publicidad
Christian Wulff acaparó las portadas de los diarios.

Alemania tendrá en poco tiempo nuevo presidente

Alemania tendrá en poco tiempo nuevo presidente

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, dijo que "en poco tiempo" se contará con nuevo presidente.

Christian Wulff acaparó las portadas de los diarios.
Christian Wulff acaparó las portadas de los diarios.

Merkel azuza negociaciones en busca de candidato

PANAMÁ - El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, dijo el sábado que, si bien la dimisión de Christian Wulff de la jefatura del Estado alemán es una "situación extraordinaria", "en poco tiempo" se contará con nuevo presidente.

Westerwelle, que llegó la noche del viernes a Panamá para una visita oficial, señaló en una conferencia de prensa junto con el canciller panameño, Roberto Henríquez, que la dimisión de Wulff es un hecho que "hay que respetar" y que igualmente "afecta a la gente en Alemania".

Sin embargo, consideró que las instituciones democráticas en Alemania "han acrisolado su eficacia", por lo que, indicó, ante la "situación extraordinaria" que se presentó con la dimisión, "en un espacio de tiempo muy corto se va contar con un nuevo presidente federal, según lo estipulado en nuestra Constitución".

publicidad

Westerwelle aclaró que en Alemania opera una democracia parlamentaria, no presidencial, con un poder ejecutivo que emana del Gobierno y no del presidente, por lo cual, señaló, "no está afectado por esta dimisión y menos aun hay consecuencias sobre la política exterior".

Un cargo 'prácticamente de índole representativa'

Recalcó que el de presidente federal es un cargo "prácticamente de índole representativa solamente", para enseguida matizar en tono de broma que espera que esto "no se difunda (en Alemania) de tal manera", como lo dijo.

Desde mediados de diciembre pasado, Wulff era objeto de portadas de los diarios alemanes debido a la publicación de presuntos casos de financiación irregular y amiguismo en su entorno político.

En Berlín se informó que la fiscalía de Hannover, detonante de la dimisión al solicitar este miércoles al Bundestag (Parlamento federal) que levante la inmunidad de Wulff, reconocía que sus investigaciones preliminares, basadas en su mayoría en las informaciones de la prensa, habían constatado "indicios concretos y suficientes" para abrir un procedimiento contra el presidente.

Merkel azuza negociaciones para acordar un candidato

En tanto, la canciller alemana, Angela Merkel, azuzó las negociaciones con sus socios de coalición y la oposición para consensuar a la mayor brevedad un candidato a la presidencia del país, tras la dimisión ayer de Christian Wulff por un escándalo de corrupción.

Las conversaciones espolearon las especulaciones en torno a media docena de personas, aunque ninguna de las partes implicadas ha nombrado en público a sus favoritos.

Merkel, dirigente de la Unión Cristianodemócrata (CDU), se reunió por la mañana en la Cancillería con los presidentes de la Unión Cristianosocial (CSU) y el Partido Liberal (FPD), Horst Seehofer y Philipp Rösler, respectivamente, para avanzar en la selección y trazar la hoja de ruta de la elección.

Además, por la tarde mantuvo contactos con el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y Los Verdes, las dos mayores formaciones de la oposición, con las que prevé reunirse mañana para, quizá acto seguido, designar a un aspirante de consenso.

Después de que el viernes Merkel se comprometiese a proponer un "candidato común", el sábado el presidente del grupo parlamentario de la CDU, Volker Kauder, subrayó que la canciller busca una "rápida solución" a la crisis, pese a que disponen de un plazo legal de un mes.

En una rueda de prensa conjunta, el SPD y Los Verdes han recordado que Wulff fue elección personal y partidista de Merkel, y por tanto su error, y han exigido que el próximo candidato no sea miembro del actual gobierno y destaque por su independencia política y su integridad moral.

'El baile de nombres'

En el baile de nombres destaca -según expertos, medios y encuestas- el teólogo y disidente de la extinta República Democrática Alemana (RDA) Joachim Gauck, responsable durante una década del desmantelamiento de la Stasi -la policía política germanooriental- y de la conservación de su archivo.

publicidad

No obstante, sus posibilidades parecen escasas por las reticencias de cierto sector del FPD y por su candidatura a la presidencia hace año y medio, auspiciada por el SPD y Los Verdes, y que la canciller descartó.

Otros nombres que se barajan para el cargo son el del exministro conservador de Medio Ambiente Klaus Töpfer por sus simpatías entre los ecologistas; el del presidente del Bundestag (parlamento federal), el cristianodemócrata Norbert Lammert, y el obispo Wolfgang Huber, expresidente de la Iglesia Evangélica Alemana (EKD).

Los expertos subrayaron que cualquier acuerdo bilateral de la CDU/CSU con el SPD, Los Verdes o el FDP sin el respaldo del resto podría entenderse como un guiño de cara a las elecciones generales de 2013 y a las consiguientes coaliciones.

Inició el procedimiento contra Wulff

Mientras tanto, la fiscalía de Hannover inició oficialmente el procedimiento judicial contra Wulff, ya que "con el fin de su inmunidad" tiene vía libre para actuar, como explicó su portavoz, Hans-Jürgen Lendeckel.

La petición, el jueves, de esta fiscalía al Bundestag de que levantase la inmunidad de Wulff para poder investigarle precipitó ayer su dimisión.

La institución fiscal estudia si se cometió algún delito en las vacaciones en la exclusiva isla de Sylt que pagó en 2007 el empresario David Groenewold a Wulff y su mujer, pese a que el político asegura que abonó posteriormente en metálico su parte.

publicidad

Las vacaciones tuvieron lugar un año después de que el gobierno de la Baja Sajonia, presidido entonces por Wulff, aprobara la concesión de un aval de cuatro millones de euros a una empresa de Groenewold, aunque éste nunca lo hizo efectivo.

La creciente polémica por presuntos casos de amiguismo contra Wulff arrancó en diciembre, cuando el diario "Bild" publicó que en sus tiempos de primer ministro había aceptado un crédito privado de medio millón de euros y con unas condiciones muy ventajosas de empresarios amigos para adquirir una vivienda.

Acto seguido, varios medios difundieron un rosario de nuevas presuntas irregularidades de Wulff, como actos de campaña sufragados por empresarios y regalos a la familia del expresidente, entre los que destacan vacaciones y vehículos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad