publicidad

Alerta en China por aftosa

Alerta en China por aftosa

Brote de fiebre aftosa ha cobrado la visa de al menos 26 niños en China y cerca de 10 mil están infectados con el virus.

El último deceso

PEKIN - El número de niños afectados por el virus intestinal de la fiebre aftosa ascendió a 9,251, mientras el país vive una alerta nacional por esta enfermedad que ha causado la muerte de 26 menores de edad, informó la agencia estatal Xinhua.El lunes se informó de un último fallecimiento en la provincia oriental de Zhejiang, a través de una web de noticias de esa región, donde hasta ahora no se había informado de casos.

Además, por primera vez se habló de enfermos en la municipalidad central china de Chongqing (42), así como de brotes en Pekín (norte, con más de 1,400 casos), Jiangsu (este), Hunan (sur) y Hubei (centro).

La más afectada por el "enterovirus 71" o EV71 sigue siendo la provincia oriental de Anhui.

La mayoría de niños fallecidos son de esa última provincia, aunque tres muertes se reportaron en Cantón, con un niño de dos años muerto en la localidad de Maoming y dos bebés en Foshan.

Cierran las guarderías

Las autoridades provinciales decidieron cerrar las guarderías de Fuyang, la ciudad más afectada, incluso después de las festividades del Primero de Mayo que finalizaron el sábado, para evitar que el virus letal siga propagándose.

Los síntomas de la fiebre aftosa humana, una enfermedad para la que no existe vacuna y que afecta sobre todo a menores de diez años, son ligera fiebre seguida de ampollas y úlceras en la boca y erupciones en manos y pies.

publicidad

La enfermedad puede llegar a ocasionar meningitis, encefalitis, edemas pulmonares y parálisis.

Bajo alerta nacional

El Ministerio de Salud emitió el sábado una alerta nacional para frenar la enfermedad y envió un equipo de 45 médicos a Fuyang, mientras que el gobierno provincial de Anhui elevó a dos el nivel de emergencia sanitaria, lo que permite poner en cuarentena a los pacientes y controlar sus desplazamientos.

Junio y julio son los meses de mayor incidencia del virus, por lo que el ministerio prevé que los casos se incrementen en las próximas semanas.

Pese a la alarma nacional, la Organización Mundial de la Salud ha asegurado que el brote no tiene la misma gravedad que el de Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SRAG) que afectó hace cinco años a China, y que obligó a limitar los viajes a ese país y a cancelar toda clase de actos, incluyendo el Mundial de Fútbol femenino.

"No lo contemplo en absoluto como una amenaza para los Juegos Olímpicos o cualquier otro evento próximo. Es una enfermedad que principalmente ataca a los niños", declaró en rueda de prensa Hang Troedsson, representante para China de la OMS.

De qué se trata

La fiebre aftosa humana o virus o enterovirus (EV71), que en inglés se conoce como hand o foot and mouth disease, cuya abreviatura es HFMD, es una leve dolencia viral, reporta el diccionario público digital Wikipedia.

publicidad

Los principales síntomas de la enfermedad son dolor en la boca y presencia de pequeñas ampollas, llagas o aftas, tanto en la lengua como en el paladar.

Los expertos advierten que el Enterovirus no debe ser confundido con la otra fiebre aftosa o glosopeda, que es una afección del ganado y que probablemente es mucho más conocida por el público.

En Centro Nacional de Enfermedades Infeccionas de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) explica que los enterovirus son pequeños virus compuestos de ácido ribonucléico (ARN) y proteína, y que todas las personas corren peligro.

Los más vulnerables

Agrega que los bebés, niños y adolescentes tienen una mayor probabilidad de infección y enfermedad por este virus, pero que los adultos también pueden infectarse y enfermarse si no tienen inmunidad a un enterovirus específico.

Los enterovirus se encuentran en las secreciones respiratorias (por ejemplo saliva, esputo, o mucosa nasal) de una persona infectada. Otras personas pueden infectarse mediante contacto directo con las secreciones de una persona infectada o mediante el contacto con superficies u objetos contaminados, como un vaso para beber o un teléfono.

Los padres, maestros, y trabajadores de centros de cuidados infantiles (guarderías) pueden contaminarse al cambiarle el pañal a un bebé infectado puesto que los enterovirus se encuentran en las heces.

publicidad

El CDC explica que las personas infectadas que se enferman por lo general tienen síntomas ligeros en el sistema respiratorio alto (o sea un resfriado), una enfermedad parecida a la gripe, dolor muscular, o una enfermedad con sarpullido.

Respecto a medidas de prevención, la CDC advierte que en la actualidad no hay vacuna disponible contra los enterovirus no-poliomielíticos, y que debido a que la mayoría de las personas que se infectan con un enterovirus no se enferman, es difícil prevenir el contagio del virus.

La higiene general y el lavado frecuente de manos probablemente son métodos muy efectivos para reducir la transmisión de estos virus.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad