publicidad

Astronautas descubren fisuras en el Atlantis

Astronautas descubren fisuras en el Atlantis

Los astronautas del transbordador Atlantis han descubierto una larga serie de fisuras en el fuselaje de la nave.

Cerca del fuselaje

CABO CA'AVERAL, Florida - Los astronautas del transbordador Atlantis han descubierto una larga serie de fisuras en el fuselaje de la nave, como resultado de daños ocurridos durante el lanzamiento el lunes.Los siete astronautas inspeccionaban el transbordador el martes en busca de posibles daños detectados en cuatro escamas externas de un ala del transbordador espacial Atlantis, mientras éste volaba hacia el telescopio espacial Hubble.

El control de misión informó a la tripulación que las fisuras cubren un espacio de 21 pulgadas (53 centímetros) sobre unas cuatro o cinco placas termales del lado derecho del Atlantis. El daño ocurrió donde el ala derecha se une al fuselaje.

"Hay cuatro escamas con algunas abolladuras", indicó el director de vuelo, Tony Ceccaci, a reporteros, luego de que los astronautas de la nave fotografiaron el frágil escudo térmico del transbordador en busca de eventuales daños provocados por fragmentos que se desprenden durante el lanzamiento.

"Parecen muy menores", dijo Ceccaci, pero añadió que los expertos de la Nasa lo analizarán para intentar determinar qué tan grave es el daño.

La misión de control informó que el daño podría deberse al material que salió del tanque de combustible casi dos minutos después del lanzamiento.

Riesgosa misión

El transbordador despegó el lunes en una misión arriesgada de reparación del Telescopio Espacial Hubble. El considerado último viaje de un transbordador al Hubble es especialmente peligroso a causa de toda la basura espacial en la órbita del telescopio.

publicidad

Si el Atlantis sufre una avería grave durante el vuelo, los astronautas no podrán acudir a la estación espacial internacional, donde podrían refugiarse durante semanas mientras aguardan la llegada de un nuevo transbordador.

Quedarían varados en su nave espacial junto al Hubble, donde la NASA calcula que podrían permanecer con vida durante 25 días antes de quedarse sin aire.

En ese caso, el Endeavour y otros cuatro astronautas tendrán que despegar en un vuelo de rescate.

Desde el lanzamiento el lunes, la tripulación del Atlantis ha realizado una inspección de 10 horas de las alas, nariz y panza del transbordador, que tiene previsto llegar hasta el Hubble, a 560 km sobre la Tierra, el miércoles hacia las 16:00 GMT.

Se espera que una vez que los astronautas lleguen al ya viejo observatorio, empiecen el primero de los cinco paseos espaciales para instalar cámaras y equipamiento nuevos, además de reparar algunos aparatos ya descompuestos.

La prioridad ahora, sin embargo, es asegurarse que el Atlantis no haya quedado perjudicado por el lanzamiento. Tras los problemas que sufrió el Columbia durante su lanzamiento en 2003, la NASA estipuló que es obligatorio el examen exhaustivo de las naves espaciales tras el despegue.

Rumbo al Hubble

Los siete astronautas del Atlantis tendrán una peligrosa misión de 11 días para mejorar la capacidad del telescopio espacial Hubble, que durante 19 años ha brindado imágenes únicas del Universo.

publicidad

La nave partió a las 14:01 (hora local) desde el Centro Espacial Kennedy, en el sur de Florida, y si se cumple todo el programa de la misión, que incluye cinco jornadas de caminatas espaciales, retornará allí el viernes 22 de mayo.

Los planes para la reparación de algunos equipos, el mantenimiento de otros, y la instalación de instrumentos aún más poderosos en el Hubble se postergaron durante meses debido a diferentes problemas técnicos.

El Hubble, colocado en órbita en 1990 durante un viaje del transbordador Discovery, ha completado ya más de 97 mil órbitas de la Tierra, y ha transmitido a la humanidad imágenes sin par de profundidades del Universo antes invisibles para los telescopios en tierra.

Esta es la quinta y última vez que un transbordador va al encuentro del Hubble, a más de 600 kilómetros de la Tierra, para reparaciones y mantenimiento.

Pronto Estados Unidos pondrá fin a la era de los transbordadores, que comenzó en 1981, era que le puso de luto en dos ocasiones con la pérdida de dos de estas naves y catorce tripulantes.

Costo millonario

Es, asimismo, una misión que le cuesta a la NASA $1,100 millones. La agencia espacial estadounidense y la Agencia Espacial Europea han gastado $10 mil millones de dólares en el concepto, diseño, construcción y lanzamiento del Hubble.

La misión que hoy emprende el Atlantis la comanda el capitán retirado de la Marina de Guerra de Estados Unidos Scott Altman, quien tiene en su haber ya tres misiones de transbordador, y le acompañan el piloto Gregory Johnson y los especialistas de misión Michael Good, John Grunsfeld, Andrew Feustel, Megan McArthur y Mike Massimino.

publicidad

Una vez que el Atlantis se aproxime al Hubble el miércoles, extenderá su brazo robótico, sujetará al telescopio y lo colocará en la bodega abierta del transbordador.

El jueves Grunsfeld y Feustel saldrán del transbordador y trabajarán durante seis horas en el Hubble, en la primera de cinco "caminatas" programadas para esta misión, que es muy diferente de las que realizan periódicamente los transbordadores atracados en la Estación Espacial Internacional (EEI).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad