publicidad
El papa Francisco junto a la Presidenta argentina, Cristina Fernández.

Ahora el Vaticano dice que la carta que le envió a Cristina sí era auténtica

Ahora el Vaticano dice que la carta que le envió a Cristina sí era auténtica

El Vaticano confirmó que el papa Francisco sí le envió una carta a la presidenta Cristina Fernández.

El papa Francisco junto a la Presidenta argentina, Cristina Fernández.
El papa Francisco junto a la Presidenta argentina, Cristina Fernández.

El vocero Federico Lombardi pone fin a la polémica desatada en Buenos Aires por una nota escrita en tono coloquial.

El Vaticano confirmó el viernes que el papa Francisco envió una carta a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, con ocasión de la Fiesta nacional.

El portavoz de la oficina de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, dijo a la agencia española de noticias, EFE, que la carta es auténtica y que está enviada por la Secretaría de Estado vaticana, en nombre del pontífice, y fue mandada a la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires por los canales habituales.

Lombardi sale así al paso de la polémica surgida en la víspera en Argentina sobre la autenticidad de la carta, que lleva un membrete de la Nunciatura y está escrita en un tono coloquial.

publicidad

Leer: Divulgan carta falsa del Papa a Cristina.

Al ser preguntado por el tono coloquial de la misiva, en la que el papa se refiere a la presidenta llamándola sólo por su nombre, Cristina, Lombardi se limitó a asegurar que "la carta es verdadera" y que no hay nada más que declarar.

El portavoz vaticano aseguró que es normal que la Secretaría de Estado del Vaticano envíe las cartas del papa a los países en algunas ocasiones importantes.

Simultáneamente, Francisco se comunicó telefónicamente con el embajador argentino en la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero, para pedirle "de manera oficial" que ratifique al Gobierno de Fernández la autenticidad del mensaje enviado este jueves con motivo de la celebración de la Fiesta Nacional.

Según un comunicado enviado al Ejecutivo argentino por Cafiero desde el Vaticano, Francisco le solicitó "expresamente" que se "comunicara con el Gobierno argentino a fin de ratificar de manera terminante que la carta es auténtica" y reiterase sus saludos al pueblo argentino y a la presidenta.

La nota dice: "Cristina: me es grato hacerte llegar mi saludo y cercanía con motivo de la fiesta nacional, junto con mi más sentida felicitación a todos los argentinos, para quienes pido al Señor, por intercesión de María Santísima de Luján, que encuentren caminos de convivencia pacífica, de diálogo constructivo y mutua colaboración, y crezca así por doquier la solidaridad, la concordia y la justicia", se lee en la carta difundida por el Gobierno argentino.

publicidad

La misiva termina con un "cordialmente" y la firma: "Francisco".

La carta lleva un membrete de la Nunciatura Apostólica en la capital argentina y está fechada en el "Vaticano".

Las dudas

Un día antes, sin embargo, la perplejidad reinó en Argentina. Se dijo que una carta que supuestamente había envió el Papa a la presidenta argentina, Cristina Fernández, no tenía sello oficial, estaba escrita casi en tono coloquial y hasta con errores de ortografía.

Agencias de prensa señalaron que la misiva había dejado “perplejo” al Gobierno cuando un estrecho colaborador del Sumo Pontífice aseguró que la carta, remitida por la Nunciatura, era falsa.

En una saga digna de una comedia italiana, el secretario general de la Presidencia argentina, Oscar Parrilli, y el secretario de Cultos, Ricardo Olivieri, comparecieron ante la prensa en la sede del Ejecutivo para explicar lo inexplicable: que la carta llegó por los canales diplomáticos "normales" y "habituales" pero desconocen si es o no verdadera.

Horas después, monseñor Guillermo Karcher, estrecho colaborador de Francisco en la Santa Sede, dijo a un canal de televisión argentino que la carta era falsa.

Karcher dijo que el Papa no está enojado, pero se pregunta "a quién se le ocurrió una cosa así".

"Fue hecho con muy mala leche. (...) Está mal haber hecho uso del nombre del Papa", sostuvo el colaborador de Francisco.

publicidad

Tras estas declaraciones, en el Gobierno se tomaron un par de horas para averiguar qué pasó. Mientras, la copia de la carta seguía colgada en la página de Prensa de la Presidencia en internet.

Según Olivieri, la misiva fue entregada este miércoles a la Secretaría de Culto, que depende de la Cancillería argentina, por el funcionario que habitualmente entrega correspondencia en nombre del nuncio apostólico en Buenos Aires, monseñor Emil Paul Tscherrig.

La carta venía dentro de un sobre dirigido a Fernández, con una nota adjunta en la que la Nunciatura solicitaba entregar la misiva a la mandataria argentina.

Todas las dudas se disiparon un día después cuando Lombardi confirmó que, efectivamente, la carta sí la había enviado el Papa a la presidenta argentina y que no había nada más que declarar al respecto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad