publicidad
Foto tomada del European Southern Observatory.

Astrónomos testifican el nacimiento de una estrella masiva

Astrónomos testifican el nacimiento de una estrella masiva

Antes era imposible observar con precisión el nacimiento de una estrella; ahora, con el observatorio ALMA, esa posibilidad ya es una realidad.

Foto tomada del European Southern Observatory.
Foto tomada del European Southern Observatory.

ALMA rompe paradigmas

Antes se consideraba prácticamente imposible observar con precisión el surgimiento de una estrella, pero ahora, gracias a la tecnología del observatorio ALMA, esa remota posibilidad se convertirá en realidad.

Opina sobre esta noticia en los Foros de Univision.

Aunque lo que hasta el momento se sabe del nacimiento de un astro se basa de distintas teorías, con ALMA se observará paso por paso el desarrollo del alumbramiento mediante el monitoreo de una nube oscura que dará lugar a la estrella más grande hasta ahora encontrada en la Vía Láctea, según detalla el diario español El Mundo.es.

Existen dos teorías sobre su formación. Una de ellas sugiere que la oscura nube parental se fragmenta, creando varios núcleos pequeños que colapsan por sí mismos y, eventualmente, forman estrellas.

publicidad

La otra teoría, de acuerdo con ABC es más dramática: toda la nube empieza a colapsar hacia el interior, con material que se precipita hacia el centro de la nube formando una o varias bestias estelares masivas.

Las estrellas con gran cantidad de masa, las que son 100 veces más grandes que el Sol, son llamadas por los científicos 'estrellas monstruosas' o 'estrellas masivas'y se forman en una nube oscura y fría, denominada 'útero estelar'.

En el espacio que compone la Vía Láctea ya se han localizado este tipo de nubes, mediante rastreos infrarrojos, pero nunca se habían podido ver con tanta claridad.

Con la tecnología de ALMA a una de esas zonas con nubosidades, situada a 11 mil años luz de distancia, un equipo de investigadores internacionales liderado por Francia y Reino Unido logró divisar hasta el núcleo de una nube oscura, el cual está formado por una masa 500 veces mayor que el Sol, señala el portal web de El Mundo.

Una gestación de cientos de años

ALMA son las siglas en inglés de Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, es una instalación astronómica que cuenta con un telescopio de alta tecnología que se apoya en 66 antenas de gran tamaño. Mediante ondas milimétricas se combina la luz que reciben todas estas antenas, permitiendo obtener imágenes de muy buena calidad, refiere El Mundo.

Pero la estrella aún no ha nacido y aunque su proceso de gestación es relativamente rápido respecto al tiempo en el espacio, se tardará cientos de años en completar su desarrollo.

publicidad

Por esta razón, J. Miguel Mas Hesse, responsable de la Oficina de Proyectos del Centro de Astrobiología (CAB), explica que "aunque nosotros no llegaremos a contemplar la estrella constituida, en pocos años será posible ver cambios significativos en su desarrollo que hasta ahora nunca se habían podido observar, y eso supondrá la comprobación directa de la teoría sobre la formación de una estrella".

"Grandes cantidades de gas se concentran en esta nube que va absorbiendo todos los materiales que caen hacia su núcleo", afirma Mas Hesse. Debido al paulatino aumento de la temperatura, "llega un punto en que comienzan las reacciones nucleares y esto dará lugar a la formación de una estrella que tendrá cuando esté totalmente creada una masa 100 veces mayor que el Sol. Cuando las reacciones nucleares comiencen, la estrella se encenderá y comenzará a expulsar gas que luego irá dispersando paulatinamente", explica el astrónomo a El Mundo.es.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad