publicidad

Atentado en Hotel en Islamabad

Atentado en Hotel en Islamabad

El lujoso hotel Marriott de Islamabad sufrió un atentado con bomba ocasionando decenas de muertes y heridos.

Explosión atrapó a huéspedes

ISLAMABAD, Pakistán - Al menos 60 personas murieron este sábado por la noche en un atentado contra el hotel Marriott de Islamabad, dijo a la AFP un responsable de los servicios de seguridad, perpetrado por un kamikaze al volante de un camión cargado de explosivos.

Entre los muertos hay mujeres, niños y extranjeros, clientes habituales de este establecimiento de cinco estrellas, según este respnsable de seguridad que pidió no ser identificado.

La explosión, que pudo oirse a varios kilómetros de distancia, dejó un vasto cráter, de unos 10 metros (30 pies) de profundidad, frente al principal edificio del hotel y causó un vasto incendio. Las llamas salían por las ventanas y cuadrillas de rescate sacaban cuerpos y cadáveres ensangrentados del destruido edificio.

Entre los muertos hay mujeres, niños y extranjeros, clientes habituales de este establecimiento de cinco estrellas, según este respnsable de seguridad que pidió no ser identificado.

Unas 200 personas resultaron heridas, agregó. "El saldo, por el momento, es de 60 muertos, pero aumentará", estimó, explicando que varias víctimas saltaron al vacío desde el tercer y el cuarto piso del edificio de seis plantas.

Testigos y funcionarios dijeron que un gran camión se estrelló contra el portal metálico del hotel alrededor de las 8:00 de la noche (1400 GMT), cuando los restaurantes del área estaban repletos de comensales.

publicidad

El hotel, uno de los dos más frecuentados por la comunidad internacional en Islamabad, estaba bajo medidas de alta seguridad y los vehículos eran minuciosamente revisados frente a imponentes barreras metálicas antes de poder ingresar. Fue al parecer delante de una de estas barreras que el auto bomba estalló.

Las fuerzas de seguridad iniciaron la evacuación del edificio, pero en el interior del hotel había huéspedes atrapados por el fuego.

Las ambulancias y los bomberos se desplazaron a la zona, y los heridos fueron trasladados a distintos hospitales capitalinos, en los que fue decretada una "emergencia".

Situado en el corazón de la capital, el Marriott ya había sido objeto de ataques en el pasado, por lo que las medidas de seguridad eran muy estrictas y el acceso resultaba complicado.

Este atentado tuvo lugar horas después de que el presidente del país, Asif Alí Zardari, hubiera comparecido por primera vez ante el Parlamento, donde mostró su decisión de acabar con el terrorismo, aunque matizó que "la fuerza sólo es el último recurso".

En la jornada se habían registrado ya otros dos atentados, contra convoyes militares, que dejaron un balance de ocho víctimas en el conflictivo noroeste del país.

El Gobierno de Pakistán ha decretado un estado de alerta máxima en todo el país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad