publicidad

Amanda Knox dice estar atemorizada por el veredicto

Amanda Knox dice estar atemorizada por el veredicto

"Habiendo sido declarada inocente antes, esperaba algo mejor del sistema de justicia italiano", aseguró.

Amanda Knox condenada a casi 30 años de cárcel por corte italiana Univision

Culpables o inocentes

La estadounidense Amanda Knox, condenada de nuevo por un tribunal de apelaciones italiano por la muerte de la británica Meredith Kercher en 2007 en Perugia (Italia), dijo estar "atemorizada y entristecida" por el veredicto, que consideró "injusto".

"Habiendo sido declarada inocente antes, esperaba algo mejor del sistema de justicia italiano", aseguró Knox en un comunicado.

La joven de 26 años dijo que las evidencias y la teoría del crimen presentadas en la apelación "no justifican un veredicto de culpabilidad más allá de cualquier duda", ya que todo el proceso "ha estado marcado por la falta de pruebas".

"Claramente una condena incorrecta es horrible y mala para el acusado, pero también terriblemente mala para la víctima, su familia y toda la sociedad", asegura Knox, que ataca el proceso seguido por la Fiscalía, desde la recopilación de pruebas, hasta las técnicas de interrogatorios.

Cabe recordar que una corte italiana señaló a Amanda Knox y su exnovio Raffaele Sollecito como los asesinos de la estudiante de Erasmus británica Meredith Kercher en el año 2007.

La corte les condenó respectivamente a 28 años y seis meses y a 25 años de prisión. El nuevo juicio es la consecuencia de la anulación, el año pasado, de su absolución por parte de un tribunal de casación.

publicidad

La última audiencia de este largo proceso, uno de los más mediáticos y controvertidos de la historia judicial italiana, se pospuso en varias ocasiones.

Tras su condena de este jueves es poco probable que sea extraditada desde Estados Unidos.

El tribunal de apelación de Florencia se reunió para deliberar por lo que la sentencia y declaró culpables a Knox y Sollecito, quienes ya habían sido absueltos en un primer proceso en 2012, pero que ahora han debido enfrentarse de nuevo a los tribunales por el recurso que presentó la familia de Kercher.

En la sala se encontraba hoy Raffaele Sollecito, que ha estado presente en todas las audiencias de esta apelación, mientras que Amanda Knox seguirá esta última vista desde su casa en Seattle, en Estados Unidos, donde se trasladó en 2012 tras ser absuelta.

Knox y Sollecito fueron detenidos en noviembre de 2007 y pasaron cuatro años en las cárceles italianas hasta que el 3 de octubre de 2011, el Tribunal de Apelación de Perugia les absolvía por no "existir" y "no haber cometido" los hechos que a ambos se les imputaban.

Caso reabierto

Pero un recurso de la familia de la joven de 21 años asesinada el 2 de noviembre de 2009 mientras se encontraba en Italia cursando el programa de intercambio europeo Erasmus reabrió el proceso.

Además de la sentencia, que puede ser de nuevo recurrida al Tribunal Supremo, uno de los puntos cruciales es si los jueces acogerán la petición del fiscal general, Alessandro Crini, de que en caso de condena se apliquen medidas cautelares a los dos imputados.

publicidad

Entre estas se podría aplicar la prohibición de expatriar o el arresto para Sollecito, e igualmente para Amanda Knox, que ya ha declarado que nunca más volverá a Italia, por lo que se tendría que pedir la extradición a los Estados Unidos.

Hasta hoy, el único condenado en firme por el asesinato de la joven de 21 años es el marfileño Rudy Guede, quien fue condenado a 16 años de cárcel tras elegir un juicio breve.

Posible "juego sexual"

La reconstrucción de los hechos realizada por los fiscales establecía que Kercher no habría querido participar en un "juego sexual" propuesto por los tres acusados, por lo que Guede la violó y Knox la apuñaló mientras Sollecito la sujetaba.

Para la abogada del acusado italiano, Giulia Bongiorno, "son ya muchos años que el imaginario colectivo ve a Amanda y a Raffaele como dos asesinos" y por ello, pidió a los jueces "que tengan el valor de cambiar la impresiones de la gente".

La personalidad de Amanda Knox, las críticas, sobre todo en la prensa estadounidense, por cómo se desarrollaron las investigaciones, la reapertura del proceso, y tantos otros detalles han convertido a este caso en uno de los más mediáticos de la historia italiana.

Cerca 500 periodistas llegados de todo el mundo se han acreditado para seguir todas las fases del proceso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad