publicidad
Alan Henning, la cuarta víctima de ISIS. Fotografía tomada de Twitter.

Alan Henning, la cuarta víctima de ISIS

Alan Henning, la cuarta víctima de ISIS

Lo secuestraron cuando hacía tareas de ayuda humanitaria en Siria. Se ganaba la vida como taxista en Manchester.

Alan Henning, la cuarta víctima de ISIS. Fotografía tomada de Twitter.
Alan Henning, la cuarta víctima de ISIS. Fotografía tomada de Twitter.

Lo llamaban Gadget

publicidad

Lo secuestraron cuando hacía tareas de ayuda humanitaria en la provincia de Idlib, en Siria. Trabajaba como taxista en Manchester, Inglaterra cuando tuvo la inquietud de acercarse a los niños víctimas de la guerra civil. Se trata de Alan Henning, la cuarta víctima del Estado Islámico.

Alan Henning tenía 47 años. Estaba casado y era padre de dos adolescentes. La primera vez que se conoció su rostro fue en el video de la decapitación del británico David Haines. En las imágenes, un hombre enmascarado amenazaba con ejecutarlo, de igual manera en que fue decapitado su compatriota Haines y los dos periodistas estadounidenses, James Foley y Steven Sotloff.

Henning fue secuestrado en diciembre del 2013 cuando viajaba a un campo de refugiados sirios. Le apodaron Gadget porque le gustaban mucho las nuevas tecnologías.

Aunque no era un voluntario profesional, decidió unirse a un grupo de amigos musulmanes que habían fundado una asociación caritativa llamada "Aid4Syria". Un nombre que después se tatuó en uno de sus brazos.

El Estado Islámico revela video de la decapitación David Haines Univision

Según el Daily Telegraph y The Times, Henning fue varias veces a Siria, un país devastado por más de tres años de guerra civil.

Sus cercanos lo describían como "un buen hombre y lleno de compasión". Así habló de él Kasim Jameel, otro taxista de Manchester, que fue entrevistado por The Telegraph.

"Podría contar muchas anécdotas sobre el bien que Alan ha hecho y sobre cómo este hombre no musulmán ayudó a los musulmanes que sufren del conflicto", explicó al momento de ser cuestionado sobre la personalidad de Alan.

Según Jameel, la decisión que cambió el destino de Henning fue cuando eligió participar en un convoy, en vez de pasar las fiestas de Fin de Año con su familia.

publicidad

El 20 de diciembre los vehículos de ese convoy humanitario informal salieron de Reino Unido pero fueron detenidos por un grupo armado en Siria después de haber cruzado la frontera turca.

¿El mismo hombre quien decapitó a Foley también lo hizo a Sotloff? Univision

"Pusieron a todo el mundo en una habitación y empezaron los interrogatorios", dijo otro amigo de Henning al periódico The Times. Este hombre prefirió mantener oculta su identidad .

"Hablaban en inglés porque nadie en el convoy hablaba árabe. Era una mezcla de libios, de argelinos y trataron mal a Alan porque no era musulmán", añadió.

En ese momento a Henning lo separaron del resto del grupo. Lo último que supieron fue que el taxista había sido trasladado a Raqqa, en el norte de Siria, la localidad que los yihadistas de ISIS consideran su capital.

La noticia sobre su desaparición no se hizo público de inmediato. El ministerio británico de Relaciones Exteriores había pedido a la familia que guardara silencio sobre el secuestro para no entorpecer las investigaciones.

publicidad

El secuestro de Alan Henning provocó la molestia de varios grupos de musulmanes. Su argumento era que nunca se le debió permitir a un no musulmán participar en estas tareas de ayuda debido a  los altos riesgos que representaban las misiones.

Sin embargo, nada del pasado de Alan Henning detuvo a ISIS. Su amenaza hacia David Cameron la cumplieron quitándole la vida a este taxista británico.

"Si Cameron persiste en la lucha contra el Estado Islámico, entonces, al igual que tu amo Obama, tendrás la sangre de tu pueblo en tus manos", fueron las palabras del verdugo que apuntaba con un cuchillo al cuello de Henning el día en que lo amenazaron de muerte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad