publicidad
.

Al Asad desafía a los rebeldes sirios y refuerza su alianza con Irán log...

Se recrudece la violencia en Siria.

Al Asad desafía a los rebeldes sirios y refuerza su alianza con Irán

Al Asad desafía a los rebeldes sirios y refuerza su alianza con Irán

El presidente sirio, Bachar al Asad, desafió a los rebeldes que buscan derribar su régimen, y reforzó sus vínculos con su aliado clave, Irán.

Se recrudece la violencia en Siria.
Se recrudece la violencia en Siria.

Ministro desertó

DAMASCO, Siria- El presidente sirio, Bachar al Asad, desafió  a los "terroristas", como denomina a los rebeldes que buscan derribar su régimen, y reforzó sus vínculos con su aliado clave, Irán, con el que forma el denominado "eje de la resistencia" antiimperialista.

¿Lograrán derrotar al presidente de Siria? Comenta en los foros 

Pese a la importante defección sufrida el lunes, con la huida del primer ministro, Riad Hiyab, el régimen sirio continuó este martes los bombardeos sobre los insurgentes y la población civil, al tiempo que su mandatario insistió en que su gobierno tiene la "determinación de limpiar la nación de terroristas".

publicidad

Jornadas de violencia 

Al menos 140 personas murieron en la jornada, según la red de activistas Comités de Coordinación Local, una cifra que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos situó en 130, de los cuales, precisó, 95 fueron civiles y rebeldes y 32 miembros de las fuerzas del régimen.

El presidente sirio se entrevistó este martes con el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Said Jalili, en una reunión de la que la televisión mostró imágenes y que es solo su segunda aparición pública tras el atentado que acabó con su cúpula militar, el pasado 18 de julio.

Al Asad acusó a "países occidentales y sus aliados" de tratar de quebrar el eje de la resistencia, formado por Damasco y Teherán, por lo que aquellos "ponen como objetivo a Siria y apoyan el terrorismo".

"Siria está avanzando en el diálogo nacional y es capaz, gracias a la voluntad de su pueblo, de doblegar los planes extranjeros que tienen como objetivo al eje de la resistencia", dijo, según un comunicado presidencial.

Vínculo con Irán no se romperá 

Las palabras de Al Asad encontraron una perfecta sintonía en la réplica del emisario iraní, cuyo país ha elevado en los últimos días la retórica contra estados que apoyan a los rebeldes sirios, como Estados Unidos, Arabia Saudí, Turquía o Catar.

publicidad

Según el mismo comunicado, Jalili señaló que el conflicto sirio "no es interno" y que Teherán "no permitirá, a ningún nivel, que se rompe el eje del que Siria es la rama principal".

Al Asad se aferra al inquebrantable apoyo del régimen de los ayatolás, ya que Irán tiene en la secta alauí (una rama esotérica del chiísmo), a la que pertenece Al Asad, un aliado clave en el corazón de Oriente Medio.

Por ello, cobra aún más importancia la suerte de los 48 iraníes secuestrados el pasado sábado, que según Irán son peregrinos chiíes mientras que el Ejército Libre Sirio (ELS) los acusa de ser miembros de la Guardia Revolucionaria.

El lunes, el ELS anunció la muerte de tres de ellos en un bombardeo del régimen en los alrededores de Damasco, lo que ha llevado al régimen iraní a movilizarse para conseguir su liberación.

El ministro de Exteriores iraní, Alí Akbar Salehí, viajó esta jornada por sorpresa a Ankara para pedir al Gobierno de Turquía que medie para liberar a los iraníes secuestrados cuando viajaban en un autobús.

Violencia en  Alepo

Mientras, las fuerzas del régimen mantuvieron su ofensiva para tratar de recuperar la ciudad septentrional de Alepo, donde los insurgentes todavía mantienen sus posiciones pese a la llegada de miles de refuerzos del Ejército gubernamental en los últimos días.

publicidad

El jefe del Consejo Militar del ELS en Alepo y uno de los principales líderes rebeldes del país, Abdel Jabar el Akeidi, dijo a Efe a través de internet que el ELS "avanza en todos los frentes, mientras las tropas del régimen han intensificado sus bombardeos aéreos con tanques y artillería, pero no pueden avanzar".

El coronel Akeidi agregó que sus fuerzas atacan los principales centros de la seguridad y de los servicios secretos del régimen en la ciudad para terminar de hacerse con Alepo, en una batalla considerada clave.

Los enfrentamientos más duros siguen librándose en el barrio de Salahedin, donde siguen intentando entrar las tropas gubernamentales pero son repelidos por los rebeldes: "No han podido avanzar ni un solo metro", dijo.

Sin embargo, Akeidi reconoció que sus fuerzas han notado la llegada de refuerzos para las tropas gubernamentales, pero expresó su confianza en que "si Dios quiere, esta batalla acabará pronto".

Por su parte, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, informó a Efe por teléfono desde Londres de que un "grupo desconocido" mató a 16 "civiles suníes, cristianos y alauíes" en la provincia de Homs (centro).

El ataque, del que el régimen ha acusado a los rebeldes sirios, fue perpetrado en un complejo de viviendas destinado a obreros, y ubicado en una localidad rural de la provincia de Homs, explicó la fuente.

publicidad

Abderrahman aseguró desconocer a qué grupo u organización pertenecen los atacantes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad