publicidad
Dos hombres cargan un cadáver en uno de los barrios de Deir Ezzor, que fue tomado por asalto por tanques y vehículos militares que tratan de frenar la revuelta contra el gobierno de Bashar al Asad.

Al menos 25 muertos en Siria tras asalto militar

Al menos 25 muertos en Siria tras asalto militar

Las fuerzas de seguridad sirias mataron a otras 25 personas, mientras el canciller turco Ahmet Davutoglu fue recibido por el presidente Bashar al Asad, quien debía entregarle un mensaje de Ankara pidiendo el cese de la represión.

Dos hombres cargan un cadáver en uno de los barrios de Deir Ezzor, que f...
Dos hombres cargan un cadáver en uno de los barrios de Deir Ezzor, que fue tomado por asalto por tanques y vehículos militares que tratan de frenar la revuelta contra el gobierno de Bashar al Asad.

Crece presión internacional sobre el régimen de Besahr al Asad

DAMASCO - Las fuerzas de seguridad sirias mataron a otras 25 personas este martes, mientras el canciller turco Ahmet Davutoglu fue recibido por el presidente Bashar al Asad, quien debía entregarle un mensaje de Ankara pidiendo el cese de la represión del movimiento de protesta.

"Quince personas, por lo menos, murieron en diferentes barrios de Deir Ezzor tomada por asalto por tanques y vehículos militares", además de otras dos personas muertas en la mañana, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que citan militantes en el lugar.

"Otras cuatro personas murieron, entre ellas un niño de 13 años, en Binnech en la región de Idleb (noroeste) cerca de Turquía, y cuatro en Hama (norte), indicaron en un nuevo balance militantes.

publicidad

El balance total anterior en Siria este martes era de 21 muertos.

Crece la revuelta

Los cadáveres están en las calles. Había tanques en la plaza al-Hurriya, donde grandes manifestaciones se llevaron a cabo", en las últimas semanas, según la misma fuente, que menciona "vastas detenciones", en esta Deir Ezzor (430 km al noreste de Damasco).

"Ruidos de disparos se escucharon en más de una zona y se hicieron disparos contra dos hospitales", afirmó.

El presidente Asad recibió a Davutoglu en presencia de su ministro de Relaciones Exteriores, Walid Muallem, indicó la televisión Dunia, cercana al poder, sin dar más detalles.

Davutoglu debía presentar un mensaje enérgico a las autoridades sirias pidiéndoles el cese inmediato de la represión de las manifestaciones contra el régimen que mató a más de 1.600 civiles desde el 15 de marzo, según Ankara.

Indignación en Turquía

"Se nos ha acabado la paciencia y por eso mando el martes al ministro de Relaciones Exteriores a Siria", declaró el sábado el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.

Turquía "no puede quedarse como espectadora" frente a los acontecimientos que se desarrollan en un país con el que comparte "un frontera de 850 km, vínculos históricos, culturales y familiares", afirmó.

Por su parte, Siria reprochó el domingo a Turquía que no denunciara "los asesinatos salvajes perpetrados por grupos terroristas armados en contra de civiles y militares", añadiendo que las autoridades sirias "siempre rechazaron las tentativas de injerencia en sus asuntos internos".

publicidad

Exigencia de EU

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, pidió el domingo al ministro turco de Relaciones Exteriores que insistiera ante las autoridades sirias para que "envíen a sus soldados de regreso a sus cuarteles".

En su página de Facebook "Syrian Revolution 2011", los activistas llamaron a Davutoglu a "venir a rezar esta noche a la mezquita" del barrio de Midan en Damasco, tras la ruptura del ayuno de Ramadán, "para estar más cerca de las reivindicaciones del pueblo sirio".

El régimen parece estar cada vez más aislado, luego de ser abandonado en los últimos días por tres monarquías del Golfo, incluyendo a Arabia Saudita, y condenado por la más alta institución del islam sunita, Al Azhar.

"Máquina de muerte"

En su primera reacción oficial, el rey saudita Abdalá anunció el domingo que llamó a su embajador para "consultas" y pidió a Siria que detenga "la máquina de muerte (...) antes de que sea demasiado tarde". Le siguieron Kuweit y Bahréin, que decidieron medidas similares.

Desde el inicio del Ramadán, el 1 de agosto, cada noche se celebran manifestaciones en contra del régimen. El lunes, decenas de manifestantes pudieron desfilar en el corazón de Damasco cerca de edificios gubernamentales, indicó un militante de derechos humanos.

publicidad

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, unas 200 personas fueron detenidas el lunes en la localidad de Zamalka, cerca de Damasco, cercada por las fuerzas de seguridad.

"La situación sigue siendo muy peligrosa, el régimen está amenazado por la comunidad internacional: o bien retira a sus tanques de las ciudades y las sentadas siguen hasta que caiga el régimen, o bien será la comunidad internacional la que actuará para derrocar al régimen de Asad al retirarle su legitimidad", comentó un abogado de derechos humanos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad