridad, según el anuncio, que promete además un anonimato completo.

publicidad

La oferta de recompensa se produce una semana después de un sangriento atentado, el peor de la historia de Pakistán, en el que 134 personas murieron o fueron dadas por desaparecidas en la explosión de un coche bomba en un mercado de Peshawar, la gran ciudad del noroeste del país.

Más de 30 mil soldados paquistaníes llevan a cabo desde el 17 de octubre una ofensiva terrestre contra uno de los bastiones de los talibanes en el distrito tribal de Waziristán del Sur.

Refugio de talibanes

Las zonas tribales paquistaníes se han convertido progresivamente desde la caída de los talibanes en Afganistán a finales de 2001 en un refugio de miembros de Al Qaeda, de los talibanes paquistaníes y de sus aliados afganos.

Estados Unidos, que felicitó a Islamabad por la ofensiva en las zonas tribales, criticó la semana pasada la falta de celo de las autoridades paquistaníes a la hora de arrestar a los jefes de Al Qaeda presuntamente refugiados en el país.

"Al Qaeda halló refugio en Pakistán desde 2002. Me parece difícil creer que nadie del gobierno (paquistaní) sepa dónde están ni pueda arrestarlos si verdaderamente lo quisiera hacer", dijo la secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, el jueves, durante una reunión en Lahore con editorialistas de la prensa paquistaní.

Pakistán es escenario desde hace más de dos años de una oleada de atentados en los que han muerto unas 2,400 personas, perpetrados en su mayoría por kamikazes del TTP.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad