publicidad

Atenas se libra de voraces incendios, pero la emergencia sigue en Grecia

Atenas se libra de voraces incendios, pero la emergencia sigue en Grecia

Los bomberos lograron controlar los incendios que arrasaron miles de hectáreas de bosque en el noreste de Atenas, pero...

Vigilancia extrema

ATENAS - Los bomberos lograron controlar en la noche del lunes al martes los incendios que arrasaron unas 20,000 hectáreas de bosque y tierras agrícolas desde el viernes en el noreste de Atenas, pero los fuegos seguían devastando otras regiones de Grecia.

"La situación ha mejorado mucho, ya no hay ningún foco activo en la región de Atenas", precisó una portavoz de los bomberos a la AFP.

"Los equipos antiincendios se mantienen en el terreno para frenar cualquier reactivación eventual del fuego", añadió.

Una parte de las fuerzas aéreas de lucha contra los incendios llegaron el martes por la mañana a la región del monte Kithaironas, a unos 70 km al oeste de Atenas, y a la isla de Eubea (este), donde los incendios seguían activos aunque no amenazaban ninguna zona habitada, indicó la portavoz.

Más de 500 bomberos y medios aéreos enviados por Francia, Italia, Austria, Chipre y Turquía lucharon contra los incendios en la región de Atenas. Dos avionetas antiincendios enviadas por España también debían llegar el martes y Grecia rehusó una "oferta generosa" de Macedonia, indicaron las autoridades.

Cortina de humo

Mientras disminuían los vientos el lunes por la noche, Yiannis Kappakis, vocero de la Brigada Griega de Bomberos, dijo que no quedaban "frentes activos significativos" del incendio, el cual ha arrojado durante días una cortina de humo sobre la capital.

publicidad

Kappakis señaló que más de 1,000 bomberos y soldados permanecerían de guardia en caso de que el incendio repunte.

"Aún no termina el peligro de que el incendio se propague nuevamente", agregó. Desde el sábado, la conflagración ha arrasado aproximadamente 21,000 hectáreas (51,890 acres) de bosque de pino, olivares, arbustos y cultivos, según el Sistema de Información sobre Incendios Forestales Europeos, perteneciente a la Comisión Europea.

Expertos advirtieron que tomará generaciones reemplazar los bosques perdidos, muchos de los cuales resultaron quemados más allá de la esperanza de que crezcan de nuevo sin necesidad de la intervención humana.

Evalúan los daños

En un primer balance provisional para la región de Ática, el ministerio de Medio Ambiente y de Obras Públicas cifró el lunes en unas 150 las viviendas dañadas. El martes se iniciará el inventario exacto de los daños pero la prensa afirmó el martes que numerosas casas y propiedades han sido totalmente destruidas por las llamas.

Una "pequeña cantidad" de personas tuvo que ser realojada de forma provisional y dos personas resultaron heridas. Un piloto de un Canadair tuvo que ser rescatado en el mar cerca de Nea Makri (este) tras un sufrir un problema con uno de sus flotadores, añadieron las autoridades.

La prensa griega acusó de nuevo el martes al gobierno de incompetencia y de haber cometido "errores fatales" al no haber aprendido las lecciones de los terribles incendios del verano de 2007, en los que murieron 77 personas y que asolaron 250,000 hectáreas.

publicidad

Lista preocupante

El diario To Vima publicó en primera página una lista de diez incendios importantes desde 1981 de los que deberían haber aprendido los responsables griegos.

"No existe coartada para el increíble desastre de la región de Atenas", estimó el diario e indicó que al cuerpo de los bomberos le faltaba unos 3 mil efectivos.

Los alcaldes de la decena de localidades afectadas por el fuego no cesaron de reclamar durante los incendios el apoyo de medios aéreos y numerosos habitantes se quejaron de haber sido abandonados por los bomberos.

Pero un bombero respondió que no podían "hacer milagros". "No hemos vuelto a casa desde el viernes, nuestras familias están preocupadas", añadió en una radio, a la vez que pidió "a la gente que no nos insulte".

Relatos de horror

Miles de personas fueron obligadas a huir de sus casas, y monjas de edad avanzada fueron desalojadas de su convento amenazado de Saint Ephrem, cerca del poblado costero de Nea Makri, llevando las reliquias del santo con ellas.

"Las llamas eran de 30 metros (100 pies)", dijo una de las monjas desalojadas, quien vestía un hábito negro y cubrebocas para protegerse del humo y ceniza.

"Afortunadamente vinieron y nos rescataron", dijo.

Al menos cinco personas fueron atendidas por quemaduras y varias docenas reportaron problemas respiratorios, pero nadie presentó lesiones graves, dijo el Ministerio de Salud.

publicidad

Persiste el temor

Los bomberos, que permanecen desplegados en toda la región, se enfrentan con frecuencia a pequeños focos que se reavivan, pero lo controlan rápidamente, declaró el servicio de bomberos la madrugada del martes.

"Mi marido está en casa y no nos dejan comunicarnos con él", lamentaba una mujer que agitaba una rama de higuera.

La Protección Civil griega recurrió al servicio europeo SAFER de respuesta a las emergencias y a las catástrofes naturales para disponer de imágenes por satélite que le permitan seguir la evolución de la situación sobre el terreno y evaluar el alcance de los daños.

Atizados desde hace tres días por vientos de fuerza 7 en la escala de Beaufort (de 50 a 60 km/h), estos incendios se perfilan como los peores desde los de agosto de 2007.

Numerosos habitantes y responsables locales denunciaron este lunes en los diferentes canales de televisión que la actuación de los equipos de socorro había sido tardía y mal coordinada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad