publicidad

Atentado en Afganistán deja 16 muertos y 30 heridos

Atentado en Afganistán deja 16 muertos y 30 heridos

Un ataque suicida en Afganistán dejó al menos 16 personas mueras y más de 30 heridas en una plaza pública de la provincia de Kunduz.

Desconocido se inmoló

KABUL, Afgansitán - Al menos 16 personas murieron y más de 30 resultaron heridas por un atentado suicida en una plaza pública de la provincia de Kunduz, norte de Afganistán, contra las fuerzas de seguridad afganas desplegadas en el lugar ante un mitin.

¿Algún dia llegará la paz a Afganistán? Comenta en los foros 

El atentado fue perpetrado por un desconocido que -con un chaleco de explosivos bajo sus ropas- se inmoló frente a un grupo de uniformados, provocando la muerte de 10 policías y seis civiles, y heridas a 30 personas, entre ellas varias mujeres y un niño.

El coronel Ghulam Mohammad Farhad, de la Policía de Orden Público, confirmó que el objetivo fueron los policías que habían sido llamados para brindar seguridad ante la convocatoria de un mitin en la plaza de la ciudad, según un reporte de la agencia informativa PAN.

El funcionario responsabilizó al insurgente Talibán del atentado suicida, sin embargo, hasta ahora el grupo no se ha responsabilizado del hecho.

El director local de Salud Pública, Daud Akbari, confirmó la muerte de 16 personas, aunque testigos dieron cuenta de al menos 22 muertos, la mayoría policías, y decenas de heridos.

Algunos heridos de gravedad 

En declaraciones a la prensa, Akbari dijo que los hospitales recibieron 30 heridos, algunos de ellos de gravedad, quienes fueron trasladados a un hospital regional especializado y una clínica de la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras.

publicidad

De acuerdo con el reporte de Pajhwok Afghan News (PAN), el mitin fue organizado para apoyar a un jefe de facción local acusado de haber dado muerte a civiles el domingo.

El ataque se registra a sólo dos días de que un adolescente detonó una carga de explosivos cerca de un cuartel de las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Kabul, capital afgana, provocando la muerte de seis civiles, incluyendo a dos niños.

La insurgencia Talibán se adjudicó la responsabilidad de ese ataque, aunque rechazó que haya sido perpetrado por un adolescente.

El martes pasado, al menos 25 personas murieron y unas 30 resultaron heridas en otro ataque suicida perpetrado durante un funeral en la oriental provincia de Nangarhar, atribuido también al remanente del derrocado régimen Talibán, gobernante en Afganistán de 1996 a 2001.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad