publicidad

Alemania podría recibir hasta un millón de refugiados este año

Alemania podría recibir hasta un millón de refugiados este año

El viceministro de Asuntos Exteriores germano rectifica la cifra previa del Gobierno de 800,000 personas desplazadas demandantes de asilo.

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, cifró este lunes que Alemania podría tener que acoger hasta un millón de refugiados en 2015, una cifra superior a los 800,000 calculados hasta ahora.

"Hay muchas señales que muestran que este año no tendremos que admitir a 800,000 refugiados como previó el ministerio del Interior, sino a un millón", declaró Gabriel en el sitio internet del Partido Socialdemócrata alemán, que preside.

LEER: Duro cruce de acusaciones entre Austria y Hungría por crisis de refugiados

La cifra de 800,000 demandantes de asilo para 2015 ya constituía un récord en Europa.

Alemania restableció el domingo de forma "provisional" los controles en sus fronteras tras hacer frente este fin de semana a un nuevo flujo masivo de migrantes.


Alemania restablece los controles fronterizos Univision

En declaraciones al diario alemán Tagesspiegel, Gabriel había criticado el lunes que "la inacción europea en la crisis de refugiados condujo a Alemania al límite de sus capacidades".

El problema "no es primeramente el número de refugiados sino la rapidez con la que llegan", algo que complica la tarea de los Estados regionales y las ciudades para acogerlos, agregó.

Sin embargo, el portavoz de la canciller Angela Merkel clarificó este lunes que decisión de restablecer controles en sus fronteras no significa que Alemania haya cerrado sus puertas a los demandantes de asilo y a los refugiados.

"Los controles provisionales en las fronteras no son lo mismo que cerrar las fronteras, es totalmente distinto. Los refugiados continuarán viniendo a Alemania y esperamos que sea en el marco de un proceso más ordenado", dijo Steffen Seibert en una rueda de prensa.

publicidad

El portavoz aseguró que la medida se justifica por razones de seguridad y para que las autoridades puedan conocer el perfil de cada persona que llega al país.

Tras haber acogido durante semanas a decenas de miles de refugiados, Alemania decidió el domingo restablecer temporalmente los controles en sus fronteras, suspendiendo a sus socios del espacio Schengen de libre circulación en Europa.

Este lunes, los ministros europeos de Interior mantendrán en Bruselas una reunión dedicada a la repartición de migrantes en los países de la UE.

Unas 5,800 personas que huyen de sus hogares han entrado en Hungría en un día, alcanzando de lejos la cifra más alta este año, mientras el país se prepara para aplicar nuevas medidas de inmigración y controles de frontera más estrictos.

La policía húngara detuvo el domingo a 5,809 migrantes, batiendo el récord anterior de 4,330 establecido el sábado.

Otras 3,280 personas habían sido detenidas por cruzar la frontera de manera ilegal para las 8 de la mañana del lunes, indica la policía, elevando el total de 2015 a 195,000 personas.

Las autoridades húngaras esperan que un refuerzo de las patrullas de frontera, una cerca de 13 pies (4 metros) de alto en la frontera con Serbia y nuevas leyes que criminalizan la entrada en Hungría de forma ilegal o cortando la cerca disuadan a los migrantes de entrar en el país en su camino hacia Alemania y otros países más ricos de la UE.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad