publicidad
.

Al Qaida reivindica atentado en Arabia logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c...

Al Qaida reivindica atentado en Arabia

Al Qaida reivindica atentado en Arabia

Al menos quince personas muertas son el saldo de varios ataques contra instalaciones petroleras y complejos residenciales

Al menos quince personas, entre ellas varios de los atacantes, pueden haber muerto como resultado de varios ataques contra instalaciones petroleras y complejos residenciales habitados por extranjeros en Jobar, en la costa del Golfo Pérsico, a 400 kilómetros al este de Riad.

Algunas fuentes dijeron que los muertos fueron una decena, aunque aún no hay confirmación oficial del número de víctimas causado por los ataques y aún hay confusión sobre lo que realmente sucedió.

Fuerzas de seguridad saudíes rodearon el complejo residencial donde los atacantes tomaron rehenes y algunas fuentes afirmaron que habían comenzado a asaltar el lugar.

Después de los primeros ataques contra instalaciones petroleras de la ciudad un grupo de atacantes tomaron como rehenes a cerca de una cincuentena de personas en el complejo residencial de El Oasis.

Entre los muertos hay al menos un estadounidense, un británico, dos filipinos, un indio, un pakistaní y un egipcio, este último una niña de diez años. Todos ellos vivían en alguno de los complejos residenciales de los que habitualmente se reservan para los extranjeros que trabajan en Arabia Saudí.

Según otras fuentes, dos guardianes de uno de los cuatro complejos atacados en total pueden haber muerto en los ataques, uno de ellos de nacionalidad saudita y otro egipcio.

Los otros muertos serían casi todos atacantes o miembros de las fuerzas especiales que se han enfrentado entre sí después de que se produjeran los primeros ataques.

publicidad

El príncipe Abdulá, que de hecho gobierna el país por enfermedad del Rey Fahd, dijo en Yeda, según la agencia saudita SPA, que los muertos habían sido diez.

La única versión oficial transmitida hasta por los medios saudíes, que citó a "un responsable del ministerio el Interior", señaló que el ataque se produjo a las 07:30 de la mañana, hora local, cuando cuatro hombres armados "dispararon de forma indiscriminada" contra un complejo residencial y una compañía petrolera adyacente.

La red terrorista internacional Al Qaida ha reivindicado el ataque en un comunicado aparecido en una página en Internet y firmado por la célula de la red en Arabia Saudí.

"Un escuadrón de heroicos 'muyahidin' (combatientes islámicos) por la gracia de Dios atacó compañías estadounidenses especializadas en prospecciones petroleras y el robo de los recursos de los musulmanes", se dice en el comunicado.

En este se expresa la alegría por que los atacantes hayan "matado o herido a un buen número de Cruzados (cristianos), enemigos de Dios", y promete dar más adelante los nombres de los terroristas que perpetraron los ataques.

Los ataques, según testigos, fueron perpetrados por hombres con uniformes paramilitares, que irrumpieron a tiros primero en el Al Khobar Petroleum Center y de allí pasaron a los complejos donde viven y trabajan expertos y técnicos petroleros extranjeros de compañías como Shell, General Electric, Lukoil y Total.

publicidad

Jobar se encuentra a sólo diez kilómetros de Dahrán, uno de los mayores centros petroleros del país, en la costa del Golfo Pérsico y frente a la isla de Bahrein.

Tanto en Jobar como en Dahran viven numerosos extranjeros, la mayoría de ellos occidentales, que trabajan en empresas petroleras o de otra clase y residen en complejos cerrados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad